¿Cuántas veces has hecho una búsqueda en Google en la que aparecen decenas de resultados con títulos interminables y metadescripciones descuidadas que parecen escritas por un robot?

Guía Gratis

Cómo usar SEO para aumentar el tráfico web en 30 días

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

La metadescripción es una estrategia en la SERP (página de resultados del motor de búsqueda) para atraer hacia tu sitio a las personas que están haciendo una búsqueda. No darles la atención que merecen resultará en oportunidades perdidas.

Las palabras que coincidan con los términos de la búsqueda aparecerán en negritas en la descripción.

Es decir, las metadescripciones aumentan el tráfico orgánico y atraen más ojos a tus páginas web.

Existen decenas de estudios que explican la distribución de clics según la posición en la página de resultados. De hecho, más del 50 % de clics ocurre en los 3 primeros lugares. Obviamente el primer lugar es el que más recibe clics y la cantidad va descendiendo a medida que bajamos de posición en la página.

Todos sabemos lo difícil que es aparecer en esos primeros puestos, pero el uso de metadescripciones interesantes y eficaces te ayudarán a destacar y atraer a esa audiencia, aunque no aparezcas en puestos tan altos en la página de resultados.

Características de una metadescripción

Ejemplo de una metadescripción en los resultados de un motor de búsqueda

1. Son breves

Una o dos frases sumarias del contenido de tu página web deberían ser suficientes para informar a tus lectores sobre qué pueden encontrar al hacer clic en tu enlace. Por ejemplo, aquí está descripción de un informe de marketing conversacional:

Ejemplo de una metadescripción en la portada de un informe de marketing conversacional

2. Son descriptivas

Como su nombre lo dice, las metadescripciones describen de forma puntal lo que se encontrará en el informe, quién presenta la información y por qué su contenido es útil para los lectores. Si un usuario escribiera en su búsqueda términos como «marketing y chatbots», seguramente en los resultados aparecería la metadescripción de arriba .

3. Utilizan keywords

La tercera regla de cualquier metadescripción es que incluye palabras clave o keywords que son relevantes para las búsquedas. Gracias a ellas es más probable que una página aparezca en las primeras listas de resultados, por lo que conviene que verifiques que tu contenido tenga esas keywords.

4. Son creativas

Después de todo, tienes libertad para expresarte o ser creativo en tus metadescripciones. Aprovéchalo cuando redactes una. Si el contenido que presentarás puede considerarse un poco serio o sin chispa, la forma de involucrar a los usuarios es hacer una metadescripción irresistible, que muestre personalidad, dinamismo y humor.

<< Cómo usar SEO para aumentar el tráfico web en 30 días [Guía gratis] >> 

¿Quieres saber cómo lograrlo?

8 claves para una metadescripción que funcione

1. Responde la pregunta

Es probable que la gente que está en Google busque la respuesta a una pregunta. Intenta adelantarte y piensa qué buscarán o cómo tu contenido puede ayudarles. Usa tu metadescripción para contestar esa pregunta con una solución o beneficio.

Por ejemplo, tu página web les explica tus lectores cómo elaborar citas en formato APA y tiene un generador automático. La pregunta con más probabilidades de ser googleada por la audiencia sería «¿Qué son las normas APA y cómo usarlas?». Tu metadescripción, entonces, debería decirles a los lectores qué son las normas y cómo escribirlas. Por ejemplo: «Las Normas APA son estándares de organización y presentación de información bibliográfica. Aprende a usarlas con nuestra Guía completa que incluye un generador automático»

Esta metadescripción responde la pregunta y da un poco de detalles acerca del resto de los contenidos de la publicación.

2. Usa lenguaje que llame a la acción

Las personas que están haciendo búsquedas suelen tener una necesidad por cubrir, un problema que resolver o una pregunta. Asegúrate de que tu descripción resuelva el problema, explícale al usuario exactamente qué encontrará cuando haga clic a tu enlace. Este tipo de copy debe ser breve y útil. Usa palabras como «Aprende», «Descubre», usa frases con números como «4 recomendaciones para...» o adverbios «Cómo».

3. Menciona una solución para el reto

Da una solución al reto que tus lectores desean resolver. Por ejemplo, si escribes una publicación de blog sobre una lista de software de CRM, menciona cuántos elementos están en el artículo y por qué es valioso para los usuarios. Algo como esto: «Descubre las 15 mejores opciones de software de CRM para tu pequeño negocio y aprende por qué son geniales para la simplicidad, retención de clientes y organización».

4. Curiosidad

Usa tu metadescripción para despertar la curiosidad del lector. Ofrécele suficiente información para abrir su apetito y que quiera visitar tu página para obtener más información: «¿Quieres conocer cuál es la mejor vacuna para el covid, según la ciencia?»

