¿Qué es lo primero que haces cuando necesitas nuevas ideas para estrategias y campañas de marketing? ¿O cuando quieres encontrar un nuevo gadget? Seguramente, en estos casos acudes a Google, como la mayoría.

Los especialistas en marketing saben la importancia que los buscadores tienen para la atracción de consumidores y como medio para acercarse a la gente: por ello, el 61 % considera que el SEO es su prioridad. Aún más, son conscientes de que las empresas deben tener presencia en estos medios para ser exitosas en el mercado actual.

Por ello, en esta guía hablaremos de qué es el SEO y en cómo construir una estrategia. Nuestro interés es que comprendas las partes más básicas del SEO sin conceptos complicados.

Puedes leer este artículo de corrido o ir a la sección que más te interese para resolver tus dudas concretas de manera más directa.

Kit Gratis

Cómo llevar a cabo una auditoría de SEO

Cuéntanos un poco de ti para acceder al kit

El objetivo del SEO es que los consumidores encuentren fácilmente tu sitio a la hora de buscar un producto o servicio en Google o en otro motor de búsqueda.

En términos simples, el SEO implica dos cosas: la visibilidad y el lugar que ocupas en las clasificaciones o rankings. Veamos cada uno de esto elementos con detalle.

Clasificaciones

Los rankings o clasificaciones son los procesos que utilizan los motores de búsqueda para determinar qué lugar debe tener una página en particular dentro de las páginas de resultados del buscador (o SERP, por sus siglas en inglés). Tu sitio generalmente cambiará de posición en los resultados, ya sea porque otras páginas tienen contenidos más actualizados o por el mismo funcionamiento del algoritmo. Lo importante es mantener tus páginas en los primeros resultados.

Visibilidad

Este término define qué tan llamativo es un dominio en los resultados que arroja un motor de búsqueda. Tener una alta visibilidad significa que tu dominio cuenta con bastantes contenidos que ocupan los primeros lugares en las SERP. La visibilidad baja, por su parte, implica que un dominio no sobresale en muchas de las búsquedas relevantes para su giro o ramo empresarial.

¿Cuál es la importancia del SEO?

La visibilidad de tu sitio y marca en la red, independientemente de si es alta o baja, es la responsable de la cantidad de objetivos SEO que logres conseguir, los cuales se miden con el tráfico y conversiones que obtienes.

Pero hay otro motivo por el que debería interesarte el SEO. Esta estrategia te ayudará a posicionar tu marca y elevar su reconocimiento en prácticamente todas las etapas del proceso de ventas. Puede darte mayor seguridad para tus estrategias de marketing; estas cuadrarán mejor con el comportamiento de los nuevos clientes y, finalmente, aumentarán las ventas.

Y es que el comportamiento de los clientes ya no es lo que era antes. Cada día hay más personas que utilizan los motores de búsqueda para encontrar los servicios o productos que necesitan, y ya que Google obtuvo más del 92 % de las búsquedas realizadas en el último año, considerar el posicionamiento de tu empresa en este buscador se vuelve una herramienta invaluable.

Muchas veces los clientes prefieren realizar por su cuenta la mayor parte del proceso de compra: la gente investiga una marca antes de contactarla, y tener contenidos optimizados los llevará hacia tus soluciones.

En una etapa temprana del proceso, los clientes utilizan Google u otro motor de búsqueda para encontrar información sobre su problema o necesidad; algunos también hacen una búsqueda sobre las posibles soluciones.

Después de esto, evalúan las alternativas que tienen disponibles con base en las reseñas o la popularidad y reputación que las marcas tienen en redes sociales. Siempre consultan estos datos antes de ir directamente a una empresa y preguntar para resolver sus necesidades. Pero esto pasa después que agotaron todas las fuentes de información.

Así, la oportunidad que tienes para que los clientes noten y consideren tu empresa es que aparezca en los resultados de sus búsquedas.

Cómo es que Google clasifica el contenido

Los motores de búsqueda tienen un solo objetivo: proveer a los usuarios de las respuestas o información más relevante para sus preguntas o búsquedas.

Cada vez que utilizas un motor de búsqueda como Bing o Google, los algoritmos eligen las páginas que son más relevantes para tu búsqueda; las clasifican y acomodan de acuerdo con cuáles son las más populares o con mayor autoridad, desde la que está en primer lugar y hasta la última.

