La mayoría de las grandes compañías como Amazon, Google y Microsoft cuentan con sus propios centros de datos en donde almacenan, operan y cuidan rigurosamente la información interna y externa de sus corporaciones.

Sin embargo, un data center no es exclusivo de las grandes empresas, pues muchos negocios medianos que cuentan con una alta gestión de datos requieren de uno para tener más seguridad y una mayor capacidad de alojamiento. 

<< [Comienza gratis] Genera nuevos leads con formularios web gratuitos >>

Pero, ¿qué realmente es un data center? En este artículo te contaremos lo esencial para que conozcas un poco más acerca de estos sistemas físicos. 

Suelen utilizarse en grandes compañías que tienen el manejo de mucha información, la cual, en su mayoría, requiere de gran cuidado por su nivel de sensibilidad y confidencialidad. Un ejemplo de esto pueden ser los bancos, quienes hacen uso de un CPD para salvaguardar la información de sus clientes y la propia. 

5 elementos de un data center 

Los centros de datos pueden variar en tamaños y número de instalaciones. Sin embargo, cada uno se compone por los elementos siguientes que constituyen su estructura y funcionamiento.

1. Computación 

Es proporcionada (en su mayoría) por servidores de alta gama y se compone por la memoria y la potencia, que es justamente lo que propicia la ejecución de las aplicaciones del CPD. 

2. Seguridad 

La seguridad es un elemento fundamental en un data center, ya que su principal objetivo es garantizar que la información de una empresa no tenga fugas o sufra ante diferentes situaciones como robos de información, accesos no autorizados, desastres naturales, incendios, entre otras. 

3. Almacenamiento 

Toda la información y los datos de una empresa se almacenan dentro del CPD en diferentes soportes. Estos pueden ser cintas, unidades de estado sólido o múltiples copias de seguridad. 

Muchas grandes empresas optan por un procesado de datos en la nube para la recuperación de desastres y copias de seguridad. Y aunque la nube puede ser la fuente principal de almacenamiento, los gastos de transportar datos totalmente en esta modalidad suelen ser menos rentables que un almacenamiento local. 

4. Redes 

Este elemento se refiere a las interconexiones entre los componentes del data center y el entorno exterior en el que se encuentra. Esto incluye enrutadores, conmutadores, controladores de entrega de aplicaciones, entre otros más. 

Guía Gratis

Construyendo un ecosistema digital con datos de calidad

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

5. Software de análisis

Un software de análisis es un elemento que proporciona seguridad de los datos y facilidad de uso. Una de las funciones más populares es el análisis predictivo, el cual cumple el objetivo de analizar los datos actuales de una empresa para hacer predicciones inteligentes para el futuro. 

Ahora que conoces los elementos básicos de un CPD, te contamos más sobre su función y los beneficios que tiene contar con uno dentro de una compañía. 

¿Para qué sirve un data center? 

En esta era en la que el uso de los datos es esencial para la gestión y manejo de toda empresa, es fundamental contar con instalaciones que garanticen seguridad informática y de TI. 

Tan solo en España, el mercado de ciberseguridad tiene previsto crecer en un 8,1 % debido al aumento de los ataques informáticos. Cada día se producen más de 350.000 ataques de malware en el mundo y una empresa también puede sufrir de pérdida de datos por diferentes razones, lo cual conlleva a daños en sus operaciones y hasta altas pérdidas financieras. 

Por estos y más motivos es que instalaciones como los centros de datos se han convertido en un elemento trascendental para las empresas de cualquier tamaño.

Y, ¿por qué se requiere de tanta seguridad? Las empresas usan los data centers para almacenar toda su información de valor, lo que incluye las aplicaciones de software, fórmulas, diseños, prototipos, información interna sensible y datos de los clientes. 

1. Tier 1 o infraestructura básica

Este tipo de data center está clasificado como de primer nivel, lo que significa que cuenta con protección limitada contra eventos físicos. Sin embargo, tiene un 99,67 % de servicio de continuidad para las empresas. Es un componente de una sola capacidad y en algunas ocasiones su servicio puede interrumpirse sin previo aviso afectando el flujo de datos y los procesos de negocio. 

