«¿Por qué deberíamos contratarte?» es una pregunta que, de primera vista, parece capciosa. Sin duda, puede ser uno de los momentos más desafiantes durante una entrevista de trabajo.

No es que haya una fórmula infalible, sino que la actitud y preparación que tengas para la ocasión te ayudarán a superar la prueba al estar en un proceso de selección laboral.

 

<< Descarga gratis el kit de búsqueda de trabajo >> 

 

Aquí te daremos las recomendaciones que te ayudarán a responder a esta pregunta. Una vez que ese tema esté resuelto, verás como lo demás se desenvolverá de forma más natural y tranquila el día de la entrevista.

¿Qué busca un reclutador al preguntar «por qué deberíamos contratarte»?

Los motivos para preguntarte esto pueden variar dependiendo del reclutador, pero, en general, lo que busca es que le ayudes a comprobar lo que intuye sobre tus cualidades. También es una oportunidad para revisar los pros y contras que tienes como postulante.

Además, vista en profundidad, esta pregunta puede ser buena para detectar información falsa en un currículum, debido a que la respuesta puede revelar la ausencia de supuestas experiencias o habilidades que se hayan señalado en la hoja de vida. Evidentemente, esto no es una regla fija, ya que también es posible que los nervios de la entrevista afecten la respuesta de los entrevistados. 

Por este motivo, y para ayudarte a contestar esta pregunta con éxito, enumeramos los 4 errores comunes que deberías evitar. 

 

1. Desconocer el sello de tu marca personal

Si para empezar te parece ajeno el concepto de marca personal, no te preocupes. Después de esta breve definición sabrás qué es y las razones por las que desconocer el sello de tu marca personal puede llevarte a fallar en el proceso de reclutamiento.

La marca personal se reduce, básicamente, a la serie de atributos, cualidades y fortalezas que te constituyen como un trabajador potencial. Además destaca los elementos que te hacen diferente.

En un mundo lleno de gente especializada, necesitas algo que te ayude a sobresalir entre los demás. Aunque suene extraño, a veces eso que te distingue no se relaciona tanto con tus conocimientos profesionales o laborales, sino con una cualidad de la esfera personal o una habilidad que adquiriste durante una actividad de esparcimiento o diversión.

Haz un poco de trabajo enfocado en el branding personal o en la creación de tu marca personal. El consultor Gustavo Adamovsky te da algunas claves para diferenciarte y conocerte como profesional: 

2. Desconocer la empresa

Si no conocerte a ti mismo representa una falla, desconocer a la empresa que te está entrevistando puede llevarte al abismo cuando surgen las preguntas difíciles.

Ya sea que se trate de una empresa pequeña o una industria de gran renombre, saber acerca de la historia, triunfos y desaciertos pueden ayudarte a la hora de destacar tus cualidades o usar tus experiencias laborales a favor. ¿Por qué? Si no solo eres un experto en tu marca personal, sino que también conoces bien a la empresa, sabrás en qué punto convergen tus habilidades y fortalezas con sus necesidades.

3. No tomarte el tiempo necesario para preparar tu respuesta

Aunque este punto parezca obvio, no lo es. Pero ¿qué es tomarse el tiempo necesario para responder a esta u otras preguntas?

Es necesario que utilices el tiempo suficiente para pensar en las razones que hacen de ti un candidato al que todos quieren contratar. Comienza por responder estas cuestiones:

  1. ¿Qué distingue a esa empresa? ¿En cuáles de sus cualidades tienes un desempeño superior? Si es una compañía de software que tiene un gran servicio técnico y de atención, y tú eres un apasionado del servicio al cliente, ahí tienes un punto de convergencia atractivo para el reclutador.
  2. ¿Qué puedes aportar? Lleva tus fortalezas hacia algo concreto: diseñar un proceso de atención más eficiente, orientar a un equipo hacia resultados... Dependiendo del perfil del puesto y de tu experiencia podrás ofrecer soluciones y aportes que sean atractivos.
  3. ¿Cómo puedes reflejar confianza? Analiza cómo proyectas la confianza en un discurso. ¡Practicar frente al espejo puede funcionar! Observa tus movimientos y la manera en que te expresas. Muéstrate como alguien que confía en sí mismo y, al mismo tiempo, que es una persona en quien se puede confiar. Inspírate con el siguiente video del experto en comunicación Sebastián Lora:

4. No tener en cuenta tus soft skills

Más que un error, este es un punto que te ayudará a destacar y que puedes considerar una vez que hayas trabajado en los puntos anteriores. Tal vez resulta que el sello de tu marca personal está volcado hacia las soft skills o habilidades interpersonales. De ser este el caso puede que te resulte redundante este punto. Pero si no es así, debes prestar atención a este aspecto para mejorar la respuesta que des a esta y otras preguntas en la entrevista. }

Si te preguntas por qué es necesario hablar de estas habilidades, tal vez te convenga saber que el 73 % de los reclutadores considera el trabajo en equipo como una de las habilidades interpersonales más decisivas a la hora de seleccionar a un candidato. Otras de las soft skills más valoradas son la capacidad de resolver conflictos (65 %) y la capacidad de comunicarse de forma eficiente (58 %). Así, es necesario que indagues cuáles son tus habilidades destacadas y hagas una lista. Bastará con que detectes de 3 a 5 elementos.

 

Ahora que has analizado los 4 errores a evitar a la hora de responder a esta pregunta ¡tenemos un bonus! Hemos seleccionado 3 frases que pueden apoyarte a superar la pregunta con confianza (porque, aunque no hay una única respuesta correcta, sí hay frases que son mejores que otras).

 

3 frases para responder «Por qué deberíamos contratarte» 

1. «Porque tengo la experiencia y la formación adecuada para la vacante»

Gracias a esta frase transmitirás confianza en tu formación y en tu trayectoria profesional. No ayudará si lo dices con una actitud engreída, pero si lo comunicas de una forma serena, seguro que darás una buena impresión por la seguridad y determinación que proyectarás.

Además, habla bien de tu capacidad de análisis e investigación a la hora de buscar trabajo: no aplicas a los empleos sin conocer las necesidades de la empresa o del puesto que están solicitando; estás ahí porque sabes que cuadras con lo que buscan.

2. «Creo que la empresa tiene mucho que aportarme»

Esta es otra frase que puede ayudar, sobre todo si piensas que no cuentas con tanta experiencia para la vacante por la que postulas, pero sabes que tienes la formación adecuada. Lejos de decirla como una estrategia para halagar a la firma o empresa, es una frase que puede darte puntos a favor si realmente te sientes convencido de que la empresa es un lugar en el que podrías poner en práctica tus conocimientos y habilidades, así como aprender cosas nuevas.

3. «Porque tengo muchas ganas de aprender y me gustan los retos»

Una alternativa más atrevida a la frase anterior es esta tercera opción. Si la empresa o la vacante parecen ir un poco más allá de tu experiencia o formación, pero crees que el trabajo puede llevarte a conocer nuevas experiencias y modos distintos de trabajar (y estás dispuesto a afrontar estos cambios), decir esta frase puede ser algo realmente significativo.

No solo les estás diciendo de un modo amable que la vacante te exigirá, sino que también les estás dejando en claro que tienes toda la voluntad y el ímpetu para entregarte a la aventura del trabajo.

 

Estas son solo unas cuantas sugerencias para responder. Si además consideras los errores a evitar, seguramente saldrás satisfecho con tu desempeño como entrevistado.

Ahora, además de saber cómo enfrentarte a las preguntas difíciles en una entrevista laboral, tienes también las herramientas que te ayudarán a destacar entre los candidatos.

 

Kit para aprender a preparar tus entrevistas

 Búsqueda Empleo

Publicado originalmente en enero 14 2020, actualizado enero 14 2020

Topics:

Desarrollo Profesional