Para entregar la información adecuada a los usuarios, los motores de búsqueda analizan dos factores:

  • Relevancia entre la búsqueda y el contenido de una página: los motores de búsqueda organizan los resultados con base en factores múltiples, como temas o palabras clave (keywords).
  • Autoridad: es medida por la popularidad que tiene un sitio en internet. Google asume que cuanto más popular sea una página o recurso, mayor será el valor de su contenido para los lectores o consumidores de material multimedia.

Para analizar toda esta información, los motores de búsqueda utilizan ecuaciones complejas llamadas algoritmos de búsqueda. Cada motor de búsqueda mantiene sus algoritmos en secreto, pero con el paso del tiempo cada SEO tiene identificados algunos de los elementos que considera cuando está clasificando una página. Estos elementos son los factores de clasificación y son la clave de una estrategia SEO.

Como verás más adelante, añadir más contenido, optimizar los nombres de las imágenes y añadir textos alternativos, o mejorar los enlaces internos de tu página afectan la clasificación de tus contenidos y la visibilidad que obtengas en las búsquedas. Por eso cada una de estas acciones mejora un elemento de clasificación y posicionamiento.

Cómo construir una estrategia SEO

Para optimizar un sitio, necesitarás mejorar los elementos o factores de clasificación o posicionamiento de acuerdo con tres ámbitos:

  1. Configuración técnica de tu sitio
  2. Contenido
  3. Enlaces

Por este motivo analizaremos cada uno de los ámbitos de manera individual; de esta manera, cuando realices una auditoría SEO de tu sitio, sabrás mejor en qué área debes mejorar y qué elementos cambiar.

1. Configuración técnica

Para que tu sitio pueda posicionarse en una buena clasificación debe pasar tres cosas: primero, un motor de búsqueda necesita encontrar tus páginas publicadas en internet; después, requiere escanearlas para entender los temas que trata e identificar sus palabras clave; en último lugar, necesita añadir estos contenidos a su índice, que es una base de datos con todo el contenido que se encuentra en la red.

Una vez que suceden estas tres cosas, el algoritmo de cada motor puede considerar desplegar tu sitio para las búsquedas como contenido relevante. Y aunque parece algo sencillo y de lo que no tendrías por qué preocuparte, la realidad es que hay algunos obstáculos que vuelven la situación no tan fácil de manejar.

Una página web es considerada de una manera diferente para los motores de búsqueda que como la vería quien la creó. Tú puedes verla como una colección de imágenes, colores enlaces y textos con un formato; para los motores de búsqueda son solo textos, porque todo lo que se ve está codificado.

Como resultado de esto, cualquier elemento de las páginas en tu sitio web puede aparecer como invisible para los motores de búsqueda. Por ello, pese a que tú lo veas bien, Google podría encontrar todo su contenido (o una parte de él) inaccesible.

Te mostraremos un ejemplo a continuación. Así es como un motor de búsqueda común ve uno de nuestros artículos.

SEO: vista de Google sobre un contenido

Puedes notar varias cosas en este ejemplo:

  • En primer lugar, la página solo tiene texto. Aunque la diseñamos de manera cuidadosa, los únicos elementos que puede ver el motor de búsqueda son textos y enlaces.
  • Como resultado, no puede mostrar las imágenes de la página (el elemento que marcamos con una flecha es una imagen). Esto es porque solo reconoce el nombre de la imagen. Por ello, si la imagen contiene una palabra clave que necesitamos para alcanzar una categoría determinada en el posicionamiento, esto podría visibilizar el contenido para el motor de búsqueda.

Aquí es cuando entra la configuración técnica u optimización del sitio, que asegura que tu sitio web y páginas le permitan a Google escanear e indexar su contenido sin problema alguno.

Y los elementos o factores más importantes que afectan este proceso incluyen:

La navegación en tu sitio web y los enlaces

Los motores de búsqueda rastrean los sitios justo como tú lo haces: siguen enlaces. Los rastreadores de cada motor llegan a una página y usan enlaces para encontrar más contenido que analizar. Sin embargo, no pueden ver imágenes, así que configuran la navegación y enlaces solo como textos.

