Marketing

¿Qué es el marketing de contenidos?

Written by Martha Madero | octubre 20 2015

Hoy en día, el contenido útil debería conformar el núcleo de cualquier estrategia de marketing. Los consumidores cada vez se informan más de forma digital, siendo el contenido una de las maneras más eficientes de entregarles información. 

Estos consumidores usan al máximo la tecnología para evitar la publicidad en la televisión, a menudo ignoran la publicidad en revistas, y ahora han llegado a ser hábiles para evitar todo tipo de publicidad invasiva o no deseada por Interenet. El cliente ahora tiene el poder de elegir lo que quiere consumir y lo que no. 

Cualquier director de empresa entiende que el marketing tradicional es cada vez menos eficaz y que debe buscar un modelo comercial que plantee una mejor manera de hacer las cosas.

Por eso solo, tras asumir estas sencillas conclusiones, llegan a conocer el marketing de contenidos.

Es un proceso continuo que se centra en la idea de que las empresas pueden hoy tener sus propios medios de comunicación y no necesitan alquilar espacios caros en medios tradicionales.

Básicamente, el marketing de contenidos es el arte de la comunicación con tus clientes y prospectos, sin necesidad de tener que venderles nada en primer instancia. Es el marketing de la no interrupción (por esa razón es uno de los tres componentes esenciales del inbound marketing).

En lugar de hablar una y otra vez de tus productos o servicios, estarás entregando información que hará a tu comprador tomar decisiones de manera más inteligente. La esencia es la creencia de que si nosotros, como empresas, entregamos información valiosa y consistente a nuestros compradores, en última instancia ellos nos premiarán con su compra y su fidelidad.

Y sí, por supuesto que lo hacen. Por eso el marketing de contenidos es ya una estrategia utilizada por las mayores organizaciones empresariales a nivel mundial, como Coca-Cola, Procter & Gamble, Microsoft, Cisco Systems, Starbucks y John Deere.

También ha sido desarrollada y ejecutada por pequeñas empresas y negocios personales en todo el mundo. ¿Por qué? Porque funciona.

Los errores más habituales

Hay quienes creen que simplemente tener un blog ya es desarrollar marketing de contenidos. La diferencia entre tener un blog y tener una estrategia de contenidos es abismal.

No se trata sólo de crear contenido ni de que los temas tratados intenten posicionar a la empresa como el centro de las conversaciones, sino que una estrategia de contenido debe hacer un profundo análisis de las conversaciones que tienen los usuarios online y ayudar a resolver problemas y necesidades del público objetivo, con un enfoque y objetivos medibles.

Es utilizar todo tu potencial digital para difundir información valiosa de una manera inteligente.

Diferencias con el inbound marketing


La industria del marketing digital está compuesta por muchos usuarios que crean contenido sin cesar. Algunos lo hacen de forma muy efectiva, pero la gran mayoría no lo es tanto, precisamente porque carece de una estrategia y de una metodología bien definidas.

Incluso quienes están en las áreas de marketing de las empresas muchas veces se confunden. Sin embargo, hacer inbound marketing, que es una metodología que incluye análisis, planeación estratégica, análisis métricas y evaluación de metas de ventas, entre otros criterios, es otra historia mucho más compleja.

Mientras que el marketing de contenidos demanda a profesionales de un área específica, el inbound marketing exige un equipo calificado, con múltiples habilidades y perfiles diversos: expertos en negocios, programadores de plataformas, analistas, especialistas en SEO y expertos en ventas inbound. Son ellos quienes dan las indicaciones de lo que exactamente necesitan a los generadores de contenido.

A pesar de todo, no existe una buena estrategia de inbound marketing que no considere todas las aristas del contenido como su base de crecimiento.

Esto no deja dudas de que hablamos de una nueva era del marketing. El pensamiento de líderes y expertos en marketing de todo el mundo, incluyendo a Seth Godin, ha llegado a la conclusión de que el contenido no es sólo el futuro del marketing, sino el presente.