¿Cuándo fue la última vez que hiciste un análisis competitivo para tu marca?

Este tipo de análisis suele llevarse a cabo poco después de la fundación de una empresa o del lanzamiento de un producto nuevo. Para algunas empresas, un análisis competitivo se reduce a observar a diario los perfiles de su competencia en las redes sociales.

Son muchos los profesionales del marketing que no aprovechan al máximo las auditorías de la competencia por falta de tiempo o información. Sin embargo, saber qué hacen otras empresas para posicionar su producto y la historia de su marca es crucial para que tu contenido atraiga a tu consumidor ideal.

<<Descarga gratis el kit para llevar a cabo una investigación de mercado >> 

Aquí te diremos cómo comparar las debilidades de tu competencia con tus fortalezas, y viceversa.  

Además, realizar un análisis de tu competencia y hacer un comparativo facilitará que aproveches tus ventajas competitivas del mejor modo. Así sabrás en qué aspectos o áreas sobresale tu producto servicio o empresa y esto puede llevarte a ganar una parte del mercado que quizá no está tan satisfecha con algún competidor. 

Concéntrate en tus ventajas para potenciarlas, con el fin de que tus clientes ideales las reconozcan y elijan tu marca por encima de otras.

¿Cómo hacer un análisis de la competencia?

Los pasos siguientes son fundamentales cuando estés por realizar un análisis de tu competencia. 

1. Identifica a tus competidores principales

Antes de ponerte manos a la obra con el análisis, tu prioridad es saber cuáles son las marcas que trabajan para el mismo sector del mercado hacia el que te diriges. Algo común es que ofrecen tu mismo servicio o producto.

Debido a que el mercado es tan grande quizá no sea posible que identifiques a todas las marcas o productos que están en competencia con aquello que comercias, pero sí puedes realizar una lista de los competidores principales. Puedes utilizar ciertos criterios como los canales de interacción y distribución, la zona geográfica en la que están activos, las coincidencias entre las imágenes empresariales (como logotipos, colores o conceptos) y los valores que representa cada marca, entre otros aspectos.

Si no sabes cómo identificar las empresas que son tu competencia más directa, puedes ayudarte al usar un motor de búsqueda como Google y ver cuáles empresas aparecen cuando utilizas ciertas palabras clave que identifican a tu negocio, servicio o producto, valores, o el objetivo o misión empresarial.

2. Compara el contenido de tu competencia

Una vez que tengas una lista de las empresas que parecen ser tu competencia principal y más directa, te conviene analizar su contenido para verificar que en efecto son las marcas o empresas más parecidas a la tuya. Haz una lista de unas 15 o 20 compañías, que serán suficientes para que delimites progresivamente cuáles son las más relevantes.

Cuando comiences el análisis de contenido podrás darte cuenta de qué tan cierto es que estas empresas están dirigidas al mismo tipo de clientes que tu compañía y qué tan similares son respecto a otros elementos, como la visión o valores que los impulsan a ser parte del mercado. Si tu lista no se reduce significativamente, puedes descartar aquellas empresas que tengan más diferencias contigo, aunque sigan siendo parte del mismo giro de tu negocio.

Te recomendamos que no te deshagas de los nombres de las empresas que descartaste. En un futuro pueden ser referentes para una renovación de tu negocio o convertirse en tu nueva competencia. Además, estas empresas pueden formar parte de tu competencia indirecta y seguramente en algún momento te será de utilidad tenerlas registradas y considerarlas para generar estrategias.

3. Analiza los datos con herramientas especializadas para auditar la competitividad

Una vez que hayas realizado una primera evaluación del contenido puedes realizar una segunda ronda con una herramienta específica, como un software o una plataforma en línea. Ello te ayudará a identificar elementos más específicos y técnicos, como el alcance que tienen actualmente con sus contenidos, la interacción que llevan con sus lectores (en el caso de blogs) o espectadores, así como la reputación que tienen en redes sociales, el número de seguidores, la periodicidad de sus publicaciones y otro tipo de elementos que te ayudarán a calcular su éxito y penetración en el mercado.

