Hoy en día, tener un sitio web es indispensable para cualquier actividad. No obstante, solo 50 % de los negocios han invertido en su propia web. La mayoría de los gestores de negocios piensa que es demasiado complicado. Eso era real hace 20 años, cuando crear un sitio significaba comenzar desde cero o contratar a un experto en desarrollo web.

Descubre por qué es más sencillo que nunca tener tu propia web, gracias a un sistema de gestión de contenidos o CMS.

<< Descarga gratis la guía para dar tus primeros pasos con WordPress  <https://offers.hubspot.es/como-comenzar-con-wordpress?hubs_post-cta=anchor> >> 

Encontrarás todo lo relacionado con este sistema, así como tus mejores opciones para dar vida a tu negocio en la red.

¿Qué es un CMS o gestor de contenidos y para qué sirve? 

Un gestor de contenidos o CMS (Content Management System), es una de las maneras más sencillas de hacer un sitio web, sin necesidad de acceder o modificar el código más avanzado. En vez de iniciar una web desde cero, un CMS te provee una herramienta con la que podrás crear, administrar y gestionar tu sitio, así como tener un panel de configuración del sistema. 

Así, tus usuarios verán su interfaz, como el sitio de la agencia Weidert Group, weidert.com:

Para qué sirve un gestor de contenidos: visualización de interfaz de sitio web

Mientras que tendrás acceso a un panel de configuración:

Panel de un CMS para gestión de contenidos

Un CMS te servirá si quieres crear:

  • Un sitio web empresarial.
  • Un sitio web personal.
  • Un blog. 
  • Una tienda en línea.
  • Un directorio.
  • Una wiki o una web de consulta, y más.

Las 8 características esenciales de un CMS 

  1. Tiene un uso intuitivo: su panel y herramientas están diseñados para que un usuario pueda comprenderlo, incluso sin tener experiencia en diseño o desarrollo web.
  2. Ofrece un entorno seguro y libre de intromisiones: una de las claves al escoger un CMS es que debe tener una garantía de seguridad, donde tus datos y contenidos estén resguardados de intrusos.
  3. Es extensible: un CMS cuenta con funciones que pueden añadirse y dar más flexibilidad, de acuerdo con las necesidades de cada usuario.
  4. Te da un soporte para el SEO: los CMS top son aquellos que ayudan a posicionar tu página por medio del manejo de los metadatos, de los vínculos permanentes y de la optimización de tus imágenes, entre otros aspectos.
  5. No requiere de maquetación: los CMS fueron creados para simplificar las tareas que conlleva una web. En un CMS la maquetación es previa (desde el diseño de la plataforma), por lo que no deberás invertir recursos en esta área.
  6. Es rápido: los tiempos de carga veloces son clave para el posicionamiento web y para la experiencia del usuario, y los mejores CMS son rápidos (aunque eso también dependerá de tu alojamiento web).
  7. Te permite añadir roles distintos: dado que puedes asignar funciones a varios usuarios, dispondrás de jerarquías de edición o visualización, por lo que tus contenidos estarán protegidos de un uso inadecuado.
  8. Ayuda a gestionar los enlaces: un CMS te ayuda a lograr que los usuarios encuentren el contenido y aumente la navegación en la página. Además, permite personalizar los enlaces.

Los 5 tipos de CMS más comunes

Los CMS se pueden clasificar por el tipo de contenido para el que están diseñados, por ejemplo:

  • CMS para tiendas electrónicas, que permiten la visibilidad de los productos y cuentan con integraciones a medios de pago.
  • CMS para Blogs, donde el contenido se agrupa en publicaciones y suele tener un carácter periódico.
  • CMS para foto y videogalerías, que están diseñados especialmente para contenidos multimedia.
  • CMS para directorios y foros, que están optimizados para el contenido generado por el usuario.
  • CMS para Wikis, como enciclopedias electrónicas, que requieren una gestión de enlaces y de contenidos colaborativos.

También hay CMS muy completos donde se pueden albergar, con toda facilidad, tanto blogs y galerías, por ejemplo, además de otros tipos de sitios.

¿Es mejor tener un CMS o una web desde cero?

Hacer una web a medida es mejor si tienes un proyecto demasiado específico, que requiera un desarrollo que no está disponible por medio de un CMS o sus extensiones. No obstante, un CMS será suficiente si lo que quieres es un sitio web estándar con una página de inicio, blog, páginas de destino y recursos multimedia. Lo mejor es que (casi siempre) dispondrás de diseños que te permitirán distinguir tu web del resto, sin tener que entrar en programación avanzada.

Ten en mente que, si tienes una web desde cero, siempre que quieras hacer actualizaciones deberás utilizar un lenguaje de marcado o de programación, como HTML o PHP, CSS y otros recursos especializados. Así, siempre deberás recurrir a un programador o aprender por tu cuenta a hacerlo.

Si ya estás convencido de hacer tu sitio web con un CMS, te daré las mejores opciones para que así comiences con el pie derecho. 

1. CMS Hub

ejemplo de CMS: CMS Hub

Ya conoces la importancia del SEO. HubSpot CMS, además de ser un gestor de contenidos, es un sistema de optimización por sí mismo. Hace que tus usuarios naveguen cómodamente por las páginas y te permite añadir las llamadas a la acción adecuadas, mientras que tú no tendrás que preocuparte por la programación ni por los aspectos técnicos.

