«¿Por qué deberíamos contratarte?» es una pregunta que, a primera vista, parece capciosa. Sin duda, puede ser uno de los momentos más desafiantes durante una entrevista de trabajo, para lo cual hay que prepararse previamente.

No hay una fórmula infalible; más bien se trata de la actitud y preparación las que te ayudarán a superar la prueba durante el proceso de selección laboral.

Aquí te daremos las recomendaciones que te ayudarán a responder esta pregunta. Una vez que ese tema esté resuelto, verás que el resto de la entrevista se desenvolverá de forma más natural y tranquila.

Plantillas Gratis

Prepárate para tu próxima entrevista

Cuéntanos un poco de ti para acceder a las plantillas

Por qué un reclutador pregunta «¿por qué deberíamos contratarte?»

Los motivos de esta cuestión pueden variar dependiendo de cada reclutador; pero, en general, desea comprobar lo que percibe sobre tus cualidades. También es una oportunidad para analizar los pros y contras que tienes como postulante.

Además, vista en profundidad, esta pregunta sirve para detectar información falsa en un currículum, debido a que tu respuesta puede revelar la ausencia de supuestas experiencias o habilidades que se hayan señalado en la hoja de vida.

Es importante que antes de comenzar tu proceso de entrevistas te tomes el tiempo de analizar cuáles son tus fortalezas y debilidades. Actualmente, los candidatos deben tener un papel activo en el proceso de reclutamiento y contar con una estrategia de búsqueda. 

1. Olvidar tu marca personal

Si para empezar te parece ajeno el concepto de marca personal, no te preocupes. Enseguida te daremos una breve definición y las razones por las que omitir tu marca personal es una enorme falla en tu proceso de reclutamiento.

La marca personal es, básicamente, la serie de atributos, cualidades y fortalezas que te constituyen como un trabajador potencial. Además, incluye los elementos que te hacen diferente a otros candidatos.

En un mundo tan competitivo y con tanta gente especializada, necesitas algo que te ayude a sobresalir entre los demás. A veces eso que te distingue quizá no se relaciona tanto con tus conocimientos profesionales o laborales, sino con una cualidad personal, una actitud o una habilidad que adquiriste desarrollando alguna otra actividad, ya sea laboral, escolar, o de esparcimiento.

Investiga y trabaja en el branding personal o en la creación de tu marca personal. El consultor Gustavo Adamovsky te da algunas claves para diferenciarte y conocerte como profesional: 

Fuente: TEDxTalks

2. Desconocer la empresa

Por otro lado, desconocer datos relevantes de la empresa que te está entrevistando puede ponerte en una posición difícil y desventajosa.

Ya sea que se trate de una empresa pequeña o una industria de gran renombre, debes investigar acerca de su historia, valores, misión, líneas de producto, servicios, transformaciones, triunfos y desaciertos. ¿Por qué? Esto quiere decir que de verdad estás interesado en la empresa y que eres consciente de que tu perfil es ideal para sus necesidades.

3. No preparar tu respuesta

Aunque parezca obvio, mucha gente acude a las entrevistas pensando que lo más importante ya está dicho en la hoja de vida. Sin embargo, es necesario que formules cuidadosamente las razones que hacen de ti un candidato al que la empresa quiere contratar. Comienza por responder estas cuestiones:

  • ¿Qué caracteriza a esa empresa? ¿Es una pyme o una gran empresa? ¿Es una empresa local o transnacional? ¿Cuánta gente trabaja en ella? ¿Cuál es la percepción de la empresa desde fuera?
  • ¿Tu formación y experiencia están relacionadas con el sector en el que se desarrolla la empresa? ¿En cuáles de sus áreas podrías desempeñarte?
  • ¿Te ves trabajando ahí durante un tiempo breve o durante un periodo más largo? ¿Hacia dónde podrías crecer?
  • ¿Qué puedes aportar? ¿Tienes ideas, proyectos o soluciones que la empresa podría ejecutar? ¿Cómo tus fortalezas y habilidades pueden ser aprovechadas en favor de la empresa?
    << [Descarga gratis] Plantilla para prepararte para la pregunta: ¿Porqué  deberíamos contratarte?>>   

4. No tener en cuenta tus soft skills

Las habilidades blandas son aquellas que nada tienen que ver con tu preparación académica. Si eres contador, resulta obvio que comprendes los números, los estados financieros, las ganancias y pérdidas, los impuestos; eso es algo que todos los contadores deben manejar.

