Una de las tareas más importantes de todo negocio es alcanzar la mayor rentabilidad con el menor gasto posible. Muchas veces esto se logra al reducir costos y optimizar procesos durante la producción; en otras ocasiones, se promueve la rentabilidad añadiendo valor al producto y, por tanto, justificando el alza en el precio de venta.

Cada una de estas estrategias se relaciona con conceptos que seguramente has escuchado: la cadena de suministros y la cadena de valor. Si aún no te resulta clara la diferencia, has llegado al lugar indicado.

<< Calcula los ingresos que obtendrías con cada modelo de fijación de precios  >> 

Hablemos de los puntos en común y las diferencias entre cadenas de suministros y de valor e ilustremos esas diferencias mediante un ejemplo real.

5 diferencias clave entre cadena de valor y cadena de suministros

A pesar de que existen puntos de contacto entre las cadenas de valor y de suministros, es importante tener en cuenta que cada una de ellas tiene sus propios objetivos, elementos constitutivos y usos empresariales. A continuación, te presento las diferencias esenciales entre ambas cadenas.

La cadena de valor busca añadir; la de suministros, optimizar

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cada una de estas cadenas persigue un objetivo diferente. Mientras que la cadena de valor, como su nombre lo indica, aspira a sumar a la tasación de la oferta final, la de suministros tiene como meta la mejora de la cadena productiva.

La cadena de valor logra su cometido añadiendo cualidades que pueden generar una mayor apreciación entre los consumidores. Por ejemplo, mejorando el empaque, ofreciendo un servicio al cliente único o utilizando materias primas de primera calidad, artesanales o certificadas.

Por su parte, la cadena de suministros prioriza la reducción de los costos a partir de la optimización de la producción. Por ejemplo, integrando maquinarias que automaticen procesos, encontrando prestadores de servicios más económicos o simplificando la logística.

La cadena de valor se basa en actividades; la de suministros, en procesos

Toda empresa debe contar con un esquema general y los pasos necesarios para producir una mercancía, publicitarla y llevarla al consumidor final. Aun así, no es lo mismo centrarse en procesos que centrarse en actividades.

La cadena de valor parte de la necesidad por cuestionar cómo las actividades de la empresa aportan valor a la oferta final en torno a problemas específicos: ventas y marketing, finanzas, operatividad, etc. El objetivo es buscar planes generales que mejoren los productos y servicios.

La cadena de suministros, por su parte, pone el acento en los procesos concretos. Al final del día, cada etapa de la producción implica costos: materiales, gastos operativos, pago de luz, agua y combustibles. Esas actividades concretas son el objeto de interés de los responsables de esta última.

La cadena de valor se centra en las conexiones; la de suministros, en actores independientes

De la mano con el punto anterior, también podemos decir que el enfoque de trabajo para analizar cada una de estas cadenas es diferente. En un caso, es necesario pensar al proceso como un todo; mientras que en otro se prioriza la división de responsabilidades.

En el caso de la cadena de valor, lo más importante es pensar cómo cada etapa de producción y despliegue de las ofertas aporta a la tasación y precio final del producto. Esto implica entender las contribuciones de las actividades en la valuación de la oferta para sumarlas y estimar el precio final.

Por su parte, la cadena de suministros busca mejorar cada proceso en particular. Los responsables de optimizar los procesos deberán conocer cada uno con detalle para encontrar sus áreas de mejora. Podríamos decir que, aunque se hable de una cadena, el abordaje se da en cada eslabón para perfeccionarlo y después enlazar los procesos.

La cadena de valor se centra en el cliente; la de suministros, en la empresa

Otro aspecto a tomar en cuenta, es en dónde debes centrar tu atención a la hora de evaluar y mejorar tus cadenas de valor y de suministros. Al final del día, cada una de ellas buscará hacer rentables las operaciones comerciales de una empresa, aunque con énfasis en diferentes agentes.

La cadena de valor siempre debe comprometerse con ofrecer la mejor experiencia posible para el cliente invirtiendo la mayor cantidad factible de recursos y esfuerzo en la creación de ofertas de calidad. Todas las actividades empresariales deberán pensarse en cómo contribuyen a agregar valor a la oferta.

La cadena de suministros, en contraposición, se construye con procesos que buscan beneficiar a las finanzas y actividades internas de la empresa. Podría decirse que esto equilibra a la cadena de valor. Por supuesto, todos quisiéramos invertir grandes cantidades de dinero en la maquinaria más moderna, en materias de alta calidad y en servicios premium. La cadena de suministros busca equiparar ambas cosas para hacer crecer el margen de utilidades. 

La cadena de valor es determinada por la demanda; la de suministros, por la oferta

Por último, y de forma complementaria al factor anterior, podemos traer a colación las determinantes de cada una de las cadenas que nos interesan. Estas son la oferta y la demanda. Así como en el mercado estos elementos se complementan, veremos que la cadena de valor y de suministros también lo hacen.

La cadena de valor es productor de la demanda por parte de los consumidores. Si, por ejemplo, el público exige productos hechos con ingredientes orgánicos, las empresas deben integrarlos como parte del valor agregado del producto. Así, la oferta se hace más competitiva.

La cadena de suministros se guía más bien por la oferta empresarial. Uno de los aspectos que determina esto es la capacidad productiva y los recursos que limitan la generación de los productos o servicios finales. Si bien es cierto que todos queremos lanzar al mercado el mejor producto, muchas veces esto es imposible debido a las posibilidades de nuestra cadena.

