Cómo hacer una migración web sin perjudicar tu SEO

Comienza gratis a usar HubSpot CMS en español
Diana Walsh
Diana Walsh

Publicado:

Un sitio web con contenido viejo u obsoleto no es una buena representación para ninguna marca. Tanto así que el 40 % de los diseñadores creen que un diseño pasado de moda es motivo por el cual los visitantes abandonan un sitio web.

Cómo hacer una migración web sin perjudicar tu SEO

Por esta razón, estos especialistas recomiendan actualizar este tipo de plataformas cada dos o tres años, con el fin de ajustarlos a los estándares de diseño web, así como a sus tendencias. En algunos casos, las empresas se ven orilladas a restablecer o recomenzar su espacio digital con una interfaz nueva y fresca para mantenerse a la vanguardia.

    << [Comienza ya] Gestiona tu contenido de una manera fácil con el software  CMS gratuito de HubSpot>>   

En esta ocasión, te presentaré los pormenores de este proceso, conocido como migración web, y te daré algunos consejos para que no afecte a tu SEO de ninguna manera.

De este procedimiento, resultará una interfaz más limpia, nueva, con una mejor experiencia de usuario o más herramientas de edición. Dado que este aspecto es la esencia de tu sitio, no tomes a la ligera la decisión de migrarlo, ya que, si no lo haces de forma correcta, podrías terminar con errores de código de estado que impactan de forma negativa en su desempeño, además, puede molestar a tus visitantes.

Cuándo es buena idea migrar un sitio web

Estas son algunas de las causas que pueden justificar la migración de una página en lugar de un simple rediseño:

  • Necesitas mover la localización del sitio de un servicio de alojamiento web a otro.
  • Deseas cambiar la plataforma CRM a través de la cual gestionas tu página.
  • Piensas modificar el nombre de dominio o bien la URL de la misma.
  • Quieres hacer modificaciones importantes en la arquitectura de tu web (que no solo son visuales).

Una ventaja de este proceso es que puede realizarse de forma autónoma o con el apoyo de un profesional. Por ejemplo, en HubSpot contamos con un servicio de migración para clientes que desean probar nuestro CMS.

Si estás considerando realizar alguno de los cambios de esta lista, ten en mente que necesitarás tiempo para prepararlos y ejecutarlos. Piensa que un especialista suele utilizar cerca de tres semanas para terminar esta labor, por lo que la previsión es importante.

Ahora veamos los detalles de este procedimiento.

Pasos previos a la migración

1. Analiza tu sitio actual

Un rastreador de sitios web es una herramienta que permite analizar la URL de tu sitio y verla tal como lo haría Google.

Gracias a este ejercicio, tendrás un punto de partida para mapear tu URL, así como un panorama de los elementos que conforman tu plataforma, en caso de que algo se pierda durante la migración. Para asegurar que efectuaste este proceso con éxito, puedes apoyarte de recursos como Screaming Frog.

2. Haz un respaldo de tu información

Algunos datos útiles para analizar tu sitio podrían borrarse durante la migración, por lo que asegúrate de almacenar la información.

También es buena idea revisar tus analíticas y confirmar que sabes cómo navegan tus visitantes en cada una de tus páginas. De esta manera, sabrás cuáles son las más valiosas o que reportan mayor tráfico y podrás tomar mejores decisiones de diseño y cambios en tu arquitectura.

3. Mapea tu URL

Si vas a realizar cambios mayores en tu URL, necesitarás crear redirecciones para guiar a Google y a tus visitantes de tus viejas direcciones a las nuevas.

Aquí te comparto algunos consejos para ello:

  • Desde un punto de vista de usabilidad, si tu página ya no existe, evita que tus usuarios lleguen a un código de estatus 404. En cambio, asegúrate de que encuentren la página que ha tomado el lugar de la anterior URL.
  • Una mala redirección puede afectar de forma grave a tu estrategia SEO. Ten en mente que los enlaces avisan a los motores de búsqueda de los cambios en una página, ya sea si la sustituyeron o la removieron.
  • Desde una perspectiva SEO, no quieres perder de vista la historia, enlaces y la autoridad de tus páginas. Con una redirección, podrás indicarle a Google cuándo debe atribuir esos elementos a cada página.

