Cómo empezar en un nuevo trabajo con éxito

Mejora tu desarrollo profesional
María Camila Gómez
María Camila Gómez

Actualizado:

Publicado:

Existe un miedo natural a cambiar de trabajo o empezar un nuevo proyecto debido a que el humano está acostumbrado a las rutinas y siempre buscará lo que le es familiar para no generar incertidumbre. ¿Sientes nervios al empezar un nuevo trabajo? No te preocupes, esto le pasa a todos, la clave es la capacidad para adaptarse y hacerlo de la mejor manera en un tiempo óptimo. 

Comenzar un nuevo trabajo

Considera también que la fuerza laboral a escala mundial está disminuyendo el tiempo de permanencia en los trabajos, el cual, en promedio, puede ser de 2 a 2,73 años, aunque, en muchos casos, hay una rotación en el primer año.

guía gratis

cómo desarrollar tu carrera profesional

cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

Si bien, lo recomendable es durar en una misma empresa entre 1,5 y 4 años, hay un gran impulso para cambiar. De hecho, en España 1 de cada 4 empleados expresa su deseo de obtener un nuevo trabajo y en países como México más del 50 % de los trabajadores quieren un cambio.

Si eres de los que está buscando una nueva oportunidad o ya comenzaste a laborar en un nuevo proyecto, aquí podrás obtener algunos consejos para empezar en un nuevo trabajo con éxito.    

Cuánto tiempo podrías tardar en adaptarte a tu nuevo trabajo

El tiempo para adaptarse a un nuevo trabajo varía mucho porque depende de diversos factores como el país, la empresa, la cultura organizacional, el tipo de actividad, el perfil del trabajador, entre otros. Sin embargo, por lo general, tomará entre 2 y 8 semanas sentirse parte de la compañía, conocer el lenguaje propio de la organización, dominar los procesos principales, haberse integrado a un equipo de trabajo, tener compañeros afines y lograr una adaptación completa, lo cual eliminará esa sensación de incertidumbre, nervios o miedo por estar en nuevo entorno laboral.   

La adaptación no siempre quiere decir que el trabajador ya sea totalmente productivo, ya que este proceso suele ocurrir hasta los primeros 6 meses. Contempla que la habituación a un nuevo trabajo es un proceso que lleva tiempo.

La mayoría de las organizaciones comprenden que la transición a un nuevo trabajo puede ser desafiante y, a menudo, brindan apoyo y recursos para ayudar a sus nuevos empleados a adaptarse. Lo fundamental es mantener una actitud positiva y proactiva, buscar información, establecer relaciones y mantener una comunicación abierta y honesta con tus compañeros y superiores. 

1. Céntrate en lo que sabes hacer

Para Elena Alameda, psicóloga especializada en asuntos laborales y empresariales, un cambio de trabajo genera estrés porque representa una novedad y todos los sentidos se enfocarán en «volver a sentirse a salvo». Para empezar con éxito y disminuir la ansiedad, céntrate en lo que sabes hacer y recuerda que eres el especialista para esa actividad, por eso te han contratado.

Nada te hará sentir más seguro que desempeñar tus funciones, aunque debes estar alerta de no tratar de demostrar de más que tienes el conocimiento y verte soberbio u ostentoso. Sé natural, auténtico y que tu trabajo sea la mejor carta de presentación. 

2. Trabaja con objetivos claros

Alinea tus objetivos profesionales a los objetivos de la empresa. Para este punto, debes conocer bien cuáles son las expectativas del puesto y cuál será tu papel, así podrás trabajar con metas claras. Tener una guía y saber hacia dónde va el equipo de trabajo, así como el rumbo de la compañía, te ayudará a eliminar la angustia porque tendrás la certidumbre de que tu trabajo es clave para lograr algo específico. 

3. Estudia para quién trabajas y aprovecha el onboarding

Seguro investigaste a la organización durante tu proceso de búsqueda de un nuevo trabajo, pero te recomendamos, una vez dentro de la compañía, profundizar en el perfil de la misma. Estudia su historia, sus valores, los retos, identifica cuál es su presencia en el mercado, cómo es percibida por la gente y cualquier aspecto que te sirva para asimilar esa información. Esto te ayudará a empezar a generar un sentido de pertenencia.

Además, aprovecha al máximo tu onboarding. Las empresas suelen tener un proceso de incorporación para los nuevos integrantes a fin de brindarles información general de las áreas de la empresa, sus flujos de mando y diversos aspectos para hacer que el nuevo empleado labore mejor. Es importante que atiendas este onboarding y lo aproveches para despejar dudas. 

4. Observa el entorno laboral

Tener una capacidad de observación es necesaria para un nuevo trabajo, ya que así podrás identificar cómo se comportan los demás integrantes, cuáles son los procesos, formatos, canales de comunicación y cualquier detalle del día a día. Esto te servirá para obtener referencias que muchas veces dan por hecho que todos en la organización conocen. 

En su experiencia, Claudia Contreras, CMO y head of Marketing de la división de Mobile eXperience de Samsung en México, considera que quien inicie funciones en una nueva empresa debe observar los «aspectos de la rutina diaria» para identificar diferencias y notar qué procesos se pueden optimizar. 