La estructura sencilla de URL

Los motores de búsqueda no tienen predilección por leer grandes líneas de palabras con una estructura compleja. Por ello te recomendamos mantener las URL de tu sitio con una extensión corta. Configúralas para que incluyan lo menos posible más allá de la palabra clave; de esta manera podrás optimizar la página.

Velocidad de la página

Los motores de búsqueda usan el tiempo de carga de una página como un indicador de calidad. Esto es más relevante ahora debido al aumento de uso de los smartphones para acceder a sitios web, que requieren diferentes formatos y carga de contenidos. Utilizar una herramienta como la de Google (PageSpeed Insights), que te da sugerencias para mejorar tus páginas, es una buena opción para robustecer este aspecto y mejorar el posicionamiento en la clasificación.

Enlaces rotos o redirecciones fallidas

Un enlace roto envía a los visitantes a una página que no existe y un redireccionamiento fallido indica un recurso que ya no se encuentra disponible. En ambos casos, son cosas que le causan al usuario una experiencia desagradable, pero también son eventos que evitan que los motores de búsqueda indexen tu contenido.

Mapas de sito y archivos robot.txt

Un mapa de sitio es un archivo que enumera todos los enlaces o URL en tu sitio. Los motores de búsqueda lo usan para identificar qué páginas rastrear y cómo indexarlas. Un archivo robot.txt, por su parte, le dice al motor de búsqueda qué contenido no debe indexar, por ejemplo, páginas específicas con políticas o reglas internas que no quieres que aparezcan en las búsquedas. Crear ambos tipos de archivo ayudará a acelerar el rastreo e indexación de tu contenido.

Contenido duplicado

Las páginas que contienen contenido idéntico o muy parecido confunden a los motores de búsqueda que suelen encontrar imposible determinar cuál de todos esos contenidos deberían mostrar en los resultados. Por este motivo, los motores de búsqueda consideran que el contenido duplicado es un factor negativo. En caso de que lo encuentren en tu sitio web, pueden penalizarte al ocultar todas esas páginas en los resultados.

Con ello se disminuye el posicionamiento que de otra manera podrías alcanzar al tener en cuenta todo tu contenido producido.

2. Contenido

Cada vez que utilizas un motor de búsqueda estás buscando contenido o información para resolver un asunto o problema particular.

Este contenido podría estar en diferentes formatos: texto, como una publicación en un blog o en un sitio web; también podría estar en el formato de video, como una recomendación de producto o reseña, incluso como una lista de varios negocios que ofrecen la solución al tema que te interesa.

Pero todo, sin duda, es contenido.

Y el contenido es justo lo que te ayuda a ganar una mayor visibilidad en las búsquedas desde la perspectiva del SEO por dos motivos:

  • En primer lugar, porque el contenido es lo que buscan los clientes cuando realizan una búsqueda. Independientemente del tema que quieran saber, el contenido es la respuesta. Por eso, cuanto más publiques, mayores serán las posibilidades de incrementar tu visibilidad.
  • Los motores de búsqueda utilizan el contenido para determinar cómo posicionarte dentro de una clasificación. Así que lo importante es la relevancia que tiene una página en la búsqueda de una persona.

Cuando un motor de búsqueda rastrea una página, lo que hace es determinar el tema que trata: analiza elementos como la extensión o estructura, ya que esto le permite calificar su calidad. Con base en esa información, los algoritmos de búsqueda pueden emparejar la pregunta de una persona con los contenidos/páginas que considera más relevantes para ese asunto.

Es por este motivo que el proceso de optimizar contenido empieza con la búsqueda de palabras clave o keywords, que explicaremos enseguida.

Búsqueda de palabras clave

El SEO no busca que obtengas cualquier tipo de visitantes a tu sitio. Lo que se espera es que atraigas a la gente que necesita lo que tú vendes; que varias de esas personas puedan convertirse en leads y después en clientes.

Esto es posible si tu contenido se posiciona en los primeros lugares de acuerdo con las palabras clave que buscan. Por esta razón, el trabajo de optimización comienza descubriendo qué frases escriben los clientes potenciales al realizar búsquedas.

El proceso normalmente implica identificar términos y temas relevantes para tu negocio. Después necesitas convertir estos temas en palabras clave iniciales y finalmente realizar investigaciones exhaustivas con herramientas como Google Trends para descifrar los términos relacionados que tu audiencia podría utilizar.

