Ahora no solo basta con tener la atención del usuario, necesitamos que interactúe con nosotros. ¿Cómo se logra esto? Creando contenido que lo invite a participar.

¿Qué es el contenido interactivo? 

El contenido interactivo consiste en piezas multimedia donde el usuario puede interactuar directamente y recibir una respuesta de su interés.

El contenido interactivo se diferencia del contenido estático principalmente en el hecho de que el usuario puede recibir un feedback instantáneo dependiendo de los clics o interacción que realice. 

<< Descarga la guía completa para escalar tu estrategia de contenidos >> 

La importancia del contenido interactivo en tu estrategia de marketing 

En un escenario donde llamar la atención es tan importante, es necesario ofrecer valor y experiencias diferenciadas para poder resaltar del resto. No se trata de llevar a cabo un contenido que se vea bien, sino que el mismo usuario pueda recordar fácilmente. 

Continuando con esta línea de la atención, ya el Content Marketing Institute demostró la efectividad de estas estrategias. De acuerdo con esta organización, el 81 % de los especialistas en marketing coinciden en que los contenidos interactivos son más efectivos llamando la atención que los contenidos estáticos.  

Otro aspecto interesante es que estas estrategias están muy relacionadas con la gamificación. Esto genera un efecto de recompensa que hace que el usuario quiera seguir interactuando con la marca. 

Tomando en cuenta todo esto, algunos de los beneficios que traen los contenidos interactivos a tu estrategia son:

  • Mayor engagement.
  • Mejor  tasa de conversión.
  • Incremento en reconocimiento de marca.
  • Mayor retención de los usuarios. 
  • Más efectivo al momento de educar a tus consumidores.

Tipos de contenidos interactivos

Los contenidos interactivos no solo se limitan a un quiz; también existen las calculadoras, ebooks e infográficos interactivos, buscadores de soluciones, incluso videos interactivos. Veamos algunos ejemplos:

1. Quiz o cuestionario

Funciona de la siguiente manera: el usuario responde algunas preguntas y, al terminarlo, recibe una respuesta personalizada de acuerdo con todas las preferencias indicadas.

Los cuestionarios son un camino bastante interesante, ya que sirven para darle información más personalizada al usuario y también aportan datos claves a tu base.  Un buen ejemplo es aplicación Flo, la cual usa un quiz para conocer mejor sus usuarias y tener datos específicos de su ciclo menstrual.

tipos de contenido interactivo

2. Calculadoras

Las calculadoras son muy eficientes en las etapas más cercanas a la compra, puesto que es una forma de mostrar los beneficios de tu producto o servicio, tanto de forma directa como indirecta.

En este ejemplo vemos cómo se hace una serie de preguntas; luego el usuario escribe determinados valores de su empresa y la experiencia genera una respuesta adecuada a sus necesidades. 

tipos de contenido interactivo: calculadora

3. Infografías interactivas 

Las infografías son material de carácter educativo que tiene como objetivo proporcionar una valiosa información al lector. Funcionan muy bien con contenidos pensados para la etapa de reconocimiento de marca. 

Si muy bien no generan una cantidad importante de leads, sirven para reforzar la marca y proporciona contenido valioso. 

Google, por ejemplo, creó un infográfico interactivo explicando cómo funcionan las búsquedas. Una clara muestra de cómo un formato generalmente estático puede transformarse. 

4. Buscadores de soluciones 

Este se parece al cuestionario. No obstante, tiene un objetivo mucho más específico:  guiar al consumidor al servicio o producto que más le beneficie. Al final de la experiencia el usuario es dirigido a una página donde explica cuál es la mejor opción y los próximos pasos para acceder a dicho plan. 

El servicio de créditos, compra y venta Puchasing Power creó una experiencia donde, al principio, realiza una serie de preguntas al consumidor y al final dirige una respuesta sobre qué es lo que necesita comprar el usuario. 

5. Videos interactivos 

Con los videos interactivos el usuario es capaz de cambiar el rumbo de la historia que está presenciando. De esta manera, la audiencia no se vuelve un agente pasivo que solo observa y comenta, sino que es capaz de interactuar. 

Una muestra de cómo funcionan este tipo de formato es Bandersnatch, un capítulo interactivo de Black Mirror dentro del catálogo de Netflix. 

Esto muestra cómo los contenidos tradicionales pueden adaptarse a este estilo de gamificación, el cual ha alcanzado bastante popularidad en el panorama actual. Para escoger el tipo de pieza que vas a realizar es necesario que conozcas tu estrategia, qué es lo que quieres alcanzar y, por supuesto, tus recursos existentes. 

Y no necesariamente tienes que comenzar una pieza desde cero, puedes convertir cualquiera de tus contenidos estáticos (como un artículo de blog) en un contenido interactivo.

¿Qué tomar en cuenta antes de comenzar a crear contenidos interactivos? 

