Si quieres unirte a las nuevas empresas que han surgido desde el 2020 a la fecha y convertirte en un emprendedor, lo mejor es que lo empieces con el pie derecho para que todo salga mejor de lo que esperas. 

Uno de los primeros pasos que debes realizar es determinar las acciones a seguir y las metas que deseas lograr en un corto, mediano y largo plazo. Para ello, el objetivo general de una empresa es un elemento fundamental que te acompañará a lo largo de tu camino. 

<< Recursos gratuitos para ayudarte con la transformación digital de tu  empresa >> 

Por ejemplo, debido a los enormes cambios tanto positivos como negativos que trajo consigo la pandemia por la Covid-19, las empresas deben replantear sus objetivos para saber cómo hacerle frente a los nuevos retos que se avecinan. 

Si para este momento apenas te encuentras en la etapa de planeación de tu próximo negocio, estás a buen tiempo para establecer objetivos alcanzables y realistas. Si en cambio, tu empresa ya está en marcha, descuida: esta es una buena oportunidad para hacer los cambios más pertinentes que te ayudarán a redactar un objetivo general acorde a las necesidades actuales.

El objetivo general puede durar toda la vida empresarial de un proyecto o cierto periodo si es que decides cambiarlo o modificarlo en algún momento. Se compone de metas que se cumplen a corto, mediano y largo plazo y que en conjunto te permiten llegar a tu destino. 

Es importante que sepas que no puedes escribir un objetivo general sin fundamentos, ya que esto solo te conduciría a obtener resultados poco favorables y a muchos obstáculos que volverían tus metas inalcanzables. Al contrario, el objetivo general de una empresa debe estudiarse, planificarse, basarse en su entorno: así podrás tomar la mejor decisión sobre lo que quieres proyectar como organización. 

Si bien puedes tener más de un solo objetivo general, te recomendamos que no sean demasiados y todos se complementen entre sí para que te ayuden a avanzar hacia el éxito empresarial. 

¿Por qué es importante contar con un objetivo general en tu empresa? 

Tener un objetivo general siempre es importante para ti y tu marca. Imagina que tu compañía es como un barco y tú su capitán: sin un objetivo general navegarás sin brújula. Si eres muy experimentado claro que puedes guiarte por el panorama general, pero seguramente al final terminará por perderte.

Lo mismo pasa con tu empresa, existe la posibilidad de que por un instante tengas buen curso, pero el riesgo de perder el rumbo está latente. Siguiendo con la metáfora del párrafo anterior, el viento puede cambiar las mareas y esto moverte hacia caminos desconocidos. A continuación te explicaremos otros motivos o ventajas por las cuales es importante tener tu objetivo u objetivos claros.

  • Orienta a tu compañía: un objetivo general ayuda a que tu empresa se mueva hacia donde tiene que encaminarse para el alcance de metas. Asimismo, te permite darle dirección a tu equipo de trabajo para que sepan qué es lo que buscas como organización. 
  • Establece tareas mejor delegada: con tu objetivo general puedes delegar mejor las tareas internas y así avanzar juntos hacia las metas. Facilitas el trabajo al equipo y das curso a tu progreso al tener todas las encomiendas bien distribuidas.
  • Mejora la calidad de tu compañía: al tener planteado este objetivo, tienes mayores posibilidades de mejorar la calidad con la que ofreces los productos y servicios. Da seriedad a tu proceso interno para mostrar lo mejor de ti al exterior.
  • Mide tu progreso y alcance: la importancia de tu objetivo general es que te brinda una mejor visión de tu progreso y del alcance que consigues con tu marca. Al llevar un rumbo, sabes hasta dónde puede llegar tu compañía, puedes mirar dónde has llegado, medir si has obtenido buenos resultados a partir de ese objetivo y si este te está llevando por el camino que quieres.
  • Permite medir tu presupuesto: tener un objetivo general te permite conocer el alcance de tu presupuesto y del mismo modo te ayuda a destinarlo al área que quieres desarrollar mejor o al plan que tienes en mente.
  • Ayuda a la toma de decisiones difíciles: el objetivo general de tu compañía te ayuda a tomar decisiones difíciles y discernir entre aquellas que no dejan algo positivo o te encaminan hacia una dirección diferente a la que tenías pensada cuando iniciaste la marca. Del mismo modo, te ayuda a decidirte entre las diversas opciones positivas que tengas para tu empresa pues facilita que distingas la que mayores beneficios te ofrece.