2. Tier 2 o infraestructura de capacidad redundante

Su nivel de continuidad es de 99,74 % y ofrece una mejor protección contra eventos físicos. La capacidad redundante se refiere a su sistema de suelos elevados y generadores auxiliares. Al igual que el data center de tipo Tier 1, puede presentar interrupciones en su servicio. 

3. Tier 3 o infraestructura simultánea 

Este tipo de instalaciones tienen un mayor nivel de seguridad y solo presentan interrupciones a la hora de dar mantenimiento; además está protegido ante cualquier eventualidad física. Cuenta con componentes de capacidad redundante, distribución independiente de múltiples rutas y un sistema de refrigeración más avanzado. 

4. Tier 4 o infraestructura tolerante a fallas 

Este tipo de data center es el más alto en cuanto al nivel de tolerancia a fallas y ofrece una continuidad del 99,99 %. Lo mejor de todo es que solo interrumpen su servicio una vez al año durante escasos 26 minutos (el margen más bajo). 

Entre sus características principales se encuentran los componentes de capacidad redundante y la distribución independiente con múltiples rutas. Además su sistema de refrigeración es de alto nivel y tiene redes de fibra complementaria. 

Además de este tipo de clasificación, los CPD también pueden categorizarse de la siguiente manera: 

5. Data Center empresarial 

Su construcción y función de ser es únicamente para cumplir las necesidades de almacenamiento y seguridad de una empresa. Normalmente, las instalaciones se encuentran en un área exclusiva dentro de la misma corporación. Su operación, mantenimiento y vigilancia es realizado por especialistas internos. 

6. Data center de colocación

Puede decirse que este tipo de CPD es bajo renta. El proveedor del sistema solo se encarga de facilitar las instalaciones, mientras que es la misma empresa la que se encarga de la administración de los diferentes componentes. 

7. Data center de servicios administrados

A diferencian del data center de colocación, en este tipo, la empresa alquila completamente el servicio de CPD. Un proveedor externo coloca los sistemas, pero también se encarga de toda la operación. 

8. Data center en la nube

Este tipo de CPD es completamente diferente a todos los expuestos previamente, ya que no cuenta con una infraestructura ni alojamiento físico. Todos los datos y aplicaciones están resguardados en la nube que regularmente es facilitada por los servicios de un proveedor externo.

4 áreas de seguridad básica para tu data center 

Un CPD requiere de diferentes capas de seguridad que protejan la infraestructura de amenazas externas o intrusiones. Y aunque la zona de alojamiento de un data center debe contar con videovigilancia y un control de acceso y seguridad perimetral, también es vital garantizar las cuatro áreas de seguridad primordiales siguientes.

1. Seguridad perimetral 

Esta capa o área de protección tiene tres objetivos esenciales: detener, detectar y demorar. Este tipo de seguridad puede ir desde barreras físicas como bardas o cercas o tácticas internas más sofisticadas para evitar ciberataques, por ejemplo, un ataque de denegación de servicio (DDoS). Esta primera área contiene todo lo necesario para salvaguardar el CPD.

2. Seguridad en instalaciones 

A diferencia de la seguridad perimetral, la seguridad en instalaciones se refiere a toda aquella protección más cercana a los data centers. Esto se da mediante la restricción del acceso a la zona de alojamiento para evitar que alguien pueda causar algún daño accidental o intencional. 

Las instalaciones requieren de sistemas de identificación y métodos de verificación para que ninguna persona ajena al control y mantenimiento del CPD pueda tener acceso.

3. Seguridad en sala de ordenadores

Esta área de seguridad se encarga de restringir el acceso al centro de datos por medio de múltiples métodos de verificación y monitoreo de accesos no autorizados. De igual forma, esta capa asegura la redundancia energética y la de comunicación. 

La seguridad en sala de ordenadores puede ir desde lo más simple que es el uso de contraseñas hasta gran tecnología como la autenticación biométrica

4. Seguridad de racks 

Esta es la última área o capa de seguridad que busca minimizar las amenazas internas que pueden causar alguna fuga de información por parte de alguien interno de la empresa. Tan solo en 2020, hubo muchos ataques a empresas que pusieron en riesgo la confidencialidad de sus datos. Por ejemplo, la compañía Garmin sufrió un ataque en donde los asaltantes pidieron 10.000.000 USD de «rescate» por liberar el cifrado de su operación. 