Los contenidos interactivos no solo se limitan a un quiz, también existen los assesment, calculadoras, ebooks e infográficos interactivos, buscadores de soluciones, incluso videos e imágenes 360.  

Para escoger el tipo de pieza que vas a realizar es necesario que conozcas tu estrategia, qué es lo que quieres alcanzar y, por supuesto, tus recursos existentes. 

Y no necesariamente tienes que comenzar una pieza desde cero, puedes convertir cualquiera de tus contenidos estáticos (como un artículo de blog) en un contenido interactivo. 

Pasos para desarrollar tu primer contenido interactivo

Este tipo de piezas son de mucha ayuda para generar contactos, leads y aumentar la interacción con tu marca. A continuación, vamos a estudiar los pasos necesarios para construir tu primera experiencia, sea desde cero o adaptada; no obstante, antes de iniciar tu contenido interactivo, procura entender:

  • las necesidades de tu marca; 
  • las necesidades de tu audiencia; 
  • tu buyer persona; 
  • los objetivos. 

¡Veamos!

1. La investigación

El primer paso es la investigación de todo lo relacionado con tu marca, la jornada de compra y la información que quieres dar a conocer. 

Un extra tip que puedes considerar es usar tus conocimientos en SEO. Es decir, si encuentras palabras clave o preguntas comunes que pueden ser respondidas con un interactivo, es una gran oportunidad para desarrollar una experiencia con base en eso. 

Algún ejemplo de este tipo de preguntas pueden ser:

  • ¿Cuál es mi tipo de apego? -> Ofrece un quiz.
  • ¿Cómo calcular mis próximas vacaciones? -.> Desarrolla una calculadora.

2. La lógica

Cuando hablamos de la «lógica» queremos decir entender el plan o el camino que tendrá la experiencia. De aquí se plantea cuál será el punto de partida y que tendrá que hacer el usuario para llegar al punto final y dejar sus datos.  

En este paso se plantea el tipo de interacción que se busca y que se supone que deba hacer el usuario en cada punto de contacto. 

Como ejemplo, imagina que vas a ser un mapa o una línea de tiempo donde identificas donde será el inicio y el final. 

En esta etapa ya tienes que tener claro cuál es el tipo de contenido que vas a generar. Todo esto tiene que tener sentido con la investigación que realizaste en el paso uno. Y si tienes problemas para decidir, organiza una lluvia de ideas con tu equipo o elabora varias propuestas y pregúntale a otras personas de tu empresa cuál le parece más atractiva. 

Tampoco tienes porque limitarte a desarrollar una experiencia ¡Experimentas con diferentes tipos de formatos y quédate con el que genere mejores resultados!

3. Desarrolla el texto

Muchos dejan este paso para prácticamente el final, no obstante, una vez se tenga el concepto y el camino claro, es necesario comenzar a desarrollar el texto. Piensa en qué información se le debe llevar al usuario y cuáles serán los textos y micro-copies que van a guiar el camino de esta experiencia. 

Una vez el primer borrador esté listo para llevar al primer prototipo, puedes comenzar a acortarlo, editarlo, resumirlo de manera que se adecue con la intención de la pieza. 

Como referencia, puedes pensar en los títulos que usa Buzzfeed para sus cuestionarios, que, además, son un gran ejemplo de cómo llevar a cabo una experiencia interactiva.  

4. El wireframe

En teoría, un wireframe o plan de pantalla es una representación visual en escala de grises donde se diagrama y se especifica las funcionalidades de un sitio web, un aplicativo, o en este caso, un contenido interactivo. 

Al trabajar con un wireframe podrás tener una serie de plantillas y borradores para entender como se va a ver y a sentir esa pieza de contenido. Estas plantillas no solo te ayudará a plantear los movimientos del interactivo, también será de gran ayuda para el equipo de diseño y desarrollo para entender donde debe ir cada elemento. 

Lo mejor es que no necesitas conocimiento en software o ningún otro tipo de programa para desarrollar uno. Puedes tomar un lápiz y un papel, para luego comenzar a dibujar y explicar lo que quieres representar.

5. Manos a la obra

La parte más divertida es ver cómo cobra vida tu experiencia interactiva. Y si no tienes mucha experiencia en código o desarrollo, no te preocupes. Actualmente, existen herramientas para que los especialistas en marketing puedan desarrollar sus propios materiales.

Un gran ejemplo es la herramienta ION que permite hacer una gran cantidad de tipos de piezas interactivas. Algunos de los proyectos que se pueden desarrollar son:

  • cuestionarios;
  • pruebas y assessments en línea;
  • calculadoras virtuales;
  • ebooks y whitepapers;
  • lookbooks;
  • landing pages;
  • bibliotecas de recursos (facilita el acceso a materiales);
  • infografías;
  • buscador de soluciones (guía al usuario a través de preguntas);
  • videos (inserta botones de interacción);
  • gráficas (con plantillas de presentación intuitivas para facilitar la comprensión);
  • mapas (con datos ocultos y opciones de visualización);
  • juegos (pequeños juegos de adivinanzas y comparación).