Es importante que el objetivo general de tu empresa cumpla con ciertas características: que sea medible, realista y coherente. Pero antes de profundizar en cómo redactarlo, tenemos que hacer la aclaración de que el objetivo no es lo mismo que la misión empresarial. A continuación te compartimos sus diferencias. 

La diferencia entre un objetivo general y la misión empresarial 

El objetivo general y la misión empresarial son parte de la compañía, pero no significan lo mismo. Seguramente has escuchado que las compañías hacen su objetivo, misión y visión. Cada uno de estos elementos significa algo y son los tres cimientos de una compañía, son conceptos diferentes, pero que se complementan. Te explicamos un poco más acerca de sus diferencias. 

Misión empresarial 

La misión de tu empresa es aquello que quieres cumplir, la finalidad por la cual fue creada. Por ejemplo: si tu compañía se dedica a la venta de sistemas de cómputo, entonces tu misión es venderlas; si tu empresa es de calzado, tu misión es vender el mayor número de pares posibles. 

Objetivo general 

Como ya lo mencionamos, el objetivo general de una empresa indica hacia dónde quieres dirigirte, por ejemplo: hacia qué público o mercado. Esto se cumple con objetivos a corto, mediano y largo plazo y se complementa con tu misión empresarial. 

De acuerdo con el ejemplo anterior, si tu empresa tiene por misión vender pares de zapatos, entonces tu objetivo general puede ser ampliar tu servicio a diferentes países y posicionar tu marca entre los de mejor calidad y confort. 

Ya que conoces esta clara diferencia, te diremos cómo redactar un objetivo general de una empresa. 

1. Piensa en un sector empresarial

Lo primero que debes hacer es pensar en qué sector empresarial quieres trabajar. Con esto nos referimos a los siguientes: sector comercial, industrial o de servicios.

Sector comercial

Este tipo de sector está dedicado a poner en contacto a vendedores con compradores para que puedan efectuar un intercambio de dinero por bienes a través de tu compañía. Pensemos quizá en una empresa que vende tu auto usado a un comprador y la compañía se queda con una comisión o aquellas empresas de bienes raíces que promocionan tu hogar.

Sector industrial

Este tipo de empresas son aquellas que crean un producto para cubrir las necesidades de las personas y se hacen a través de recursos naturales renovables o no renovables, por ejemplo la industria manufacturera que requiere de algunos productos del medio ambiente para su funcionamiento.

Sector de servicios

En este sector lo que generas no es un producto, sino un servicio que satisfaga las necesidades de los clientes. Por ejemplo puede ser algo educativo, de ocio o cualquier otro tipo de servicio que surja a lo largo del tiempo.

Decide a qué sector empresarial te quieres dedicar para que así definas con certeza tu objetivo y realices el proceso sin contratiempos.

2. Piensa en un negocio 

Ya que cuentas con tu sector empresarial, ahora piensa en un negocio. Sé más específico sobre lo que quieres vender. En cada sector existen miles de negocios, puede ser un negocio automotor, tecnológico, electrónico, de la moda, alimenticio, etcétera.

3. Delimita tu negocio 

Después de pensar en ese negocio, ahora delimita un poco más el enfoque. Por ejemplo, quieres adentrarte en el negocio electrónico, entonces piensa si quieres vender smartphones, computadoras, televisores, consolas de videojuegos, o productos que complementen todo lo mencionado.

Asimismo, piensa en si quieres dedicarte a la venta, reparación o asesoramiento de productos. Delimita para que tu negocio se destaque en un área.

De igual manera si quieres cubrir diferentes aspectos del negocio considera que el capital, el tiempo y tu capacidad responsiva para los clientes debe ser la óptima para evitar efectos contraproducentes.

4. Define qué tipo de objetivo quieres cubrir 

Lo siguiente es definir tu objetivo con ese negocio. Considera responder las siguientes preguntas para establecerlo correctamente: 

  • ¿Qué aspectos deseas cubrir con tu empresa? 
  • ¿Qué quieres lograr a lo largo de tu trayectoria empresarial?

