Marketing

20 Frases que los grandes líderes aplican todos los días

Written by Laura Martinez Molera | julio 17 2017

El liderazgo puede ser una característica difícil de comprender. ¿Cuáles son las cualidades de un gran líder? ¿Esas cualidades pueden aplicarse a todos los aspectos de la vida? ¿O quizás alguien puede ser un gran líder deportivo, pero fallar como líder empresarial? ¿Se nace líder o el liderazgo se puede transmitir de una persona a otra?

No diré que conozco las respuestas a estas preguntas ni tampoco creo que muchos las sepan.

<< Mejora tus habilidades para presentar en público con esta guía gratis >>

Pero cuando pienso en que lo que se necesita para ser un buen líder, inevitablemente recuerdo las conversaciones de final de verano con mi abuelo en la terraza de su casa de la playa. Solíamos hablar de todo, desde deportes hasta cómo pelar el marisco que juntábamos por la mañana. En ocasiones, nuestras conversaciones se centraban en temas con una orientación más comercial y entonces era cuando recibía lecciones gratuitas sobre liderazgo a cargo de un experto.

Por si no oíste hablar de él, te cuento que mi abuelo, Don Davis, abandonó en 1988 su distinguida carrera en el mundo empresarial de Estados Unidos para “jubilarse” como profesor en el programa Líderes para Operaciones Globales del MIT. Durante los 22 años que trabajó en la universidad, compartió las lecciones que había aprendido en el mundo de los negocios e inspiró a muchos de los líderes más influyentes de la actualidad.

Como seguramente lo pueda asegurar cualquiera de sus antiguos alumnos, sería imposible resumir todas sus lecciones en un solo artículo. Por suerte, esos estudiantes tuvieron la gentileza de reunir sus ideas en un libro de memorias después de que Don falleciera para compartir algunas de sus enseñanzas más importantes; es decir, los mantras de liderazgo fundamentales de su experiencia. A continuación encontrarás los 20 mantras y un poco más de información de aquellas entrañables conversaciones con vistas al mar. 

Si quieres leer una explicación más personal sobre cómo estos mantras ayudaron a distintos estudiantes a lograr el éxito en los negocios, puedes encontrar el libro de memorias completo aquí. Además, para obtener un recordatorio visual de los 20 mantras, desplázate hacia el final de esta publicación.

1) Los líderes no eligen a sus seguidores. Los seguidores eligen a sus líderes.

No podemos simplemente optar por liderar a un grupo de personas. Podrías tener el título de líder, pero solo serás uno legítimo cuando tus seguidores crean en ti y en tus ideas.

2) Los seguidores eligen a líderes en los que confían, a quienes respetan y quienes les trasmiten confianza.

Si no ganas la confianza y el respeto de tus seguidores, ¿cómo se supone que lograrás la conexión necesarios para inspirarlos a alcanzar grandes logros?

3) Sé tú mismo. La cantidad de estilos de liderazgo es ilimitada.

No existe una fórmula científica sobre lo que debería tener un gran líder; solo debes creer en tu propia capacidad y en la de tus seguidores para alcanzar el éxito.

4) Los líderes necesitan una base de poder y autoridad, pero cuanto más la usan, más la pierden.

No hace falta decir que un liderazgo eficaz exige una cierta cantidad de autoridad. Pero, al igual que la mayoría de las formas de capital, ese poder es limitado. Úsalo con moderación y solo cuando sea necesario.

5) El mejor liderazgo se basa en la persuasión.

Todos tenemos una opinión perfectamente válida. Sin embargo, los líderes tienen la capacidad de persuadir a otras personas y hacer que crean en su visión.

6) Los líderes establecen un estilo y estándares éticos con su comportamiento.

Un líder debe predicar con el ejemplo. No debes hacer nada que no te gustaría que aparezca en la portada de los periódicos. Tus seguidores son grandes lectores.

7) La integridad es la base de un liderazgo eficaz. Tú eres el único responsable de conservar tu integridad.

El terreno de la conducta inmoral es muy resbaladizo, así que intenta evitarlo a toda costa, porque recuerda que todos los que caminan sobre él terminan cayéndose.

8) La individualidad es el peor enemigo del liderazgo.

A un verdadero líder le preocupa más el éxito de sus seguidores que el propio.

9) Elogia rápido, reprende lento. Elogia en público, pero reprende en privado.

Si vas a elogiar a alguien, hazlo a lo grande. Si lo vas a reprender, asegúrate de estar seguro de por qué lo haces y hazlo con respeto.

10) Una de las responsabilidades clave de un líder es eliminar todas las políticas egoístas que puedan surgir.

Como líder, tu trabajo es inspirar a todo el grupo. Ninguna persona es más importante que el grupo, ni siquiera el líder.

11) Asegúrate de conocer todo lo que puedas sobre tus seguidores.

¿Cómo podrías inspirar a alguien si no sabes qué lo motiva?

12) Gestionamos cosas, pero lideramos personas.

Puede sonar cliché, pero siempre volvemos a lo mismo: los seguidores son seres humanos. Nunca olvides esa realidad.

13) La diversidad en una organización no es solo una obligación legal y social, sino que también es una estrategia eficaz.

Todos los problemas, obstáculos o desafíos tienen soluciones diferentes. Las distintas perspectivas hacen que sea mucho más fácil identificar la solución correcta.

14) El liderazgo debería verse como una dirección responsable.

Los términos “líder” y “maestro” son sinónimos, a pesar de que la mayoría de los diccionarios no estén de acuerdo.

15) No tomes decisiones drásticas hasta que no tengas otra opción. La mayoría de los problemas se solucionan con el tiempo.

La postergación no siempre es una tendencia negativa. Evita sacar conclusiones precipitadas. A veces, solo tienes que darle tiempo para que el problema se solucione por su cuenta.

16) Cuando debas tomar decisiones sobre las personas, escucha tu instinto.

Confía en tu capacidad para identificar el talento correcto. Todo se trata de tu punto de vista, por lo que deberías poder reconocer cuando una persona realmente cree en tu idea.

17) Las personas detectan la manipulación y el engaño. Los mentirosos son fáciles de reconocer.

Este punto se relaciona con la confianza y el respeto mutuo que hay entre un líder y un seguidor. No pongas en riesgo ese respeto con ningún tipo de manipulación, o perderás seguidores.

18) Aprende a decir en voz alta “me equivoqué” y “no sé”.

Que seas un líder no significa que eres omnisciente. No pretendas saberlo todo.

19) Si sabes que cierto plan o decisión no es bueno, no lo implementes. Sigue hablando y debatiendo.

No intentes encajar un cuadrado en un círculo. Trabaja con tu equipo para encontrar una manera de tallar las puntas del cuadrado hasta que se ajuste perfectamente al círculo.

20) Todos podemos ser líderes, seguidores o colaboradores individuales.

El potencial es ilimitado y cada uno de nosotros tiene la capacidad de contribuir al éxito de un punto de vista en particular. Todo depende de la confianza que tengas en esa visión.

No hay ninguna receta infalible de lo que tiene que tener un buen líder, pero estos mantras pueden ofrecerte una orientación muy valiosa. No cambiaría esas charlas con mi abuelo en la terraza por nada del mundo.

Nota del editor: Este art´ículo se publicó originalmente en inglés por Jame Curtiss, en enero de 2015 y se actualizó para incluir más información.