Está creado especialmente para las empresas y para los especialistas en marketing, ya que provee la información clave que necesitas para atraer y convertir a tus visitantes en clientes, sin importar desde qué tipo de dispositivo se conecten. ¿Cómo es eso posible? HubSpot CRM personaliza la experiencia del usuario al máximo y hace que cada interacción sea significativa.

Además, toda la información y tus contenidos estarán seguros, pues las actualizaciones son probadas y evaluadas para evitar cualquier vulnerabilidad.

Lo mejor es que todo está integrado con tus departamentos de marketing, ventas y servicio al cliente. Solicita un demo para conocer todas sus funciones. ¡Verás que su uso fácil y su efectividad para deleitar a tus clientes serán irreemplazables! 

2. WordPress

Ejemplos de CMS: WordPress

WordPress suele ser la opción natural para muchos al comenzar un blog. Es SEO-friendly, cuenta con una gestión de contenidos multimedia sobresaliente y tiene miles de opciones de diseño.

Sus plugins son su mejor y, a la vez, más riesgosa característica: al mismo tiempo que dan ventajas increíbles y posibilidades de adaptación poco vistas en otros CMS, representan uno de sus puntos más vulnerables en cuestión de seguridad.

Es una buena opción si estás dispuesto a conocer lo básico sobre CSS y HTML, en tanto que varias modificaciones podrán ser o no compatibles con la plantilla que estés utilizando, o pueden tener problemas entre sí. 

¿Te interesa comparar más en detalle WordPress y CMS Hub? Echa un vistazo aquí.

3. Drupal

Ejemplos de CMS: Drupal

Drupal es el hermano complicado de WordPress. Es significativamente más difícil de utilizar, aunque tiene posibilidades de personalización más amplias, gracias a sus módulos y temas. La mayoría deben ser configurados pieza a pieza, y requieren un conocimiento de nivel desarrollador.

Su ventaja es que tiene una seguridad mejor reforzada, por medio de su sistema gestión de bloqueos, y ayuda a la escalabilidad de tu sitio web, en tanto que es eficiente incluso en medio de un tráfico de millones de usuarios mensuales.

¿Te interesa evaluar en detalle Drupal vs. WordPress y CMS Hub? Echa un vistazo a esta comparación. 

4. Joomla!

Ejemplos de CMS: Joomla!

Joomla! cuenta con herramientas de pago en línea que le convierten en una de las opciones favoritas para el e-commerce. Su protocolo SSL refuerza la seguridad tanto para el gestor como para los usuarios. 

Cuenta con la extensión EFSEO que te ayuda a optimizar tus contenidos con la adaptación de los metaelementos, aunque sus opciones son más limitadas que los plugins como Yoast (y que un gestor de optimización de contenidos, por supuesto).

Una de sus ventajas principales es que fue diseñado para soportar desde blogs hasta sitios más avanzados.

5. osCommerce

Ejemplos de CMS: osCommerce

Sus más de 9 000 add-ons te ayudan a personalizar tu sitio web sin mayores complicaciones. osCommerce es un CMS especializado en tiendas electrónicas que tiene una instalación sencilla, aunque el diseño puede requerir de la ayuda de un profesional.

Es una opción adecuada si lo que necesitas en una web con un tráfico muy alto, y estás dispuesto a contar con la ayuda de un desarrollador y un diseñador especializados en el sistema. Ten en cuenta que la mayor parte del soporte para osCommerce proviene de su comunidad, y las dificultades técnicas tienen que ser resueltas de una forma más autónoma. Además, sus actualizaciones no suelen ser constantes.

6. SilverStripe

Ejemplos de CMS: SilverStripe

SilverStripe es un CMS de código abierto que cuenta con extensiones que darán como resultado un sitio altamente configurado. Eso sí: requiere que dediques un buen tiempo a conocer su núcleo y panel para entender sus posibilidades. 

Es una opción adecuada si cuentas con un programador en tu equipo, quien pueda personalizar las funciones, mientras que el editor simplemente se dedique a gestionar el contenido sin entrar en el campo del HTML.

Debes estar atento a las actualizaciones, ya que sus módulos pueden ser inutilizables tras cada proceso.

7. Weebly

Ejemplos de CMS: Weebly

Más que un CMS, Weebly está considerado como un constructor de páginas web. Es una de las opciones de uso más sencillo, preferido por quienes recién comienzan su presencia digital, en tanto que con sus funciones de «arrastrar y soltar» simplifica la personalización de sus temas.

Cuenta con funciones SEO que te ayudarán a posicionar tu sitio. Su mayor desventaja es que sus opciones de configuración son muy limitadas, lo que dará una apariencia genérica. Además, la asistencia técnica es esencial si quieres recuperar una versión anterior de tu sitio.

¿Cómo elegir el mejor gestor de contenidos para tu empresa?

El mejor CMS es aquel que cubre todas tus necesidades. De acuerdo con el nivel de complejidad de tu proyecto, podrás escoger entre los sistemas más o menos avanzados o con mayor capacidad de configuración. 

Si lo que estás buscando es más que tener un sitio web, sino disponer de una auténtica central de información y contacto con tus clientes, CMS Hub es ideal para tu empresa. Recuerda que, además de ofrecer un CMS, también es un sistema de optimización de contenidos que dará la máxima visibilidad a tu sitio web. Sin duda, algo que lo hace único es la capacidad de personalizar la experiencia de los visitantes y darte las analíticas clave para que crezcas mejor.

Guía WordPress

 Descargar Guía WordPress

Publicado originalmente el 26 de noviembre de 2020, actualizado el 14 de abril de 2021

Topics:

CMS