<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1577323492557160&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

7 pasos para mantener un blog de manera eficaz

Mantener-redacción-blog.pngEl marketing de contenidos ha supuesto un complemento más para el mundo online, además de ser la base de las estrategias de marketing digital. El contenido comienza con un blog de negocios. Sin él, tu SEO se hundiría y no tendrás mucho que ofrecer en las redes sociales. Tu blog es también el mejor espacio en el que colocar tus CTA para lograr valiosas oportunidades de venta.

Escribir un blog puede parecer algo muy tedioso, ya que tienes que hacer una investigación de palabras clave, ponerlas en las secciones adecuadas, encontrar un tema que genere interés y, además, educar e informar a tus lectores. No es tarea fácil, pero hay una manera bastante sencilla de llevarla a cabo correctamente. Y recuerda: debes publicar sobre temas que dominas para evitar tener grandes problemas.

Si sigues esta sencilla fórmula, te será significativamente más fácil mantener tu blog:

1) Comprende los intereses tu audiencia

La base para las estrategias de marketing, sin importar cuál es el producto o servicio que ofreces, es saber a qué tipo de personas dirigirás tus ventas. Piénsalo: no puedes vender carne y dirigirte a vegetarianos, o vender productos para la protección solar en una región en la que casi nunca sale el sol.

Necesitas tener un conocimiento exhaustivo y consolidado del perfil de personas a quienes te vas a dirigir y hacerte preguntas como las siguientes: ¿Qué les interesa? ¿Cuáles son sus dudas, retos y debilidades? Céntrate en proveerlos de información necesaria con la que puedan tener respuestas a sus dudas y además formas de solucionar sus retos y problemas.

Ahí es donde te vas a diferenciar de alguien que busca escribir sobre cualquier tema que se relacione con su producto o servicio.

2) Piensa en temas y títulos

En primer lugar, piensa en el tema sobre el que quieres escribir, y no te preocupes aún por el título. Una vez que tengas una comprensión perfecta de quién y cómo es tu audiencia, sabrás qué temas necesitas tratar. Por ejemplo, si tu negocio se basa en arreglar computadoras, piensa en todos los posibles escenarios en los que una computadora puede fallar y qué consecuencias les puede causar a los usuarios.

Escribe temas de cómo arreglar tu computadora cuando falla su hardware. Tienes que convertirte en un proveedor de soluciones, hasta llegar al punto en el que necesiten que tú lo hagas por ellos.

Una vez que definas el tema del que vayas a escribir, entonces podrás pensar en un título. Mi recomendación es que no lo hagas hasta el final. Piensa en algo que a ti mismo te daría ganas de leer y compartir.

3) Escribe una pequeña introducción

Imagínate que llegas a una entrevista de trabajo. Tus primeras frases no van a ser acerca de tu experiencia y los años que llevas trabajando en la industria. Primero vas a saludar, decir tu nombre, preguntar cómo está la otra persona y decirle que es un gusto conocerle. Entonces, cuando hayas hecho esa pequeña introducción de saludar, puedes empezar a hablar de toda tu experiencia y por qué serías un buen asset para la empresa.

Lo mismo pasa con una publicación para el blog: tienes que llevar a los lectores al tema con una introducción que los adentre y los prepare para lo que van a leer. Tu introducción tiene que ser una lo suficientemente interesante y entretenida como para que quieran seguir leyendo el resto.

4) Escribe el cuerpo de la publicación

Este paso no es necesariamente el más importante de tu blog. Todas las partes que conforman una publicación son igualmente importantes, solo que en el cuerpo general del texto es donde tendrás la oportunidad de extenderte y hablar de ese tema que tanto dominas.

Dentro de él siempre es recomendable, si la situación se presta, que incluyas estadísticas, porcentajes, frases importantes o estudios hechos por alguna institución de renombre. No olvides que tu contenido tiene que estar bien fundamentado: no puedes escribir información que no sea 100% correcta.

5) Edita tu texto

La redacción y ortografía de todos tus textos tiene que estar impecable. Esto es indispensable, pues la información la tienes que transmitir perfectamente bien. Además, crearías un ambiente de desconfianza en el que podría parecer que tu producto o servicio no es tan bueno. Si tienes la oportunidad de contratar a un corrector de estilo, te lo recomiendo encarecidamente.

6) Inserta una llamada a la acción

Debes cerrar tu contenido con alguna llamada a la acción (CTA) con la que indiques a tus lectores qué hacer después para llevarlos al siguiente paso de tus estrategias de marketing digital. Este paso puede ser descargar una guía gratuita de resolución de problemas, un ebook, una suscripción a tu blog, invitarlos a compartir tu contenido, etc. Debes tratar de incluir una CTA que vaya acorde con todo el texto que escribiste.

7) Optimiza tu publicación para el SEO

Usa las palabras clave pertinentes a tu campaña de ese momento. Cuando hayas terminado de escribir tu texto, vuelve a leerlo un par de veces para incluir las palabras clave donde verdaderamente encajen. Tal vez tendrás que escribir un par de renglones extra, o en su defecto reescribir otros para que tus palabras clave suenen naturales. Te recomiendo no repetirlas demasiadas veces, pues caerás en una estrategia interruptiva, y buscas exactamente lo contrario. Una vez que hayas insertado todas tus palabras clave, redacta la metadescripción, es decir, la breve descripción que aparece en la página de resultados de los motores de búsqueda.

Puedes incluir palabras clave en todos sitios: en el título, en el cuerpo del texto y en la metadescripción. De este modo, te asegurarás de que tu tema esté bien definido ante los ojos de Google y puedas clasificar mejor.

Una vez que domines estos pasos, no tendrás que regresar a seguirlos como una guía. Serás un experto en la creación de contenido y tu marca crecerá exponencialmente.

New Call-to-action

 

 

Enjoy this article? Don't forget to share.