Para implementar de manera correcta las redirecciones, primero mapea tu URL. Esto te permitirá construir una base de datos con, al menos, dos columnas (puedes usar un Excel para ello). En la primera, sitúa las URL viejas y en la segunda, las nuevas.

No te preocupes si no tienes un sustituto perfecto para cada uno de tus contenidos, solo esfuérzate en dirigir a tus usuarios desde tus publicaciones viejas. 

Si tienes un amplio volumen de páginas, tal vez mapear de forma manual no es la mejor opción. En este caso, identifica patrones en las URL para redirigir grupos enteros a nuevas páginas.

Es importante que no olvides que las redirecciones existentes también deben ser migradas. Mantén tantas como puedas para evitar el trabajo doble y asegúrate de que las has mapeado antes de hacer cualquier prueba. 

4. Asegúrate de retener títulos, metadatos y etiquetas

Las migraciones son ideales para mejorar la organización de un sitio. Para que esto sea más simple, procura mantener un formato uniforme para todas tus páginas y conservar la misma información que antes tenían. Por ejemplo, hace algunos años migramos nuestro blog. El objetivo era que el contenido y las descripciones de cada publicación fueran los mismos, pero que se vieran diferente. Así que crea tu página web con esto en mente para que todo fluya bien.

Siempre puedes actualizar o cambiar los títulos, en el futuro, así como los metadatos y las etiquetas HTML. En este punto, lo más importante es que te asegures de que cada página contiene la información correcta.

5. Prueba la nueva construcción en un servidor de prueba

Hacer pruebas dentro de tu mismo equipo de diseñadores puede limitar la usabilidad de tu nuevo sitio. Al final, es probable que los aspectos de funcionalidad o de implementación no sean evidentes en estas comprobaciones.

Lo mejor es hacer una verificación online mediante un servidor de prueba antes de hacer la migración oficial. Así, sabrás si tu web corre bien en la nueva interfaz, si el diseño es adecuado y si el certificado SSL funciona, entre otras cosas.

6. Elige una fecha para tu migración

Elegir un día y hora para la migración te permitirá evitar los momentos de mayor tránsito en tu sitio. Muchas empresas suelen hacer este procedimiento durante la noche, con el fin de  eludir problemas con las visitas y que no haya interrupciones.

Pasos durante la migración

7. Prepárate para actualizar la configuración de tu DNS

Si vas a migrar tu sitio a un nuevo servidor, apunta tus contenidos a la nueva localización web. Para ello, coordina a tu equipo de desarrollo y de TI con tu proveedor de hosting (tanto los viejos como los nuevos). Así, el tránsito será fluido y simple.

8. Ejecuta

Una vez que hayas ajustado tus redirecciones y que tengas todo listo, publica e implementa la nueva web.

Si cambiaste tu DNS, puede que tu espacio en línea se encuentre inhabilitado durante un breve lapso de tiempo. Pero si no hiciste ningún cambio de servidor o de plataforma, el proceso debe ser casi instantáneo. 

9. Analiza tu nuevo sitio

Analizar tu nueva página para saber si la migración se realizó con éxito o no. Algo que debes buscar es que sea rastreable y que tus contenidos estén indexados.

Revisa si tus enlaces, tanto externos como internos, redirigen de forma adecuada al visitante. Si no es así, debes volver a lanzar tus landing pages y publicar otra vez tus contenidos.

10. Identifica el contenido perdido o duplicado

Con el reporte del análisis, puedes buscar anomalías, contenidos duplicados, errores 404 o enlaces rotos. De manera adicional, es buena idea que navegues a lo largo de tus páginas y te cerciores de que tus links funcionan

Si encuentras que algo falta, siempre puedes volver al respaldo que hiciste en la etapa previa a la migración. 