Para poder delimitar de forma más clara qué tipo de objetivo necesitas, existen algunas clasificaciones que podrías tomar en cuenta. 

Objetivos de tiempo 

Estos objetivos como su nombre lo indica se establecen a través de la temporalidad. Son metas a cumplir a corto, mediano o largo plazo. Estos suelen tener un tiempo determinado, por ejemplo: menos de un año (corto), entre un año a tres (mediano) y de tres a hasta cinco años (largo).

A continuación te presentamos unos cuantos ejemplos de objetivos a corto plazo.

  • Lograr vender 50 mil pesos en producto en el bimestre.
  • Lograr expandir el negocio con un nuevo local.
  • Ser la empresa líder en ventas y predilecta del país en mi sector.

Objetivos cualitativos y cuantitativos 

Este tipo de objetivos están relacionados con los mencionados anteriormente y pueden ser útiles para tu empresa.

Los objetivos cuantitativos se refieren a la cantidad de artículos que quieres vender y suelen estar asociados a los objetivos de corto plazo, pues lo que buscas es lograr la venta de más producto.

Los objetivos cualitativos se enfocan más en lo que deseas que perciba el cliente de tu compañía, si tus productos son de calidad y si generan esa fidelización a tu marca. Estos suelen establecerse con las metas a mediano y largo plazo, ya que necesitan la aprobación de los usuarios. Mira los ejemplos siguientes:

  • Vender cada mes hasta 300 artículos y recaudar cada trimestre 60 mil pesos.
  • Ser la compañía preferida por los clientes en el territorio nacional y con envíos seguros a otras partes del mundo. 

Objetivos jerarquizados 

Estos objetivos suelen involucrar aquellas tareas que están delegadas desde los altos mandos hasta los empleados para lograr en equipo los objetivos generales de la empresa. Estos se dividen en estratégicos, tácticos y operacionales.

  • Objetivos estratégicos: están ligados directamente a los objetivos generales; son creados por los directivos de la compañía, pues es el rumbo que se quiere tomar a lo largo de la vida empresarial.
  • Objetivos tácticos: estos, de igual manera, son impuestos por los altos mandos de la compañía, pero dirigidos a los departamentos de tu empresa. Si tienes un área de comunicación, área de ventas, área administrativa, cada una tiene funciones delegadas para cumplir y mantener en operación al negocio.
  • Objetivos operacionales: estos son los objetivos que van directamente a cada empleado; se formulan por cada jefe de departamento y tienen la finalidad de desempeñar los objetivos tácticos delegados por los altos mandos con el propósito de alcanzar los objetivos estratégicos.

Los ejemplos para cada tipo de objetivo son los siguientes: 

  • Objetivo estratégico: ser la compañía de mayor conocimiento a nivel nacional. 
  • Objetivo táctico: ofrecer atención al cliente de calidad para fidelizar a los usuarios y lograr vender cada mes 50 mil pesos en producto o servicios.
  • Objetivo operativo: aumentar la promoción de los productos o servicios por internet y redes sociales. 

5. Redacta tu objetivo 

Una vez que conoces los tipos de objetivos que puedes abarcar con tu empresa, es momento de redactar el propósito de tu organización. Existen diferentes métodos para hacerlo efectivamente. Los principales son los siguientes: 

Objetivos SMART 

Los objetivos SMART tienen las siguientes características: 

  • Specific (específicos). 
  • Measurable (medibles). 
  • Attainable (alcanzables).
  • Relevant (relevantes). 
  • Timely (Con un plazo de tiempo) 

El método SMART busca que tus objetivos tengan un fin concreto, puedan medirse, sean realistas ante tu industria y mercado, sean coherentes con tu misión empresarial y cuenten un tiempo definido para cumplirlos. 

Ejemplo de objetivo SMART: aumentar la presencia de marca en la ciudad en un 50% durante un año. 

Como puedes ver, este objetivo cumple con las características del método SMART: 

  • Es específico. 
  • Se mide en un porcentaje. 
  • Es alcanzable para una compañía. 
  • Es realista sobre lo que se busca lograr. 
  • Establece un periodo determinado de tiempo para alcanzarlo.

Hacer tus objetivos generales basándote en los objetivos SMART te permitirá abarcar las diferentes categorías mencionadas anteriormente.

