Actualmente, el término "emprendedor" se ha desvirtuado un poco, pues lo han convertido en un concepto fuera de su realidad y margen de acción. Emprender no es una tarea fácil, ya que requiere mucha dedicación, tiempo y valentía. Para quienes realmente quieren saber qué significa ser emprendedor, tenemos una respuesta sencilla: impulsar una empresa propia a través de su financiamiento.


No queremos que pierdas la motivación en caso de que estés pensando emprender, sino todo lo contrario. Llevar las riendas de tu propia empresa traerá consigo grandes retos que, si sabes aplicar las buenas prácticas de gestión de negocios, lograrás vencer.

 

<< Descarga gratis la guía para redactar una misión y visión para tu empresa >> 

 

Asumir esta responsabilidad te hace un ganador, de antemano, pero tienes que aprender a encaminar tus esfuerzos hacia el éxito para evitar las contrariedades.

Antes de decirte cómo puedes ser un emprendedor, primero debes conocer a grandes rasgos qué es un emprendedor y qué cualidades tiene.

El emprendedor es quien ve una oportunidad de negocio y está dispuesto a realizar un proyecto en torno de ello. En ese sentido, es un experto en la planificación de una idea empresarial, busca su financiamiento y la pone a trabajar.

Mira a fondo las características del emprendedor.

 

1. Es independiente

Esta característica debemos ubicarla en primer lugar, pues si algo no les gusta a los emprendedores es recibir órdenes de alguien más. ¡Atención! Esto no significa que sean rebeldes. Un emprendedor suele ser autónomo y le gusta liderar sus proyectos.

Siempre quiere ir un paso adelante, por ello le resulta complicado trabajar a la sombra de otro. Es muy bueno colaborando en equipo, siempre y cuando él sea quien encabece el proyecto en marcha.

 

2. Tiene iniciativa

Siempre va y mira más allá: da buenas ideas y está dispuestos a tomar riesgos inteligentes, con tal de seguir sus corazonadas. Aporta una visión diferente a los retos o a las problemáticas que se les presentan.

 

3. Es innovador

Tiene el deseo de cambiar cómo se hacen las cosas y muchas veces los perciben como perfeccionistas. Desean controlar su empresa y su estilo de vida, y su visión les permite crear grandes cosas con herramientas sencillas.

Es creativo y le gusta pasar su tiempo concibiendo nuevas metas, ya que siempre está en busca de tendencias para seguir aprendiendo acerca de su industria.

 

4. Es apasionado

Si deseas ser un emprendedor exitoso debes creer en lo que haces, sobre todo porque habrá momentos en los que las cosas no siempre marchen bien, y la pasión por tu trabajo será lo que te haga continuar con el proyecto.

Ser emprendedor es más complicado de lo que puede pensarse. Habrá más personas que no crean en tu éxito. La clave es enfocarte en tus decisiones y perseverar hasta demostrar de lo que eres capaz.

 

5. Es persistente y positivo

¿Alguna vez conociste a un emprendedor negativo? La negatividad y el emprendimiento son dos conceptos que simplemente no combinan, y no porque piensen que todo siempre estará bien. Cuando las cosas salen mal o no funcionan, el emprendedor observa sus errores o fracasos, los analiza y comienza otra vez.

Si bien todos pueden temerle al fracaso, el emprendedor sabe manejarlo de otra forma. Muchos perciben el miedo como un freno a sus objetivos; una persona emprendedora, como un motor que los impulsa a continuar.

Una de las razones de este optimismo es porque confía en sus capacidades porque, si no confía en sí mismo, ¿cómo puede esperar a que alguien más lo haga?

 

Descubre cómo convertirte en un emprendedor exitoso

«Tu tiempo es limitado, no lo desperdicies viviendo la vida de alguien más». Si te has sentido identificado con esta frase de Steve Jobs, quizás es hora de comenzar a emprender tu propio negocio.

Ser un emprendedor requiere muchas cosas, pero si estás dispuesto a enfrentar los retos próximamente, aquí te decimos cómo prepararte para cumplir tus metas.

 

1. Aprende a relacionarte

Creemos que para ser un emprendedor exitoso debes saber crear y mantener buenas relaciones con las demás personas al construir redes de apoyo. Gracias a ellas es posible convocar una buena cantidad de amigos para que prueben tus productos o compartas tus ideas.

Para ser un buen emprendedor debes ser amigable y amable, pero sin perder tu autoridad.

 

2. Resuelve los problemas

Cuando eres el que lleva la batuta en un proyecto, no tienes tiempo que perder. Mientras que muchas personas se paralizan ante los problemas, como emprendedor debes saber analizar y dar una solución rápida, inteligente y con un uso eficiente de los recursos, por supuesto.

 

3. Ve las oportunidades de negocio 

La curiosidad mueve a los líderes. En cada momento, hasta cuando miran la televisión, pueden encontrar un negocio o idea para emprender. 

Los emprendedores parecen imanes de nuevas oportunidades. Su actitud les permite ver nuevos proyectos donde otros solo ven dificultades.

 

4. Aterriza bien tu idea

El primer paso es saber muy bien qué es lo que quieres emprender, más cuando buscas crear un servicio o un producto innovador. ¿Quiénes son tus buyer personas? ¿Qué problema buscas solucionar? 

 

5. Conoce tu mercado

Es importante que dediques buena parte de tu tiempo a analizar las diferentes tendencias y comportamientos de los consumidores. Investiga la situación actual del sector en el que has decidido emprender, conoce a tus competidores y analiza tus áreas de oportunidad.

Estos aspectos te ayudarán a entender cuánta rentabilidad puede tener tu nuevo negocio.

 

6. Crea un plan de negocio

Define un plan comercial paso a paso, para establecer de qué manera comenzarás a invertir, ya sea que cuentes con ahorros o busques financiamiento. Así podrás comenzar a construir tu modelo financiero. No olvides utilizar la información que recopilaste previamente en el análisis de mercado y consumidores.

 

7. Organízate

La planificación te llevará al éxito. Define bien tus tareas diarias, semanales y mensuales y fija una rutina de trabajo. Establece metas a cumplir en determinado tiempo, y revisa continuamente tus logros y fracasos. Retroalimenta tu proyecto con la experiencia adquirida para conocer mejor tus oportunidades.

Piensa en cómo ser más productivo y alcanzar tus objetivos, tanto de manera individual como en un equipo de trabajo.

 

8. Define cómo darás a conocer tu negocio

Además de la publicidad tradicional, asegúrate de contar con redes sociales y una página web para dar a conocer tu empresa. Recuerda que si no estás en internet, te pierdes de la mayoría de las oportunidades de venta.

Si no eres experto ni tienes habilidades en diseño web o programación, descuida, ya que puedes recurrir a un diseñador que te apoye con la creación de tu sitio. Si no cuentas con presupuesto destinado para contratar a alguien, puedes aprender a hacer un sitio web de forma sencilla en la red.

No está de más que comiences a crear una estrategia de marketing para consolidar tu negocio. Las buenas prácticas de inbound marketing te ayudarán a que más personas conozcan tus servicios o productos.

 

Nunca es tarde para hacer tus sueños realidad. ¡Comienza a emprender y conviértete en un ganador! No existe una fórmula mágica para ser exitoso: solo requieres dar valor a tus habilidades y muchas dosis de ingenio.

 

Visión y Misión

 Misión Visión

Publicado originalmente en agosto 7 2019, actualizado agosto 07 2019

Topics:

Emprender