Hemos publicado una guía para la búsqueda de palabras clave para principiantes. Esta guía desarrolla el proceso de investigación de palabras clave a detalle, por lo que puedes usarla para identificar los términos de búsqueda hacia los que deberías enfocarte.

Cuando tengas una lista de palabras clave sencilla y bien delimitada, el siguiente paso será optimizar tu contenido. Los especialistas se refieren a este proceso como la optimización on-page.

Optimización on-page

La optimización on-page o en la página asegura que los motores de búsqueda entiendan el tema y las palabras clave de una página, así como relacionen las páginas con búsquedas relevantes.

Observa que utilizamos la palabra «página» y no contenido. Esto es así porque, aunque el trabajo de SEO on-page se centra en las palabras que utilizas, incluye la optimización de elementos que están en el código que alberga tu contenido.

<< Descarga gratis la guía para realizar una auditoría SEO de tu web >> 

Es probable que hayas oído sobre algunos de estos elementos como metaetiquetas de título o descripción. Son las más populares, pero hay más elementos relacionados con el código de tus páginas.

Entonces, para que tu optimización en la página sea más sencilla, te dejamos una lista con las acciones más importantes a realizar en el proceso. Ten en cuenta que, debido a que el contenido de blogs es el que figura en la mayor parte de sitios web, cuando hablemos de los elementos a tomar en consideración nos referiremos al SEO para blogs: cómo optimizar publicaciones para palabras clave. De cualquier manera, todos los consejos son válidos para optimizar otro tipo de páginas y no solo aquellas que albergan posts en blogs.

1. Optimización de palabras clave

Primero asegúrate de que Google entienda cuáles palabras clave quieres que se posicionen en una página específica. Para lograr esto, debes incluir la palabra clave principal en los siguientes elementos de tu publicación:

  • Título de la publicación: idealmente deberías ponerla tan cerca como puedas del inicio del título para tu publicación. Google le da más valor a las palabras que están al inicio del título o encabezado.
  • URL: la dirección de tu página en tu sitio web también debe incluir la palabra clave principal. No deberías agregar nada adicional. También es importante que elimines palabras muy usuales o vacías (por ejemplo, es mejor receta-pastel-queso-fresas que receta-de-pastel-de-queso-con-fresas).
  • Etiqueta de H1: en la mayoría de sistemas de gestión de contenido, esta etiqueta despliega el título de la página de forma predeterminada. Aun así, tienes que asegurarte de que tu plataforma no use una configuración diferente. Si lo hace, no te olvides de incluir también aquí la palabra clave para evitar que tu página sea descartada.
  • Las primeras 100 palabras (o el primer párrafo) del contenido: encontrar la palabra clave al inicio de la publicación de tu blog le reafirmará a Google que este es el tema de la página.
  • Etiquetas de metatítulo y metadescripción: los motores de búsqueda utilizan estos dos elementos del código para desplegar los listados. Consideran al metatítulo como el título en lista y la metadescripción como el contenido que se despliega debajo. Pero más allá de esto, la información que otorgan estos dos elementos se utiliza para entender mejor el tema de la página.
  • Los nombres de los archivos de imágenes y las etiquetas alternativas: recuerda que los motores de búsqueda no pueden ver las imágenes sino solo los nombres de los archivos de las imágenes en tus páginas. Corrobora que al menos una de las imágenes de tu publicación tenga la palabra clave en el nombre de archivo.

La etiqueta alternativa o ALT tag, por otro lado, es lo que los buscadores de texto despliegan en lugar de una imagen (para que lo puedan entender las personas con dificultades visuales). Una vez que una ALT tag está dentro del código de la imagen, los motores de búsqueda la utilizan como un signo de relevancia.

También puedes añadir palabras clave semánticas, como variaciones o sinónimos de tu palabra clave. Google y otros motores de búsqueda las usan para determinar de una mejor manera la relevancia de una página.

Te daremos un pequeño ejemplo. Supongamos que tu palabra clave es «Mango». ¿Te refieres a la fruta o a la marca de ropa con múltiples filiales en el mundo? Podría ser difícil distinguir, pero si Google encuentra otros términos o palabras como azúcar, orquídea o sidra en el resto del texto de la página, la elección sobre qué búsqueda debe posicionarte sería evidente.