Por lo tanto, la seguridad de racks no debe pasarse por alto, pues cualquier incidente por errores o de causa intencional significa grandes pérdidas financieras. 

Para asegurar la protección de esta área se recomiendan sistemas de bloqueo electrónico, biométricos y videovigilancia. 

3 consejos para implementar un centro de datos empresarial 

Como has podido comprobar, contar con un data center garantiza que los datos de tu empresa estarán siempre protegidos. Sin embargo, lo mejor es que, antes de hacer cualquier tipo de instalación, consideres cuál es tu mejor opción: un CPD interno o externo (facilitado por un proveedor). Mientras tanto, te brindamos algunos consejos. 

1. Considera que la ubicación lo es todo 

Para que un CPD funcione correctamente y su seguridad no se vea amenazada debe estar ubicado en un área especial dentro de una empresa. Su localización debe cumplir con requisitos tanto técnicos como geográficos que sirvan para que esta red de sistemas pueda expandirse en el futuro.

Por ejemplo, Amazon cuenta con tres data centers en España, ya que su ubicación geográfica reduce la latencia y ofrece la posibilidad de almacenar datos muy sensibles. 

Además de esto, un CPD debe estar completamente fuera de zonas con riesgo de inundaciones o donde los sismos sean muy recurrentes. También debe contar con acceso a energía eléctrica y conectividad a internet de alta calidad. 

2. Busca tener una optimización de control ambiental 

Un data center también requiere de algunas optimizaciones en el espacio en que estará instalado, ya que tiene rangos específicos de temperatura y humedad. Un nivel de humedad relativa ambiente del 45 % al 50 % es el más adecuado para garantizar su funcionamiento. Esto, debido a las siguientes razones: 

  • Ayuda a proteger los sistemas informáticos frente a problemas de corrosión.
  • Ofrece un margen temporal de funcionamiento mayor en caso de algún fallo en el sistema de control.

Las descargas electroestáticas puede ser muy comunes en zonas con humedad relativa debajo del 35 %; además, resultan más difíciles de eliminar y los problemas y consecuencias pueden ser algo graves. 

En cuanto a la temperatura adecuada para un CPD, esta debe tener un intervalo entre 21º y 23º C. De esta manera su funcionamiento es óptimo y facilita que los niveles de humedad se mantengan seguros. 

3. Piensa en contar con un control de mantenimiento eficaz 

El mantenimiento de un CPD ayuda a eliminar las interrupciones en su servicio, garantiza su buen funcionamiento, evita caídas y las pérdidas económicas que estos fallos pueden llegar a representar. Por eso para implementar un centro de datos empresarial requieres de una buena estrategia de mantenimiento que cumpla con lo siguiente: 

  • Mínima de fallos: el objetivo primordial del mantenimiento es coordinar, supervisar y garantizar el funcionamiento del CPD. Esto, a través del control de climatización, refrigeración, electricidad, infraestructura de comunicaciones, seguridad y control de accesos y sostenibilidad. 
  • Regulación y calidad: las operaciones de mantenimiento de un data center empresarial requiere de regulaciones y normativas que aseguren los más altos estándares de calidad. Estos pueden ir desde reglamentos de seguridad de climatización hasta extinción de incendios. 
  • Personal calificado: no cualquiera puede realizar un servicio de mantenimiento a un data center. Este personal debe estar calificado con certificaciones de capacitación y formado por las últimas tendencias en CPD. 

Un CPD garantiza y protege el almacenamiento de los datos de tu empresa; además, asegura su funcionamiento y aprovechamiento.

Es vital que consideres implementar un CPD, pero también que puedas identificar cuál es el tipo de centro de datos más óptimo para tu tipo de compañía y que verifiques que cuentas con la infraestructura y recursos necesarios para ubicarlo y darle el mantenimiento adecuado. 

New Call-to-action

 GET HERE

Publicado originalmente el 18 de agosto de 2021, actualizado el 20 de enero de 2023

Topics:

Análisis de datos