¿Quieres enviar tu plan de negocios a los inversionistas, pero no sabes cuáles son los elementos que debe llevar? Aquí te diremos cuál es la estructura de un plan de negocios que te ayudará a alcanzar tus objetivos de negocio.

Verás paso a paso qué requieres y cómo puedes organizar la información, así como los ejemplos que te ayudarán a consolidar tu aprendizaje. 

<< Descarga gratis el kit para crear un plan de marketing para tu start-up >> 

¡Comencemos!

¿Por qué debes estructurar correctamente tu plan de negocios? 

Los motivos principales por los que te conviene idear un buen plan de negocios son múltiples, pero los más importantes tienen que ver con tres elementos: la organización, viabilidad y el financiamiento externo. En detalle, estos tres elementos obtienen beneficios de una estructura de un plan de negocios porque: en primer lugar te facilitará tener una mejor organización en tu negocio, sabrás con más exactitud cómo administrar tu personal, los recursos el tiempo y cada paso del proceso que requiera del funcionamiento de tu negocio.

En segundo lugar, la estructura de un plan de negocios  te ayudará a identificar qué tan viable es tu proyecto de negocio antes de ponerlo en práctica. Esto te permitirá corregir algunos errores técnicos e iniciar con una tasa menor de riesgos. 

En tercer lugar, un plan de negocios te ayudará a conseguir financiamiento externo gracias a la viabilidad y nivel de organización técnica y administrativa que estará aterrizada en la estructura de un plan de negocios. No solo te ahorrarás problemas futuros y restructuraciones sobre la marcha que tal vez desaceleren el ritmo de desarrollo de tu proyecto: pensar y hacer la estructura de un plan de negocios también te permitirá tener más claridad sobre tu empresa en general.

 

1. Portada

El primer componente es la presentación de tu plan de negocios. Es importante que se encuentre el nombre de la empresa o marca y también el nombre del director o el comité directivo, en caso de que un grupo de personas sea responsable de la autoría. Del mismo modo es conveniente que contemples añadir el logotipo de tu marca o empresa.

También deja una breve referencia que muestre los datos de contacto para que esté a la vista de futuros inversores.

2. Índice o tabla de contenidos

Debe desglosar todos los elementos que tratas dentro de tu plan de negocios. Recuerda que el índice es una herramienta útil para quienes buscan consultar o verificar un tema en específico por lo que debes de buscar que sea lo más sencillo, claro y específico posible.

3. Resumen ejecutivo

Como su nombre lo indica, es un resumen que abarca toda la información contenida en tu plan pero reducido a sus mínimas expresiones. Algunos recomiendan que no sobrepase la página de extensión y otros hablan de un máximo de tres páginas. Realmente esto dependerá de la magnitud de tu proyecto y de que tu estilo al redactar sea ligero o denso. A veces puede pasarse muy rápido una lectura que a simple vista parece larga, pero todo depende de que no seas repetitivo y que seas capaz de definir con las palabras justas los aspectos necesarios que conforman a tu empresa y sus servicios o productos.

Aunque un resumen idealmente debería considerar todos los aspectos que se abordan, muchas veces hay ciertos temas que pueden ser descartados. De cualquier manera, hay datos que sí son imprescindibles como: nombre de negocio, tipo de empresa y de actividad, ubicación o dirección, descripción del negocio y del servicio o producto que ofreces, ventajas competitivas o sello distintivo del negocio.

También la visión y misión de la empresa, objetivos o metas, estrategias planteadas en principio para alcanzar las metas, la organización o estructura del equipo de trabajo para que el negocio sea operativo, la inversión inicial que requiere la empresa para comenzar a funcionar y una estimación de la rentabilidad que tiene el proyecto de negocio.

Es importante considerar la información que acabamos de enlistarte sobre todo porque incluirla incrementará las posibilidades de que consigas financiamientos y colaboraciones de inversión externas -desde cofinanciamientos, creación de franquicias o expansión hacia nuevos mercados.

4. Definición de negocio

Este componente se centra en dar más detalles sobre el concepto de negocio y en general todo lo que estará relacionado con cómo funcionará la empresa. Si cuentas con prototipos de tus productos o versiones beta de las que puedes realizar un registro fotográfico, este es el lugar para añadir toda la evidencia gráfica que les permitirá a los lectores conocer más sobre la marca, la identidad gráfica, el tipo de empaques que utilizan, qué materiales maneja... Además, por qué escogen el material que usan en sus productos y empaques, y qué tipo de proceso se realiza para llegar a la presentación final.

5. Estudio de mercado

En la estructura de un plan de negocios este elemento es importante para que el concepto y estrategias planteadas se ofrezcan del mejor modo posible dentro del rubro o giro del mercado hacia el cual tu empresa se está dirigiendo.