Esa es la función que desempeña agregar palabras clave semánticas. Utilizarlas ayudará a que tu página no se muestre en los resultados de búsquedas para los que no tiene relevancia.

2. Optimización de elementos o factores no relacionados con las palabras clave

El SEO on-page no consiste únicamente en repartir palabras clave por toda la página. Los factores que listamos a continuación también confirman la credibilidad y autoridad de una página:

  • Enlaces externos: añadir enlaces que conduzcan a páginas de otros, siempre que sean relevantes para el tema que trata tu página, le permite a Google a determinar de mejor manera cuál es el asunto que desarrollaste en tu página. Además, le da al visitante una buena experiencia de usuario, ya que posiciona el contenido de tu página como un recurso valioso que lo ayuda a conocer mejor el tema.
  • Enlaces internos: por un lado, les permiten a los motores de búsqueda encontrar y rastrear páginas de tu sitio; por otro lado, muestran las relaciones semánticas que tienen varias páginas de un mismo sitio (puedes seguir una estructura de topic clusters). Facilita así la determinación de relevancia para las búsquedas que se realicen respecto al tema central de tu sitio. Como regla, puedes incluir de dos a cuatro enlaces internos por cada publicación.
  • Extensión del contenido: las publicaciones que aparecen en la primera página de resultados tienen un promedio de 1 447 palabras. De acuerdo con Backlinko, aunque el contenido largo suele tener más backlinks (de los que aprenderás más en la sección siguiente), no hay una relación directa entre el número de palabras de un artículo y su clasificación.
  • Multimedia: aunque no es un requerimiento, los elementos multimedia (como videos, diagramas o reproductores de audio) pueden ser una señal de la calidad de una página. Este tipo de recursos mantienen a los lectores en una página por más tiempo y esto, de manera implícita, es una señal clara de que encontraron contenido valioso y útil.

3. Enlaces

Con todo lo que has leído hasta ahora, ya sabes que una página no se posicionará bien si no cuenta con dos factores: relevancia y autoridad.

En la búsqueda por proveer a los usuarios de las respuestas más precisas, Google y otros motores de búsqueda priorizan las páginas que consideran que tienen mayor relevancia para sus investigaciones, pero también aquellas que son más populares.

Los primeros dos rubros (configuración técnica y contenido) se enfocan sobre todo en incrementar la relevancia y muy levemente en la autoridad. Los enlaces, de cualquier manera, son los que determinan la popularidad de una página. Veamos qué importancia tienen en las estrategias SEO.

¿Qué es un vínculo de respaldo o backlink?

Los vínculos de respaldo son referencias hacia tu contenido que existen en otros sitios de la red. Cada vez que otro sitio menciona y señala a sus lectores alguna página con contenido tuyo, ganas un vínculo de respaldo para tu sitio.

Por ejemplo, hay artículos en Entrepreneur que mencionan algunas de nuestras estadísticas y enlazan a sus lectores hacia aquellas páginas que contienen las investigaciones y números citados, así como más información para darles la posibilidad de indagar a fondo.

Ejemplo de backling o vínculo de respaldo de HubSpot en Entrepeneur

Google utiliza la calidad y la cantidad de enlaces como signo de autoridad para los sitios web. La lógica detrás de esto es que los administradores de la página solo referirán un sitio popular y de alta calidad y no un sitio mediocre.

De cualquier manera, no te olvides de que los vínculos deben ser de calidad. Esto es porque no todos los enlaces o vínculos son iguales. Los de baja calidad pueden tener un efecto negativo en tu posicionamiento dentro de las clasificaciones.

Elementos de calidad de los vínculos

Los vínculos de baja calidad o con sospecha de serlo (por ejemplo, aquellos que Google considere que fueron hechos con el propósito expreso de darle más autoridad a un sitio) pueden reducir tu posicionamiento.

Por eso, el enfoque de SEO no debe ser crear cualquier enlace. El propósito es generar la referencia de mayor calidad posible.