Un buen observador sabe prepararse y hacerse de datos valiosos para anticipar y saber cómo actuar en circunstancias específicas. 

<< Cómo desarrollar tu carrera profesional [Guía Gratis] >> 

5. Escucha y pregunta

Aunque realices una misma función, el hecho de estar en un nuevo trabajo te brinda la oportunidad de aprender más. Para adaptarte, disminuir la ansiedad e iniciar con éxito, un factor clave es saber escuchar y preguntar.

Cada empresa tiene su propia cultura y formas de trabajar, así que no tengas miedo de preguntar, aunque creas que es una duda básica. Abre tus sentidos y escucha para que obtengas información relevante que te servirá en un futuro o ante una situación concreta. 

6. Acostúmbrate a actuar fuera de tu zona de confort

Una de las principales razones para no cambiar de trabajo es la famosa zona de confort, es decir, cuando una persona se siente cómoda en lo que hace y no quiere tomar ningún tipo de riesgo, incluso, si esa persona sufre en su trabajo, pero opta por quedarse en esa compañía para no arriesgar lo que ya ha hecho y porque se siente familiarizado con lo que hace.

Acostúmbrate a actuar fuera de tu zona de confort, así cualquier nuevo escenario ya no te generará nervios o estrés. Esto aplica para cualquier aspecto de tu vida. Como dice el escritor Mario Alonso Puig: «Cuando salgas de tu zona de confort, te sentirás peor, pero paradójicamente estarás mejor». 

7. Sé positivo y brinda una buena vibra

Un nuevo empleo puede ser desafiante y estresante, como cualquier decisión que implica un cambio, pero si te cierras, todo lo ves mal y comienzas a llenarte de sensaciones negativas, la transición será sumamente complicada. 

Lo mejor es que empieces un nuevo trabajo con una actitud positiva, con buena vibra y con proactividad. «La clave para una transición suave es tener una actitud positiva y abierta al cambio y al aprendizaje», indica Heather Huhman, experta en contratación.

Esta actitud es percibida por los demás y generas un círculo virtuoso en el que todo fluye. No olvides conducirte conforme a los buenos hábitos laborales: no llegues tarde, respeta los lineamientos, propón soluciones, sé cortés, saluda, da las gracias y sé empático con tus compañeros.  

8. Intégrate con tu equipo de trabajo

Nada te ayudará más a relajarte en un nuevo trabajo que integrarte con tus compañeros y el equipo en el que te desempeñas. Haz un esfuerzo por ser un buen compañero y vive la cultura organizacional de la empresa. Trata de no aislarte, no te tomes los asuntos como personales y si notas algún conflicto, platícalo. Con una excelente comunicación, cada día de trabajo será grato y satisfactorio.

Como dice Lynn Taylor, autora de Tame Your Terrible Office Tyrant (Domestica la tiranía de tu oficina): «el éxito en un nuevo trabajo no solo depende de las habilidades y experiencia que traigas contigo, sino también de tu capacidad para conectarte con tu equipo y tus compañeros».

9. Organiza tu tiempo y establece prioridades

Empezar en un nuevo trabajo con éxito depende en gran medida de ti, claro que influye la cultura empresarial y el ambiente laboral, pero está en ti abordar el cambio. Una gran manera de iniciar es organizar bien tu tiempo porque esto te permitirá no generar estrés extra. 

Parece fácil, pero es un gran reto. La gestión adecuada del tiempo es un gran aliado para combatir la incertidumbre, aprende desde el principio a establecer prioridades, delegar y no des paso a la procrastinación.

10. Olvídate de los fantasmas externos

La decisión de cambiar de empresa seguro fue meditada, sé fiel a tu decisión y no te dejes llevar por voces externas. Suele pasar que cuando estás en tu trabajo nuevo, conocidos o familiares te hacen dudar si fue lo mejor que has hecho, te preguntan cómo te va y si en algún momento te ven titubear dirán frases como «estabas mejor en tu otro trabajo» o «por qué no buscas regresar a tu trabajo anterior». Debes tener mucho cuidado con estos comentarios, que buscan tu bienestar, pero lo único que hacen es aumentar tu ansiedad. 

Herminia Ibarra, profesora de Comportamiento Organizacional en London Business School, señala que cuando una persona quiere hacer grandes cambios, quienes la rodean (amigos o familiares) suelen tratar de disuadir su decisión porque «temen lo que ese cambio puede significar para ti». 

Con estos consejos, podrás empezar tu nuevo trabajo con éxito y con menos nervios o estrés. Recuerda que todo cambio representa múltiples escenarios de lo que puede pasar, pero te quedes inerte esperando a que todo suceda conforme quieres, sino que te apliques y trabajes para que tu visión se logre. 

Cómo Potenciar y Mejorar tu Desarrollo Profesional Guía desarrollo profesional

Artículos relacionados

Pop up para MEJORA TU DESARROLLO PROFESIONAL MEJORA TU DESARROLLO PROFESIONAL

Consejos para potenciar tu carrera profesional y mantenerte al día con las últimas tendencias

    Pop up para MEJORA TU DESARROLLO PROFESIONAL MEJORA TU DESARROLLO PROFESIONAL

    Marketing software that helps you drive revenue, save time and resources, and measure and optimize your investments — all on one easy-to-use platform

    START FREE OR GET A DEMO