11. Revisa las cadenas de redirecciones

Es probable que tengas una buena cantidad de redirecciones. Si ya existían, es probable que estés creando cadenas de enlaces que deberías evitar. Me refiero a lo siguiente:

Si tus contenidos ya eran redirigidos de A a B antes de la migración, deberás añadir una nueva redirección de B a C.

Esto crea una cadena de redirecciones: de A a B y de B a C.

Estas pueden hacer que tu sitio cargue más lento y afecte su desempeño general. La ventaja es que puedes evitarlas al romperlas y crear redirecciones directas de A a C y de B a C.

12. Corrobora que Google Analytics y Google Search Console están enlazados

Para evitar problemas dentro de tus datos y en los reportes de desempeño, lo mejor es que Google Analytics y Google Search Consolé estén sincronizados a tu web desde el inicio, tanto en su versión vieja como en la nueva. De esta forma, no perderás ningún dato de relevancia durante las modificaciones.

13. Etiqueta tu información en Google Analytics

Google Analytics te permite hacer anotaciones de fechas y eventos importantes dentro de tu página. Esto te puede ayudar a contextualizar los datos en él y a medir el desempeño previo y posterior a la migración (a menos que hayas elegido una configuración en blanco en la herramienta de Google).

14. Sube el mapa de tu sitio a Google Search Console

Una vez que todo corra y funcione de manera adecuada, asegúrate de que el mapa XML de tu sitio no contiene ningún error. Una vez corroborado, puedes subirlo a Google Search Console para invitar a esta empresa a rastrear la nueva implementación.

Pasos después de la migración 

15. Monitorea el desempeño

Si bien es común que tras una migración haya bajas en el tráfico de un sitio, debes mantenerte atento a cualquier fluctuación inesperada. Estas pueden ser indicios de que pasaste por alto algo, lo que puede afectar su desempeño.

16. Haz auditorías de desempeño

Hacer auditorías constantes te ayudará a evaluar si la estrategia ha ayudado a tu sitio y en qué medida puedes optimizarlo.

En ocasiones, los servicios terciarizados pueden ayudarte a identificar problemas de los que no eras consciente. Por ejemplo, el auditor de SEMrush es una excelente herramienta para evaluar tu nueva página.

17. Actualiza tus plataformas

De manera complementaria, asegúrate de que tus anuncios publicitarios e integraciones funcionen bien. Para esto, es básico que no usen todavía tus URL anteriores, sino los nuevos enlaces. 

18. Solicita la actualización de los enlaces a terceros

Si tus redirecciones se implementan de forma correcta, aún recibirás tráfico y autoridad por estos enlaces. Sin embargo, siempre es una buena idea actualizar las URL para que los visitantes lleguen de forma directa. Algo que puedes hacer es ponerte en contacto con los propietarios de otros sitios que hayan referido a tus contenidos para que actualicen los enlaces.

Las migraciones web pueden conllevar largos procesos, pero, con una buena preparación y las herramientas adecuadas, tendrás la garantía de que esta estrategia para tu sitio web irá bien de la mano con tu crecimiento SEO.

New Call-to-action
Temas: Sitio Web

Artículos relacionados

Pop up para COMIENZA GRATIS A USAR HUBSPOT CMS EN ESPAÑOL SOFTWARE CMS GRATIS EN ESPAÑOL

Gestiona tu contenido de manera fácil con el software CMS en español gratuito de HubSpot.

COMENZAR GRATIS
Pop up para COMIENZA GRATIS A USAR HUBSPOT CMS EN ESPAÑOL SOFTWARE CMS GRATIS EN ESPAÑOL

CMS Hub is flexible for marketers, powerful for developers, and gives customers a personalized, secure experience

START FREE OR GET A DEMO