Pero hay otras cualidades que no están incluidas en la formación y son muy valiosas: empatía, resiliencia, proactividad, creatividad, puntualidad, adaptación, trabajo en equipo... Estas habilidades blandas no todos las poseen, por eso resultan tan relevantes.

Si te preguntas por qué es necesario hablar de estas habilidades, tal vez te convenga saber que el 73 % de los reclutadores considera el trabajo en equipo como una de las habilidades interpersonales más decisivas a la hora de seleccionar a un candidato. Otras de las soft skills más valoradas son la capacidad de resolver conflictos (65 %) y la capacidad de comunicarse de forma eficiente (58 %). Así, es necesario que indagues cuáles son tus habilidades destacadas y hagas una lista. Bastará con que detectes de 3 a 5 elementos.

5. Quedarte callado

Aunque en una entrevista de trabajo es necesario tomar unos segundos para respirar y pensar bien lo que se te está preguntando, jamás debes quedarte callado en una pregunta. El silencio se interpretará como una falta de conocimiento, poco dominio de la situación e incluso como una descortesía.

Esto se vuelve más importante con aquellas preguntas cruciales como «por qué deberíamos contratarte». Cualquier entrevistador descartará a aquellas personas que no tienen claro por qué quieren ser parte de la empresa. 

¿Cómo puedes reflejar confianza? Analiza lo que proyectas cuando hablas. Practica frente al espejo y observa tus movimientos, los gestos y la manera en que te expresas.

Muéstrate como alguien que confía en sí mismo y, al mismo tiempo, que es una persona en quien se puede confiar. Inspírate con el siguiente video del experto en comunicación Sebastián Lora:

6. Exagerar tu respuesta

Los especialistas en reclutamiento indican que cuanto más auténtica sea una persona, más probable es que obtenga el trabajo para el que se postuló. La pregunta «por qué debemos contratarte» puede ser una trampa en la que el candidato busque sobresalir y pierda naturalidad en su respuesta.  

Si no eres honesto o exageras se notará; esto no causará una buena impresión. Así que evita frases como «porque soy la mejor opción» o «yo resolveré todos los problemas de la empresa».

Sí, te acabamos de decir que  actúes con confianza, pero irte al extremo de orgullo no es tan conveniente, a pesar de que estés seguro de ti mismo, lo mejor es mantener los pies en la tierra y ser ecuánime.

7. No hablar de ti

El entrevistador quiere saber tus motivaciones; por lo tanto, debes hablar de ti, no quieras evadir la pregunta con una frase hecha. No tengas miedo de decir lo que te mueve. Puede ser que tus gustos, tus valores, ideales y deseos sean semejantes a los de la empresa o empaten con lo que el puesto requiere. Pero siempre habla de ti, porque es un error frecuente no mencionar lo que sientes o piensas. 

Así que, recuérdalo:

Qué evitar cuando te preguntan ¿por qué debemos contratarte?

Ahora ¡tenemos un bonus! Hemos seleccionado 6 frases que pueden ayudarte a superar la pregunta con mayor seguridad (porque, aunque no hay una única respuesta correcta, sí hay mejores frases que otras).

Qué responder a la pregunta «¿Por qué deberíamos contratarte?»