Algunas de las herramientas para realizar estos análisis especializados son Ahrefs, Quick Sprout, Moz Link Explorer, Alexa y Buzzsumo. Es conveniente que consideres utilizar varias herramientas. Aunque algunas como Quick Sprout ofrecen un análisis general, muchas de estas plataformas se especializan en analizar elementos detallados, como el alcance de páginas o artículos en redes sociales (Buzzsumo), la autoridad de un sitio web (Moz Link Explorer) o las ubicaciones en que el alcance de tu competencia es mayor (Alexa).

Una vez que hayas realizado los análisis de tus competidores con estas herramientas, resalta las interacciones más destacadas, tanto de elementos positivos como negativos. Tenerlas identificadas te ayudará a comprender mejor cuáles son las cualidades de tu competencia, así como sus áreas de oportunidad. Eso te dará claridad acerca de dónde puedes tomar ventaja.

4. Estudia su estrategia SEO

Aunque esto podría formar parte del elemento anterior, lo consideramos como un elemento separado. La estrategia SEO que tenga tu competencia puede ser realmente determinante cuando se trata de evaluar y comparar los lugares que ocupa dentro de una clasificación en motores de búsqueda. Esto, sin duda alguna, también es importante al momento de definir el número de clientes que cada empresa atrae y retiene.

Identificar las palabras clave será de suma importancia. Si observas que hay un grupo de palabras clave en las que destacan tus competidores y consideras que estos temas no son la especialidad de tu empresa, siempre puedes crear contenidos para el mismo giro, pero que versen sobre otros temas. Usa palabras clave diferentes que de igual manera mejorarán la visibilidad de tu sitio.

5. Compara tus ventajas competitivas y genera una estrategia

Como último paso a seguir, debes considerar hacer una comparación global de todos los datos que recolectaste de las empresas que son tu competencia e identificar en cuáles aspectos tu negocio o marca los rebasa. Este paso será el que definirá el tipo de estrategia que utilizarás para mejorar el rendimiento y reforzar los elementos distintivos de tu marca o negocio, ya sea porque cuentas con una mejor calidad en un área o porque sabes que reúnes los elementos necesarios para destacar.

Aunque es cierto que mucho del enfoque que te presentamos se concentra en el contenido y el posicionamiento en la web, habrá casos en los que las ventajas competitivas podrán residir en otro tipo de elementos que van más allá de mejorar el SEO de tu sitio o la cantidad de seguidores en tus redes sociales.

Por ejemplo, si una marca que es tu competencia no cuenta con muy buenas reseñas respecto a su atención a clientes (ni en sus redes sociales, en su sitio web o en las reseñas de Google) puedes enfocarte en generar una ventaja competitiva al ofrecer una atención a clientes excepcional. Así, a la vez que mantienes la calidad en tu producto o servicio, tendrás un buen control de tu reputación en línea. Al hacer esto, gradualmente mejorará tu posición dentro del mercado, porque los clientes comenzarán a dar reseñas positivas sobre tu empresa, ya sea en internet o en persona.

Ejemplo de cómo organizar tu análisis de competencia

Mira cómo una empresa que ofrece servicios de marketing digital para pymes puede poner en una tabla su análisis de competencia. Previamente, seleccionó a los competidores que tienen un branding similar al suyo:

Ejemplo de análisis de competencia- tabla de competidores

Mira el acercamiento por cada sección de la tabla:

Análisis de competencia- Tabla de competidores

Ejemplo de análisis de competencia

Así, logró diferenciar a su competencia más directa y visualizar cuáles son las estrategias que le ayudarán a ganar más reconocimiento y clientes.

 

Realizar un análisis eficaz y continuo diferenciará a tu marca y le permitirá obtener un mejor rendimiento. ¡Prueba estas tácticas y haz que destaque!

Investigación de mercado

 Investigación de mercado

Publicado originalmente en junio 5 2020, actualizado septiembre 08 2020

Topics:

Estrategia Empresarial