5. Mantén la descripción concisa 

El texto de tu página es el lugar donde informas o educas a tu audiencia, así que la metadescripción no tiene que ser extensa. Da un sumario rápido de la página o menciona el punto que llamará la atención de los lectores. Aunque Google no especifica la cantidad de caracteres para las metadescripciones, sí recomienda que sean lo más breve posible, sobre todo porque deben adaptarse al ancho de las diferentes pantallas de los dispositivos disponibles (computadoras de escritorio, teléfonos inteligentes, tabletas, etc.). Nosotros te sugerimos que sean menores a 160 caracteres. Una buena forma de comprobar la longitud de una metadescripción es bocetar un tuit. Twitter tiene un límite de 280 caracteres y marca cuando te pasas de dicha cantidad; pero recuerda que tu ideal es la mitad.

escribir una metadescripción: conteo de caracteres

Fuente

6. No engañes al lector

Si tu metadescripción engaña al lector ofreciéndole contenido diferente o poco relevante al que realmente se presenta en la página a la que estás intentando dirigirlo, estarás ofreciendo una mala experiencia de usuario. Esto no solo afecta a la percepción de tu marca, también da señales a Google de que tu contenido no es de calidad.

7. No abuses de las keywords

Aunque tu metadescripción debe tener keywords, también debe leerse de forma natural. Si abusas de las palabras clave para obtener un lugar mejor en los resultados, es posible que tus lectores no entiendan tu metadescripción.

Por ejemplo, tu página web ofrece materiales para entrevistas, y las palabras claves principales son «entrevista exitosa», «consejos para entrevistas geniales» y «preparación para entrevista de trabajo». Podrías escribir una metadescripción que diga algo como «Consejos para entrevista exitosa y genial para preparar entrevista de trabajo». Aunque esa metadescripción usa palabras clave, su lectura es un poco torpe y es difícil sentirse atraído, ¿cierto?

Quizá es mejor elegir una más fluida: «Consejos para prepararte para una entrevista de trabajo perfecta+ kit descargable». Esta descripción sigue utilizando keywords, pero tiene sentido para los lectores y les da la información que necesitan sobre cómo la oferta de la página les ayudará.

8. Sé interesante y único para tus lectores 

Si es posible, haz tus metadescripciones divertidas e interesantes a la lectura. Algo que llame la atención evitará que un lector siga navegando a través de un SERP. Esto es muy útil, especialmente si el contenido de tu página web es interesante y único.

Empata el tono del contenido con tu metadescripción. Imagina que el contenido es una publicación de blog acerca de memes divertidos de trabajo. Tu descripción podría ser bastante directa y cumpliría con todo lo que debería ser, como «Estos 20 memes de trabajo son divertidos, oportunos y dignos de compartir». Una descripción así cubre todas las claves, pero deja la personalidad de lado. La publicación suena a algo por lo que no vale la pena detenerse.

En lugar de eso, intenta este acercamiento más atractivo: «Anima tu jornada laboral con estos divertidos memes con los que cualquier profesional puede identificarse. ¿Alguien dijo “videos de gatitos”?» Esta descripción sí vende el contenido, les dice a tus lectores lo que pueden esperar de él y sigue siendo interesante en solo dos frases.

¿Y si no escribes una metadescripción qué pasa?

Si no incluyes una metadescripción, Google mostrará un extracto de texto del primer párrafo de tu página. Si hay una palabra de búsqueda ahí, se pondrá en negrita. Aunque no es necesariamente algo malo, no incluir una metadescripción significa perder la oportunidad de personalizar el mensaje que entregas a los buscadores.

3 mandamientos para no olvidar

  • Busca la autenticidad: el buscador promedio ya sabe cómo es una metadescripción genérica cuando la ve en las SERP (¡aunque no sepa qué es una metadescripción!). Usa palabras descriptivas (no palabras innecesarias o de «relleno«) y haz tu mejor esfuerzo para conectarte con tu público objetivo.
  • Sé específico: la primera clave para una excelente metadescripción es plantearte una pregunta o un problema y ofrecer una forma de resolverlo. La pregunta debe ser clara y no ambigua.
  • Dale prioridad a la relevancia: ten a tu público siempre en mente. Al entender sus necesidades, su comportamiento y sus problemas sabrás cómo ayudarles a resolverlos.

Finalmente, piensa en tus descripciones como un pitch para tu página web. Comunica por qué la página será útil para los lectores, y asegúrate de que refleje fielmente lo que hay en ella. Si un lector no encuentra lo que la metadescripción prometió, es posible que se vaya de la página de inmediato.

Cómo usar SEO para aumentar el tráfico web en 30 días
 SEO 30 días guía

Publicado originalmente el 27 de enero de 2022, actualizado el 28 de enero de 2022

Topics:

SEO