Qué responder en una entrevista de trabajo

A continuación, compartimos contigo algunas frases útiles y los contextos de uso, pero nuestra recomendación es que prepares tu respuesta pensando en tu propia experiencia, objetivos profesionales e interés al momento de postularte en la empresa que te entrevistará.

1. «Porque tengo la experiencia y la formación adecuada para la vacante»

Gracias a esta frase transmitirás confianza en tu formación y en tu trayectoria profesional. No ayudará si lo dices con una actitud engreída, pero si lo comunicas de una forma serena, seguro que darás una buena impresión por la seguridad y determinación que proyectarás.

Además, habla bien de ti reconocer tus capacidades y postularte a los empleos adecuados a tu perfil y a las necesidades de la empresa o del puesto; estás ahí porque sabes que cuadras con lo que buscan.

2. «Creo que la empresa tiene mucho que aportarme»

Esta es otra frase que puede ayudar, sobre todo si todavía no cuentas con tanta experiencia para la vacante por la que te postulas, pero sabes que tienes la formación adecuada y la actitud de adaptarte. Lejos de decirla como una estrategia para halagar a la firma o empresa, es una frase que puede darte puntos a favor si realmente estás convencido de que la empresa es un lugar en el que podrías poner en práctica tus conocimientos y habilidades, así como aprender cosas nuevas.

3. «Porque tengo muchas ganas de aprender y me gustan los retos»

Una alternativa más atrevida a la frase anterior es esta tercera opción. Si la empresa o la vacante parecen estar un poco más allá de tu experiencia o formación, pero crees que el trabajo supone para ti nuevas experiencias y modos distintos de trabajar (y estás dispuesto a afrontar estos cambios), decir esta frase puede ser algo realmente significativo.

No solo estás afirmando de un modo amable que la vacante te exigirá, sino que también estás dejando claro que tienes toda la voluntad y el ímpetu para entregarte a la aventura del trabajo.

4. «Porque comparto su visión y su valores»

Si bien es recomendable no dar respuestas comunes o trilladas, tales como «quiero desarrollarme profesionalmente y ayudar a que la empresa crezca» o «quiero ser parte de una gran empresa», estas pueden ser una base para que formules tu respuesta. Trata de ser original y expresar tu sentir, por ejemplo, si se trata de una empresa libre de crueldad animal, sustentable o socialmente responsable, explica por qué esas cosas te importan. Ofrece una respuesta muy emotiva, resaltando lo importante que sería para ese candidato ser parte de la compañía.    

5. «Porque me apasiona mi carrera y me gusta inspirar a los demás»

En este ejemplo, la respuesta demuestra que te apasiona tu carrera, que estás dispuesto a darlo todo y que puedes favorecer el crecimiento de los demás. Está frase es ideal si eres un trabajador versado que busca unirse a un equipo o empresa joven y sabe que su experiencia aportará valor para el desarrollo de la empresa y de los demás trabajadores. Además te permite identificarte con la empresa y su propósito, e identificar tu por qué.

Esta respuesta también es relevante si te unes a una ONG, una asociación cultural, una institución educativa, una empresa que trabaja en favor de causas sociales, etc.

6. «Porque he logrado resultados relevantes a través de esta posición»

Aquí vemos un ejemplo de una respuesta más enfocada en logros, lo cual implica conocerlos detalles de la posición y la empresa para la cual te postulas. Es más funcional hablar de los logros obtenidos señalando aportaciones concretas: premios, reconocimientos, proyectos concluidos, mejoras ejecutadas, etcétera; que simplemente diciendo «porque soy el mejor». 

Estas son solo unas cuantas sugerencias para responder a la pregunta del millón, estar satisfecho con tu desempeño como entrevistado, destacar entre los candidatos y conseguir el empleo que quieres. ¡Mucha suerte!

Porqué deberíamos contratarte
 Porqué deberíamos contratarte

Publicado originalmente el 25 de abril de 2022, actualizado el 28 de junio de 2022

Topics:

Desarrollo Profesional