Aquí también anotarás a las compañías o marcas que hacen competencia a tu negocio y harás un estudio de las ventajas y desventajas que presentan así como una comparación con tu proyecto para que puedas sacarle el mayor provecho a tus fortalezas y ventajas competitivas e idees estrategias para minimizar el impacto de tus debilidades.

Realizar esta parte del plan de negocios puede usarse como la base para contestar a otros elementos sobre tu marca, producto o proyecto en general, por lo que es un concepto que no debes olvidar y si sientes que estás estancado en el proceso de creación del plan, comienza a dedicarte al estudio de mercado y verás que después de concluirlo te será mucho más fácil trabajar en otros elementos.

Además de considerar a tu negocio dentro de su mercado, en esta sección dejarás evidenciado el nicho o sector hacia el que se dirigen tus productos o servicios (también como buyer personas) y también ahondarás en el tipo de estrategias de marketing y publicidad que tienes planeadas para difundir y destacar a tu negocio.

6. Estudio técnico

Este componente de la estructura de un plan de negocios es el que se encarga de realizar un análisis detallado sobre los recursos, no solo económicos sino también materiales y conceptuales, que componen al proyecto de tu marca o negocio.

Aquí es donde debes anotar la infraestructura material o maquinaria que requieres para desarrollar tu producto u ofrecer tus servicios. También será el apartado en el que especificarás cuántos espacios físicos utilizarás (oficina central, edificios de maquila, transporte, tiendas, etc.), la organización de los productos en caso de contar con una tienda exclusiva de tu marca o negocio entre otros elementos necesarios que se necesitan para resolver los elementos técnicos de tu emprendimiento.

7. Organización del negocio

Este componente especifica el esquema de organización de la empresa y describe de manera extendida las responsabilidades de cada cargo y a qué se comprometen a nivel jurídico quienes asumen un cargo específico, así como los derechos que también adquieren al formalizar una relación laboral con la empresa. También es una sección en la que la estructura de un plan de negocios señala el tipo de empresa que busca ser (si manejará sucursales o un esquema de franquicias, será sociedad anónima o corporativa, entre otras).

También será la sección de tu plan en la que tratarás temas como los horarios, etiqueta de vestimenta, funciones, nombre de cada vacante necesaria para cada uno de tus empleados, perfiles profesionales requeridos, salarios de cada uno de los empleados entre otra información necesaria para tener en claro qué recursos humanos se requieren y qué recursos económicos se destinarán para pagar el capital de manufactura, administración, distribución y comercialización.

El sistema para contabilizar ventas, ganancias, inversiones así como cualquier otro registro también se establece en este apartado. Del mismo modo, es el componente de la estructura en la que se menciona el perfil de cada una de las personas que conforman al comité directivo, así como su trayectoria y habilidades destacadas.

8. Estudio de inversión y financiamiento

En esta sección de la estructura de un plan de negocios se especifica la cantidad de recursos que es necesaria invertir en el caso de las financiaciones externas y convenios. Además de ello, se explican las estrategias que se tienen en consideración para que las inversiones generen ganancias y se especifican los rubros en los que se gastará hasta el último centavo de la inversión requerida.

En esta sección es importante que consideres a los activos fijos -que nombran elementos como infraestructura para maquila y producción, compra de oficinas permanentes o mobiliario para tiendas y oficinas, vehìculos o terrenos- así como los activos intangibles -que nombran a las inversiones hechas en investigación, formación de personal, gastos para la constitución legal como empresa y presupuestos para casos de situaciones imprevistas, entre otros.

También se suele escribir un pronóstico de desarrollo y crecimiento para los próximos tres o cinco años que especifique las estrategias y herramientas que se planean utilizar para llegar a esas metas económicas y al desarrollo financiero buscado. Dentro de este pronóstico se considera un presupuesto de los salarios que deben cubrirse durante el primer ciclo de producción y comercialización en el que las ganancias pueden no cubrir estos gastos.

9. Conclusiones y recomendaciones

A forma de cierre, añade una sección que deje en claro por qué tu empresa o negocio es viable y rentable: destaca la utilidad de producto o servicio para el nicho hacia el que te diriges y señala las características que te distinguen de tu competencia y que hacen diferente e indispensable a tu negocio. Menciona también la calidad de tu producto o servicio y la eficiencia en su sistema de producción.

En caso de que tu producto o servicio se encuentre todavía en un proceso de perfeccionamiento, es conveniente que señales en este apartado de la estructura del plan las fortalezas y las propuestas de solución que se han ideado para resolver las debilidades de tu servicio o producto.

 

Además de estos componentes principales, puedes encontrar otros que dependerán del giro y las intenciones que tenga tu empresa o proyecto. Ya que te hemos comentado más a detalle cada uno de los componentes, pasaremos a hablar de las distintas estructuras de un plan de negocios de acuerdo al enfoque específico que se le dé con base en las prioridades que tenga tu negocio.