Objetivos CLEAR 

Si estás en la búsqueda de un propósito con enfoque diferente, los objetivos CLEAR podrían ser los indicados. Su desglose de características indica que son: 

  • Challenging (desafiantes). 
  • Legal (legales). 
  • Environmentally sound (inofensivos con el medio ambiente). 
  • Appropriate (apropiados). 
  • Recorded (optimizables). 

Este tipo de objetivos buscan generar resultados de alto valor en empresas con decisiones desafiantes, regidos por el marco legal, que sean sustentable y no dañen al medio ambiente durante la creación de sus productos, sean congruentes y puedan adaptarse a los cambios del mercado y las tendencias a lo largo del tiempo. 

Algo que destacar de este tipo de objetivos es que los puntos de cuidar el medio ambiente y el legal ya debe estar implícitos en tu empresa, pues de igual manera debes estar amparado por las leyes para poder funcionar de la manera correcta.

Ejemplo de objetivo CLEAR: aumentar la producción y venta de nuestros artículos en un 30% para fin del año 2021 y aumentar las oportunidades de venta a través de internet generando tráfico al sitio web de 40%.

Aquí puedes observar un objetivo desafiante con cifras altas de lo que se quiere aumentar, evidentemente buscas el crecimiento por la vía legal, con herramientas apropiadas como lo es el internet y optimizable porque buscas generar mayor tráfico en tu página web.

Método PURE 

Al igual que SMART y CLEAR, PURE se forma de un acrónimo que implica objetivos con las cualidades siguientes: 

  • Positively stated (positivos). 
  • Understood (comprensibles). 
  • Relevant (relevantes). 
  • Ethical (éticos). 

Este tipo de objetivos esperan plantear propósitos generales que sean: positivos para tus empleados (para que los motiven a desempeñar sus labores), comprensibles (y acordes con la finalidad de tu negocio), relevantes (para que tu producto o servicio llame la atención de los clientes ante la competencia) y éticos (vinculado a los cambios que tu compañía efectúa para el cuidado del medio ambiente o la salud de sus usuarios).

Ejemplo de un objetivo PURE: nuestra empresa se adapta a las energías limpias para la creación de productos. Buscamos en un plazo de cinco años convertirnos en una compañía sustentable con el uso de energías renovables y una producción responsable (que no tiende a la sobreproducción).

En resumen, lo que buscas  con este tipo de objetivos es justamente que tu empresa sea ética durante el desarrollo y distribución de los productos o servicios, que sea relevante para la industria en la que estás inmerso, que dé un mensaje comprensible y que motive a los empleados a seguir tu idea de trabajo. 

Tus objetivos, ya sean por método SMART, método CLEAR o PURE, deben estar basados en los propósitos mencionados anteriormente; esto significa que deben estar jerarquizados para todos los integrantes de la empresa y enfocarse ya sea en calidad o en cantidad (dependiendo de si tus objetivos son a corto, mediano o largo plazo).

Todos los objetivos que enumeres o redactes conformarán el objetivo general de compañía, pues para lograr ese objetivo principal debes realizar diversas tareas específicas para llegar a tu destino.

6. Analiza

Luego de escribir tus objetivos, revísalos y coméntalos con tus socios o equipo de trabajo. Compartan ideas y mejoren las acciones o planteamientos que se sugieren. Lo ideal es que busques una retroalimentación eficaz para evitar ideas poco realistas o inalcanzables y un punto de vista externo siempre es bueno para mirar aspectos que quizá no estabas tomando en cuenta. 

No temas reescribir tus objetivos. Recuerda que estos deben quedar claros y firmes, pues serán justo el propósito que tu empresa representará a lo largo de su existencia (o al menos durante un periodo de tiempo largo). Los propósitos son parte fundamental de tu filosofía de acción así que tómate todo el tiempo necesario para redactarlos con éxito. 

10 ejemplos de objetivos generales de una empresa 

Para finalizar te dejamos 10 ejemplos de objetivos generales que las empresas han planteado.