Ejemplo de cadena de valor y de cadena de suministros

Con todos los aspectos que te he compartido hasta ahora, es momento de examinar ambas cadenas en un caso real. En esta ocasión, he elegido a la empresa chilena de tecnología alimentaria NotCo.

Esta empresa fue fundada en el año 2015, en Chile, como respuesta a uno de los problemas más grandes de la industria alimentaria: la escasez de productos saludables para el mercado y la falta de sustentabilidad en la producción de productos de consumo.

Ejemplo de cadena de suministro de NotCo

Como seguramente sabes, la cadena de suministros se compone de tres elementos básicos: el suministro, la fabricación y la distribución. En el caso de NotCo, la empresa se ha tomado muy en serio optimizar sus procesos hasta el punto de la automatización. Veamos cómo:

  • Suministro: uno de los principios básicos de la compañía es utilizar únicamente ingredientes de origen vegetal, sustituyendo la carne y lácteos con suministros que no tienen un origen animal. Esto reduce costos en tanto aprovecha los recursos de la agricultura, que son más baratos de producir, recolectar y procesar.
  • Fabricación: en el plano de la fabricación, NotCo ha llegado a un punto de optimización alto. Esto se debe a su innovación tecnológica que ha consistido en la creación de su propia inteligencia artificial que es capaz de crear fórmulas adecuadas para la nutrición humana sin sacrificar el sabor, la consistencia o la experiencia de consumo. Esta tecnología, conocida como Giuseppe, es en realidad el producto estelar de la empresa, y ha sido un excelente recurso para disminuir los gastos de investigación, prueba y producción de las mercancías.
  • Distribución: la cadena de suministros de NotCo estuvo basada en Chile con un bajo nivel de exportación durante sus primeros años. Solo una vez que hubo un crecimiento financiero, la empresa comenzó a exportar a Brasil y Argentina hasta que, dominado el mercado sudamericano, se expandió a Norteamérica. Esto ha permitido la exportación en gran volumen para el continente en lugar de envíos discretos a consumidores únicos, que implicarían un costo logístico más alto.

Ejemplo de cadena de valor de NotCo

Como bien sabes, las cadenas de valor, al ser el producto de la interacción entre una amplia red de agentes y actividades, son más compleja que la de suministros. En inicio, podemos dividir las actividades entre primarias y aquellas que sirven de soporte. Revisemos cada una de ellas.

Las actividades de soporte contemplan todos los elementos transversales que permiten que una empresa opere de modo regular. En el caso de NotCo, podemos hablar de los siguientes factores:

  • Infraestructura: hablamos de sus oficinas y espacios de producción. En su caso se distribuyen a lo largo de todo el continente con puntos de distribución en México, Brasil y Argentina, así como en Chile.
  • Recursos Humanos: NotCo no escatima recursos a la hora de contratar personal. Por ejemplo, cuenta con desarrolladores de software altamente especializados que aseguran que el producto será de alta calidad.
  • Tecnologías: la principal tecnología de NotCo es Giuseppe; aun así, la compañía también cuenta con plantas de producción de vanguardia y se mantiene vigente en el uso de tecnologías inteligentes. 
  • Compras: por último, las compras son actividades de soporte que aportan valor a la empresa. En este caso se trata de la adquisición de materias primas de alto valor, obtenidas de los productores y con altos estándares de calidad.

Las actividades primarias son aquellas que inciden directamente en la ejecución de todas las etapas logísticas, operativas y productivas de las empresas. Podemos resumirlas de este modo en el caso de la compañía en examen:

  • Logística de entrada: de la mano con los anteriores puntos, la logística de entrada aporta valor en tanto la empresa adquiere las materias primas necesarias y asegura un manejo libre de contaminantes de los bienes.
  • Operaciones: en el plano operativo, ofrece un valor agregado en tanto cuenta con tecnologías de vanguardia. Esto es algo que los clientes aprecian en medio de la emergencia de la inteligencia artificial, dando una imagen innovadora de la empresa.
  • Logística de salida: así como para el manejo de las mercancías, ha invertido en métodos para asegurarse de que los productos llegarán a los usuarios en perfecto estado. Los sistemas de refrigeración, almacenamiento y distribución facilitan una experiencia idéntica de cada consumo, lo que se aprecia por parte del cliente.
  • Marketing y ventas: NotCo cuenta con una imagen de marca única y fresca. Esto es algo que le ha permitido posicionarse entre la gente joven, al hacer visible su experiencia y la valoración de la empresa por medio del diseño.
  • Servicio: por último, podemos hablar del papel que el servicio al cliente tiene en el valor de la oferta. Si bien NotCo no destaca por invertir demasiado esfuerzo en atención al cliente, sí ofrece un buen servicio así como canales de comunicación adecuados. De esta manera, satisfacen las necesidades de consumo y servicio.

Como puedes ver, las cadenas de valor y de suministros generalmente van de la mano. Ambas se complementan para hacer que la oferta y la demanda trabajen juntas para reducir costos sin sacrificar la calidad y aumentar el margen de ganancias sin perder dinero.

Ahora que conoces la diferencia, estás listo para optimizar ambas cadenas y llegar al éxito empresarial rápidamente. Revisa cómo hacer una cadena de valor a continuación.

Cómo establecer los precios de venta de mi negocio
 Calculadora precios ventas

Publicado originalmente el 07 de diciembre de 2023, actualizado el 07 de diciembre de 2023

Topics:

Cadena de valor