Evidentemente, justo como sucede con el algoritmo de búsqueda, no sabemos en específico qué factores determinan la calidad de un vínculo. Aun así, con el paso del tiempo, la práctica constante de una estrategia SEO ha puesto en evidencia que algunos de los elementos que pueden hacer que un vínculo tenga calidad son:

  • La popularidad de un sitio vinculado: cualquier enlace de un dominio que un motor de búsqueda considera como autoridad tendrá alta calidad, prácticamente de forma automática. Los enlaces o vínculos de sitios que a su vez citan otros enlaces de buena calidad aumentan su popularidad y con ello también su autoridad.
  • Relevancia del tema: los enlaces de dominios que desarrollan temas similares al tuyo te darán más autoridad que aquellos que provienen de sitios aleatorios o que tocan esos temas de forma esporádica.
  • Dominios confiables: así como sucede con la popularidad, los motores de búsqueda también califican la confiabilidad. Los enlaces o vínculos que provienen de sitios confiables siempre tendrán un impacto positivo en tu posicionamiento y clasificación.

Link building

Adquirir nuevos vínculos de respaldo o backlinks es lo que se conoce en SEO como link building. Muchos expertos admiten que puede ser una actividad bastante desafiante.

El link building precisa de creatividad, pensamiento estratégico y mucha paciencia. Generar vínculos de calidad requerirá una estrategia y eso no es algo sencillo.

Recuerda que tus vínculos deben contar con varias características para ser de calidad. Además debes buscar que no sea evidente que la creación de estos vínculos fue planeada para los motores de búsqueda.

Algunas de las estrategias para hacer esto son:

  • Vínculos orgánicos o de editorial: estos vínculos de respaldo vienen de sitios que refieren tus páginas por cuenta propia.
  • Contacto: en esta estrategia contactas a otros sitios para pedirles que refieran contenidos en páginas de tu sitio. Esto puede pasar de varias maneras: puedes crear una pieza de contenido increíble en una página y enviarla por correo electrónico a los sitios seleccionados. Si lo encuentran valioso como recompensa hablarán de él en tu sitio. También puedes sugerir en qué tipo de contenido podrían incluirlo como vínculo o enlace.
  • Publicación como invitado: las publicaciones de invitados son artículos de blog que publicas en sitios de terceros. Como recompensa, estas empresas normalmente permiten que incluyas uno o dos vínculos hacia tu sitio en el contenido que publicas y en la biografía del autor que está publicada en su sitio.
  • Vínculos de perfil: hay muchos sitios de internet que ofrecen la oportunidad de crear un vínculo. Los perfiles en línea son un buen ejemplo. Normalmente cuando configuras un perfil también puedes listar tu sitio allí. No todos los enlaces en perfiles tienen gran efectividad para incrementar tu autoridad, pero quizá algunos sí lo tendrán. Vale el esfuerzo y tiempo invertidos, ya que hacer esto es muy sencillo.
  • Análisis competitivo: por último, hay muchas estrategias SEO que analizan regularmente los vínculos de respaldo de su competencia para identificar cuáles podrían ser backlinks que ellos también podrían utilizar para sus sitios.

Si has llegado hasta aquí, ya sabes de qué se trata la responsabilidad que tienes en el éxito en las búsquedas de tu sitio.

El siguiente paso es darte cuenta de si tus esfuerzos y estrategias en SEO están rindiendo frutos.

Cómo medir y rastrear los resultados de la estrategia SEO

La configuración técnica, el contenido y los vínculos o enlaces son elementos cruciales para lograr la relevancia de un sitio web en los resultados de las búsquedas. Además, monitorear tu actividad y esfuerzos te permitirá mejorar tu estrategia y llevarla al siguiente nivel.

Medir el éxito de las estrategias SEO significa rastrear información sobre el tráfico, engagement y vínculos. La mayoría de empresas desarrollan sus propios indicadores clave de rendimiento (o KPI, por sus siglas en inglés), pero en todos ellos hay varias coincidencias. Aquí te dejamos los más comunes:

  • Crecimiento orgánico del tráfico
  • Posicionamiento de palabras clave (dividido entre los términos que aluden a la marca y los términos que no aluden a la marca)
  • Conversiones provenientes del tráfico orgánico
  • Tiempo promedio que los visitantes pasan en las páginas y la tasa de rebote
  • Detección de landing pages con el mayor tráfico orgánico
  • Número de páginas indexadas en los motores de búsqueda
  • Crecimiento de vínculos o enlaces (incluyendo nuevas adiciones y las de los vínculos perdidos que se han logrado recuperar)

SEO local 

Hasta ahora nos hemos centrado en obtener un posicionamiento en los resultados de búsqueda en general, pero si tienes un negocio local, Google también te ofrece la posibilidad de posicionarte en clasificaciones de clientes potenciales que se encuentren en la misma zona geográfica que tú. Para eso necesitarás usar el SEO local.