1. Grupo Bimbo 

Grupo Bimbo: objetivoss, misión y visión

Imagen de Grupo Bimbo

Como lo mencionamos, un objetivo es el elemento fundamental para arrancar una empresa. Sin embargo, también puede modificarse o incorporar uno nuevo según las necesidades de la compañía. Si bien Grupo Bimbo tiene por objetivo general alimentar un mundo mejor, también ha sumado a sus propósitos ser la primera empresa en México en producir Certificados de Energía Limpia para Generación Distribuida

El objetivo de esta acción es volverse una motivación para las demás compañías tanto en México como en el resto de América Latina para cumplir con el propósito sustentable de que el 50% de la energía utilizada en operaciones provenga de fuentes limpias. Esto a través de iniciativas encaminadas a la instalación y uso de fuentes de energía renovable y de generación distribuida. 

Aunque Grupo Bimbo cuenta con objetivos generales establecidos desde sus inicios, adhirió esta última meta para complementar y hacer los cambios pertinentes para tener una operación más amigable con el medio ambiente y quizá en el futuro implemente otras medidas para reducir su impacto. 

2. Grupo Modelo 

Ejemplo de objetivos empresariales: Grupo Modelo

Imagen de Grupo Modelo

La compañía cervecera tiene un objetivo general muy claro: contar con una cadena de suministro de excelencia y procesos de producción de clase mundial que sirvan como plataforma para elaborar productos de gran calidad a costos competitivos, con los cuales satisfacer a un número cada vez mayor de consumidores. 

Al igual que Grupo Bimbo, con el paso del tiempo han ido sumando metas empresariales nuevas entre las que se encuentran: 

  • Agricultura inteligente: buscan tener un desarrollo sustentable y que todos sus agricultores contratados sean mexicanos. 
  • Gestión hídrica: se proponen brindar mejor disponibilidad y calidad de agua al 100% de las comunidades donde operan.
  • Empaque circular: contar con que el 100% de sus productos tengan empaques retornables y que la mayoría de ellos se elabore con contenido reciclado. 
  • Acción climática: lograr que el 100% de su energía eléctrica provenga de fuentes renovables y reducir el 25% de las emisiones de carbono a lo largo de su cadena de valor. 

Estos objetivos generales pretenden ser una inspiración para que otras compañías se comprometan más tanto con el medio ambiente como con la sociedad. 

3. Rappi 

Rappi, objetivos de empresa

Imagen de Rappi

La compañía colombiana nació con el objetivo general de ayudar a las ciudades a ser más eficientes, cuidar el medio ambiente y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. De igual forma, consolidarse como el emprendimiento líder en América Latina, ¡vaya que lo ha logrado! 

Uno de los objetivos que ha ido sumando conforme su crecimiento avanza, es el de convertirse en ser la súper app más relevante de Latinoamérica. Por ello, desde 2019 han cerrado acuerdos y alianzas con los centros comerciales más grandes de Argentina y con H&M Chile. Con estas acciones busca aumentar su nivel de servicios disponibles para sus usuarios.

4. José Cuervo 

Ejemplo de objetivos generales de una empresa: José Cuervo

Imagen de José Cuervo

El objetivo general de una empresa debe ser claro y directo. Dos cualidades que la compañía tequilera José Cuervo cumple a la perfección. Dentro de su filosofía empresarial, la organización destaca su mayor propósito: participar en categorías clave con fuerte perspectiva de crecimiento, sirviendo a los mercados de bebidas alcohólicas más relevantes en el mundo y atendiendo las preferencias y tendencias clave para los consumidores. 

5. América Móvil 

América Móvil, objetivos de empresa

Imagen de América Móvil

América Móvil es una empresa de telecomunicaciones que se posiciona como el cuarto operador de redes móviles en términos de suscriptores de acciones. Ofrece servicio a 289,4 millones de suscriptores inalámbricos, 34,3 millones de líneas fijas, 22,6 millones de accesos a la banda ancha y 21,5 millones de unidades de televisión por suscripción. 

La compañía de telefonía móvil tiene como objetivo general ser la empresa líder en servicios integrados de telecomunicaciones, con el despliegue de una plataforma de comunicaciones de clase mundial para ofrecer a sus clientes un portafolio de servicios mejorados en más de 25 países. 