Aunque cada una de las estrategias es necesaria para realizar un plan de negocios, dependiendo de las necesidades de tu proyecto, deberás prestarle mayor o menor atención a una de las siguientes categorías o estructuras.

Estructura mecánica de un plan de negocios

Este tipo de estructura destaca aspectos como los objetivos del proyecto, los precios de los productos que serán determinados con base en los precios que oferta tu competencia y la capacidad que tengas de reducir costos de producción para ofrecer un precio competitivo.

El número de vendedores también es prioridad en este enfoque, así como los canales de distribución, comercialización y difusión. El abaratar costos a veces no es posible, pero si esto sucede, debes prestarle atención entonces a la implementación de esquemas de pago a plazos o la oferta de financiamientos para tus clientes.

Ya que esta perspectiva define precios y otros elementos financieros y de organización númerica, debes considerar utilizarla también cuando estés en busca de una reorganización o cambio para mejorar tus procesos y eficientar la producción y comercialización de tu empresa.

Estructura ideológica de un plan de negocios

La estructura de un plan de negocios enfocada en el área ideológica destaca la identidad de tu marca o empresa. Si eliges priorizar esta forma de estructura, busca destacar los valores que definen a tu empresa o producto, señala también las ventajas competitivas que tiene tu proyecto, qué carácter tiene tu empresa y cuál será la actitud al enfrentar situaciones complicadas como crisis o problemas con marcas competidoras en tu mismo rubro. 

La misión, visión y nombre de la empresa o productos también son muy importantes en esta perspectiva ya que esto determinará la credibilidad y distinción de tu marca en comparación con las empresas que son tu competencia. Para poner en práctica este enfoque como el principal en la estructura de un plan de negocios debes de conocer al pie de la letra el concepto o idea de tu proyecto.

Estructura financiera de un plan de negocios

Varios especialistas concuerdan en que este enfoque es el que más importa cuando se está realizando la estructura de un plan de negocios. Esto es porque esta perspectiva se enfoca en la rentabilidad y viabilidad de las empresas.

Para que lleves a cabo una buena estructura financiera debes de tener en cuenta seis elementos: un cálculo de resultados, balance general y flujo de caja proyectado mínimo a tres años, un análisis del punto de equilibrio - que es un cálculo del momento en el que la empresa comenzará a generar ganancias-, un análisis de escenarios y una sección de conclusiones en la que abordarás la tasa interna de retorno, así como el análisis del punto de equilibrio como indicadores mínimos.

Si tienes más indicadores que demuestren la viabilidad, agrégalos para darle más posibilidades a tu proyecto con financiamientos externos.

Estructura de un plan de negocios internacional

Esta perspectiva para crear un plan de negocios destaca el estudio del entorno y mercado en el que se plantea lanzar el negocio. Es de vital importancia conocer a las marcas que ofrecen productos o servicios similares al tuyo y analizar su actividad en los últimos meses o par de años. Esto te permitirá conocer si tu propuesta es adecuada o necesita una reformulación o adaptación al nuevo mercado hacia el que planeas expandir tu negocio.

En la realización de esta estructura es de mucha utilidad realizar un análisis FODA que te permitirá conocer las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas de tu proyecto dentro del entorno internacional y al comparar tu oferta con la de tus competidores.

En el proceso de esta estructura haz un análisis concienzudo de tus clientes potenciales y de todo el mercado hacia el que te quieres dirigir.

 

Ejemplo de la estructura de un plan de negocios

En caso de que quieras saber más sobre la manera en la que puedes crear la estructura de un plan de negocios, te dejamos el siguiente ejemplo.


Imagen de 100plandenegocios.com

Como puedes observar en su índice, los elementos están subdivididos en cada uno de los componentes. Tal es el caso del componente 5 (estudio de mercado) que se desarrolla en las secciones 2, 3, 4 y 5 con distintos títulos que describen al producto y mercado hacia el que se enfoca, la competitividad, el plan de marketing y el plan de ventas.

En este ejemplo, hay un enfoque de un plan de negocios internacional. También prioriza un plan de negocios financiero que contempla el cálculo de resultados a un plazo de cinco años y presta una especial atención al análisis de las previsiones y del punto de equilibrio. 

Como puedes ver, si tienes un índice exhaustivo tus inversores sabrán qué esperar. Esto, además, te ayuda a comentar los aspectos más distintivos del plan y te da la oportunidad de tener más colaboraciones.

 

La estructura de un plan de negocios del giro tecnológico puede dar prioridad a las perspectivas financiera, internacional e ideológica. Así te enfocarías en destacar los elementos que diferencian a tu negocio de otras ofertas en el mercado y mostrarás su solidez financiera.

 

En caso de que busques otras ideas, también puedes consultar planes de negocio que se especialicen en áreas diferentes para lograr diferenciar tu empresa de la competencia mediante la implementación de estrategias innovadoras. 

 

Startups Kit

 Startups Guía

Publicado originalmente en marzo 16 2020, actualizado marzo 16 2020