El 78 % de los usuarios utilizan los buscadores para encontrar negocios locales o soluciones cercanas más de una vez a la semana. Buscan por sugerencias de distribuidores e incluso direcciones específicas de los negocios que pueden tener los productos o servicios que necesitan. El 72 % de esas búsquedas termina en una visita a una tienda cercana o un local de la empresa en que se interesan. Ahora ¿es diferente el SEO local al SEO del que te hemos estado hablando a lo largo de este artículo? Solo en parte.

Los motores de búsqueda siguen principios similares para el posicionamiento global y el local, pero dada la posición de un lugar en particular, los resultados basados en una dirección específica necesitan analizar algunos otros factores para la clasificación.

Además, los resultados de búsquedas locales se ven diferentes:

  • Aparecen solo dentro de las búsquedas que especifican una investigación local, con opciones como «restaurantes cerca de mí», o cuando una persona define de forma clara su ubicación.
  • Contienen resultados específicos para una ubicación relevante.
  • Se concentran en entregar información puntual a los usuarios para que no necesiten investigar en otros lugares.
  • Se enfocan en los usuarios de teléfonos inteligentes, ya que la mayoría de búsquedas locales se realizan desde este tipo de dispositivos.

El elemento más sobresaliente en los resultados locales incluye la mayor cantidad de información que una persona necesitaría para elegir un negocio. Por ejemplo, aquí te ponemos los resultados que muestra Google para la búsqueda de «cafeterías en Montevideo centro»:

Ejemplo de búsqueda SEO local

Observa que los resultados no incluyen enlaces o vínculos a ningún contenido. En vez de eso, está la lista de cafeterías en el área especificada, un mapa que muestra su localización e información adicional sobre cada una, como:

  • Nombre del negocio
  • Descripción
  • Imagen
  • Horario
  • Calificaciones
  • Direcciones

Normalmente, los resultados también incluyen otros datos como el número de teléfono o la dirección web del negocio. Toda esta información reunida ayuda a los clientes a elegir qué negocio quieren visitar, pero también le permite a Google determinar cómo posicionará cada uno.

Elementos de búsqueda local para el posicionamiento

Cuando analiza sitios locales, Google observa la proximidad de esos negocios con la ubicación de quien busca la información. Con el alza en búsquedas locales gracias a la frase «cerca de mí» es evidente que Google intentaría presentar al negocio más cercano que encabeza la lista.

Las palabras clave también son esenciales para el SEO local. De cualquier manera, un elemento adicional de la optimización on-page es el nombre de la empresa, la dirección y teléfono en la página. En el SEO local suele hacerse referencia a estos datos como NAP (por sus siglas en inglés). Los motores de búsqueda necesitan un método para determinar la ubicación de una empresa.

Google califica la autoridad en las búsquedas locales no solo por los vínculos sino también por las reseñas y citas (referencias a la dirección o número de teléfono de un negocio) que hacen sobresalir su autoridad también.

Por último, la información que un negocio incluye en Google My Business (la plataforma del motor de búsqueda que ayuda a gestionar los listados de negocios locales) juega un papel muy importante en las clasificaciones.

Lo que te acabamos de mencionar es tan solo una introducción. Puedes usar Google Maps para posicionarte mejor.

¿Qué es el black hat SEO?

Las prácticas black hat buscan manipular el algoritmo de los motores de búsqueda utilizando estrategias que van contra las reglas. Las técnicas más comunes incluyen usar palabras clave de más (o de relleno), emplear palabras encubiertas (que se logra escondiendo palabras clave en el código: los visitantes no las ven pero los motores de búsqueda sí) o comprar backlinks.

Si es prácticamente una estafa, ¿por qué alguien querría usar técnicas de black hat SEO? Simple: porque lleva tiempo posicionar un sitio en una buena clasificación en Google. Mucho tiempo, de hecho.