6. Femsa 

Ejemplo de objetivos de una empresa: Femsa

Imagen de Femsa

La organización Fomento Económico Mexicano (Femsa) es una multinacional mexicana que participa en la industria de las bebidas y en el sector comercial y de restaurantes. Su objetivo general es crear valor económico, social y ambiental para los grupos de interés (incluyendo colaboradores, consumidores, accionistas, empresas e instituciones) ahora y en el futuro. 

Además, también tiene como propósito utilizar sus capacidades para continuar la expansión de Coca-Cola Femsa y Femsa Comercio a nivel internacional, ampliando su presencia geográfica y su participación en la industria de las bebidas no alcohólicas de tiendas en formato pequeño. 

7. Techint 

Techint, objetivos generales de la empresa

Imagen de Techint

Techint es un grupo multinacional italoargentino que cuenta con diferentes compañías relacionadas con la ingeniería y construcción. Cada una de sus organizaciones tiene objetivos generales, entre los que se encuentran: 

  • Tenaris: ser productor y proveedor líder a nivel global de tubos de acero y servicios para la industria energética mundial. 
  • Ternium: ser una de las siderúrgicas líderes en Latinoamérica. Manufacturar y procesar una amplia gama de productos de acero planos y largos.
  • Techint Ingeniería y Construcción: proveer a nivel global servicios de ingeniería, suministros, construcción, operación y gestión de proyectos complejos y de gran escala, desde el diseño hasta la puesta en marcha.
  • Tenova: ser un socio global para soluciones innovadoras, confiables y sustentables en la industria de los metales y la minería. 
  • Tecpetrol: ser una empresa de exploración y producción de petróleo y gas, que a su vez promueva y opere redes de transmisión y distribución de gas natural en América Latina.
  • Humanitas: ser la red de hospitales en Italia orientados a la investigación, con una gestión enfocada en el paciente y el uso de sistemas integrados de tecnología de última generación.

Como puedes ver, cada empresa que forma parte de Techint tiene sus propios propósitos y cada una se rige bajo la búsqueda de metas generales. 

8. Grupo Coppel 

Ejemplos de objetivos empresariales: Grupo Coppel

Imagen de Grupo Coppel

Coppel, una tienda de muebles con sistema de crédito, se remonta a 1941 y se ha caracterizado por moverse bajo los valores de la sencillez, la confianza y el diálogo con los clientes. Su objetivo general es acompañar a los usuarios en sus necesidades y deseos, acercando un mundo de posibilidades que mejoren su vida. 

Este ejemplo de objetivo general de una empresa es una clara muestra de que el texto también puede ser emocional y emotivo. 

9. Tenaris 

Ejemplos de objetivos generales de una empresa: Tenariss

Imagen de Tenaris

Uno de los objetivos generales de la empresa argentina metalúrgica multinacional es promover oportunidades para el crecimiento y el desarrollo de las comunidades donde viven y trabajan con un enfoque especial en la educación en todos los niveles. 

Como puedes darte cuenta, este tipo de objetivo tiene un propósito bastante específico con un sector. Además goza de un mensaje de apoyo social por parte de la empresa. Elementos que también puedes incluir en tus objetivos si los crees parte de tu cultural organizacional. 

10. Sigma 

Ejemplos de objetivos empresariales: Objetivos de Sigma

Imagen de Sigma

La empresa de procesamiento y distribución de alimentos tiene como objetivo general ofrecer los alimentos favoritos a cada comunidad. Al igual que otras compañías, también cuenta con un objetivo sustentable que destaca la promoción del desarrollo sostenible de la sociedad, el planeta y las comunidades a través de iniciativas relacionadas con la salud y la seguridad ocupacional. 

Saber cómo redactar un objetivo general de una empresa es tan solo el primer paso hacia el camino que te dirigirá a tu meta. Recuerda que el emprendimiento y el mundo de los negocios son carreras largas y llenas de desafíos, pero si mantienes una buena estructura en los aspectos organizacionales, tu trayecto será mucho más fácil y eficiente. 

Para cumplir con tu objetivo puede pasar toda una vida empresarial o puedes lograrlo en un periodo de tiempo menos largo, pero es algo que siempre va a mover a tu empresa mucho más fácil en la dirección correcta.

Tipos de recursos para crear una transformación digital

 Transformación Digital

Publicado originalmente el 19 de abril de 2021, actualizado el 21 de abril de 2021

Topics:

Estrategia Empresarial