6. La difusión

Los contenidos interactivos no están para quedarse en casa. Llegó la hora de compartirlos con tu audiencia. Esto ayudará a que definitivamente llegue a otras audiencias.  

A continuación, te dejamos una serie de ideas para que difundas tu material:

  • Haz una campaña en redes sociales.
  • Compártelo con tu base de datos a través de email. 
  • Coloca puntos de conversión en tus artículos relevantes. 

7. Analiza los resultados

En marketing digital, de nada sirve lanzar una nueva estrategia, sino se mide. Así como el principio de la estrategia te planteaste objetivos, es necesario entender si dichas piezas están cumpliendo con los números esperados.

En este caso, unas de las ventajas de software como ION es que genera reportes de marketing para entender el nivel de vistas y de conversiones que está generando tu estrategia de interactivo. 

Otra forma de estudiar la efectividad de este tipo de materiales es a través de mapas de calor y realizando experimentos de usuario.

¡No tengas miedo a hacer experimentos! Lanza distintas versiones jugando con los colores, los textos y los elementos hasta conseguir la mezcla más exitosa. Los tests A/B son otras de las mejores prácticas al momento de medir tus resultados. 

Entonces, recordemos:

pasos para desarrollar un contenido interactivo

Consejos extra para una experiencia interactiva exitosa

Ahora que sabes los pasos esenciales para desarrollar tu experiencia interactiva, queremos darte unos consejos extra, para que al momento de poner en marcha tus ideas no caigas en los errores comunes. 

1. No sobreexpongas tu marca

¿Verdad que se siente incómodo cuando una persona solo habla de sí misma? Lo mismo pasa con las ventas y el marketing. Si tu mensaje solo habla de las 1001 maravillas de tu marca (que tal vez lo sea) probablemente termine sobrecargado a tu usuario y no termine de entender porqué ese producto o servicio le conviene. 

La clave del buen contenido es ejemplificar y demostrar los beneficios de tu marca, de manera que sea prácticamente obvio para el lector que esa es la solución que necesita.  

2. No te olvides de la experiencia de usuario 

Estamos hablando de un producto 100 % digital, por ende no podemos dejar de lado las buenas prácticas de UX (experiencia de usuario) en el prototipo final. Un botón difícil de clicar o un micro copy que no sea lo suficientemente claro puede arruinar la experiencia de ese visitante y hacer que abandonen el contenido a la mitad. 

De esta manera, cuando hablamos de experiencia de usuario, toma en cuanta los siguientes factores:

  • Velocidad de carga del sitio
  • Velocidad de carga de los elementos visuales.
  • Arquitectura de la información.
  • Posición de los elementos. 

3. Desarrolla experiencias responsivas 

Ahora es común que las personas accedan y consuman contenido desde el móvil. El diseño mobile-first es una de las tendencias que llegó para quedarse. 

Por eso, un útil consejo para ti es que primero diseñes cómo se vería tu contenido en el móvil y luego avances con las otras versiones, de laptop y tablet. 

Afortunadamente, si no tienes conocimientos en diseño, los CMS, y constructores de contenidos facilitan la responsividad de los sitios web. Así que esta parte se realiza prácticamente de manera automática. 

4. Cumple con lo se promete 

¿Qué ofreces con el título inicial de tu contenido? Esto es lo que debe llevarse tu lector cuando termine la experiencia, pues, a nadie le gusta saber que fue víctima del clickbait. Evita esto para tu contenido, ya que te resta credibilidad y hará que los usuarios no quieran volver a confiar en ti o en tu negocio. 

5. No pierdas de vista lo primordial: llevar valor 

¿Sabías que los contenidos interactivos son un 93 % más efectivos al momento de educar posibles compradores? En los últimos años este tipo de formatos se han hecho populares por su capacidad de enseñar y de descubrir algo nuevo. No dejes que eso se pierda en la experiencia que vas a desarrollar. 

Por ello intenta desarrollar un tema o tópico que ellos deseen aprender, o mejor dicho, edúcalos en tu negocio, ¡tus usuarios te lo agradecerán! 

Las predicciones indican que los contenidos interactivos seguirán siendo de vital importancia para las estrategias de todo tipo de proyectos. Independientemente, si trabajas en una empresa B2B o B2C, esta iniciativa será ideal para atraer más leads a tu base de datos.

Este es el momento de llevar valor a tu audiencia a través de la interactividad. 

Cómo mejorar la calidad de una estrategia de marketing de contenidos
 Marketing de contenidos

Publicado originalmente el 22 de noviembre de 2022, actualizado el 23 de noviembre de 2022

Topics:

Marketing de Contenidos