Estas estrategias te permiten saltarte el tedioso y complejo proceso de backlinks, por ejemplo. El uso de palabras clave de relleno facilita que posiciones una página para muchas palabras clave sin tener que crear más contenido que deba calificarse.

Ten en mente que si te atrapan utilizando estas técnicas es probable que te saquen de las listas y tu alto posicionamiento (aunque rápido) se verá perdido.

La razón por la que lo mencionamos es porque queremos que veas que no hay atajos en el SEO. Es importante que te mantengas alerta cuando alguien sugiera estrategias que parecen ser demasiado buenas como para ser verdad.

Hacer tu propio SEO

Pregúntate: ¿realmente te interesa aprender SEO? ¿Tienes el tiempo para familiarizarte con los fundamentos básicos y cuentas con los recursos para solucionar problemas? Si tu respuesta es «no», es muy probable que no puedas asumir la responsabilidad de diseñar e implementar una estrategia SEO por tu cuenta. Recuerda que esto debe ser considerado como un plan a largo plazo y que, como los músculos, requiere de entrenamiento y dedicación antes de ver resultados. Esto puede significar una buena inversión de tiempo. Si crees que esta tarea te sobrepasa, considera delegar el trabajo a alguien dentro de tu empresa.

Delegar tu SEO a un miembro de tu equipo

Esta opción es la mejor si ya cuentas con personal especializado en marketing o en desarrollo y diseño web, ya que conocer más de SEO será una buena habilidad que les ayudará a crecer profesionalmente. Si no cuentas con un empleado especializado, puedes considerar la contratación de un experto.

La persona que quede a cargo de este puesto deberá estar en comunicación con tu departamento de marketing, diseño y desarrollo, ya que el SEO está involucrado con prácticamente todas las áreas de un negocio. Ten en mente que estas estrategias requieren una estructura definida, por lo que deberás contar con personal con un compromiso de largo plazo.

Dejar tu SEO en manos de especialistas

Si no tienes un interés en aprender SEO, tu equipo de trabajo está trabajando a máxima capacidad y no tienes presupuesto para contratar a un especialista, lo mejor es acercarte a un consultor SEO para que te asesore. Ellos son los expertos en elevar el tráfico orgánico, en generar leads y en impulsar las conversiones para las empresas, por lo que puedes delegar estas funciones a los mejores sin tener que invertir tiempo en prepararte o en alistar a tus colaboradores.

Contratar los servicios de un experto puede ser más económico que incluir a alguien de tiempo completo en tu empresa y reducir los gastos derivados de un contrato laboral. Pero ¿qué otros gastos deberías tener en cuenta?

El SEO puede llegar a costar entre 100 y 500 USD al mes si utilizas herramientas para búsqueda de palabras clave. De 75 a 150 USD la hora por los servicios de un consultor y hasta 10.000 USD al mes si contratas a una agencia especializada. Ten presentes estos costos (aunque es importante mencionar que esto también depende del tamaño de la empresa).

Considera que pueden surgir gastos adicionales, sobre todo cuando debes invertir en tu estrategia de búsqueda orgánica o cuando requieres hacer estrategias de marketing de buscadores de pago, como en Google Ads. Además, si pagas por el uso de alguna herramienta o por los servicios de un consultor o agencia para optimizar tu contenido, las tarifas pueden variar significativamente.

Recursos SEO

Esta guía es solo un comienzo para comenzar a utilizar el SEO a tu favor, pero aún hay mucho más por aprender.

Aquí te dejamos recursos gratuitos y en línea para que los pruebes:

También puedes escoger recursos de expertos de la industria y de sus blogs. Te dejamos una lista con sitios de autoridad en SEO (disponibles en inglés):

Tu negocio probablemente no logre un desarrollo adecuado si no posicionas de manera activa el contenido de tu página en los resultados de búsqueda.

Ahora sabes que, al aumentar la visibilidad de tu negocio en las búsquedas, puedes atraer a más visitantes. Esto puede traducirse en mayores conversiones y ventas: esto es suficiente motivo para utilizar tu tiempo y recursos en el SEO.

Descarga gratis esta plantilla y aprende cómo llevar a cabo una auditoría de SEO
 SEO

Publicado originalmente el 05 de septiembre de 2022, actualizado el 06 de septiembre de 2022

Topics:

SEO