Marketing

Cómo redactar los mejores títulos para tu blog

Written by Ana Isabel Sordo | junio 9 2017

Una cosa es escribir contenido de calidad y otra lograr que los usuarios lean y califiquen ese contenido. Y para conseguirlo, necesitas redactar un título llamativo. 

El título vende el contenido. Lo representa en motores de búsqueda, en correos electrónicos y en redes sociales. No resulta sorprendente que una de las preguntas más frecuentes que recibimos gire en torno a cómo redactar títulos.

<< Descarga gratis nuestra guía con los tips para obtener 100 mil lectores para tu blog >>

¿Qué tan largo debería ser el encabezado? ¿Qué palabras se deben usar? ¿Qué palabras se deben evitar? ¿Debería optimizarlo para las búsquedas o para las redes sociales? ¿O las dos cosas? 

Por fortuna, hemos diseñado una fórmula sencilla para redactar encabezados y títulos de blog pegadizos que podrás aplicar desde ahora. Sin más, ¡pongamos manos a la obra! 

Fórmula infalible para redactar títulos y encabezados pegadizos 

1) Empieza con un título provisional.

Antes de meterte de lleno en la tarea de pensar el título perfecto, comienza con un borrador: un título provisional.

¿Qué es exactamente un título provisional? Muchas personas confunden el título provisional con el tema. Aclaremos esta cuestión:

Los temas son muy generales y pueden inspirar diversas publicaciones de blogs. Piensa en “cómo criar hijos saludables” y “espacio de almacenamiento en la cocina”. Un escritor podría ver alguno de estos temas y optar por enfocarlo desde ángulos totalmente diferentes.

Por el contrario, un título provisional es sumamente específico y conduce a la creación de un único post. Por ejemplo, del tema “cómo criar hijos saludables”, podrías crear los siguientes títulos provisionales:

  • “Cómo fortalecer los huesos de tus hijos con una alimentación adecuada”
  • “Guía para los padres sobre cómo mejorar el bienestar social, emocional y conductual de los hijos”
  • “X recetas de cenas rápidas y deliciosas que tentarán a tus hijos adolescentes”

¿Te das cuenta de lo distintos y específicos que son estos títulos? Eso es lo que los convierte en títulos provisionales en lugar de temas generales. También cabe destacar que ninguno de estos títulos es perfecto. Tan solo deben ser lo suficientemente específicos como para orientar la publicación de tu blog. (Nos ocuparemos de que sea atractivo y apto para las búsquedas más adelante).

2) Mantén la precisión.

La precisión es fundamental al momento de refinar un título, ya que establece expectativas claras para tus lectores. Aunque estoy segura de que muchas personas amarían hacer clic en una publicación con el título “10 empresas B2B que han dominado tanto Facebook que no necesitan ningún otro canal de marketing”, es un poco exagerado, ¿no lo crees?

A menos que, desde luego, hayas encontrado 10 empresas B2B que hayan dominado Facebook a ese nivel. Y hayas podido confirmar que las 10 empresas dejaron de usar otros canales de marketing. Ante todo, tu título debe reflejar con precisión el contenido que se tratará.

Una manera de garantizar la precisión es agregar una aclaración entre paréntesis a tu encabezado, tal como hicimos en esta publicación de blog:

En un estudio de más de 3.3 millones de enlaces de encabezados de pago, descubrimos que los encabezados con este tipo de aclaración ([entrevista], [podcast], [infografía], etc.) tuvieron un rendimiento un 38% mejor que los encabezados sin aclaración. Una vez más, todo está en fijar expectativas reales. Gracias a las aclaraciones entre paréntesis, los lectores sabían exactamente lo que leerían incluso antes de hacer clic. 

Aunque no recuerdes nada más de esta publicación de blog, trata de recordar lo siguiente: la regla más importante para redactar títulos es respetar la experiencia del lector.

Si fijas expectativas demasiado altas en el título y luego no puedes dar cuenta de esto en el contenido, perderás la confianza de los lectores. 

La precisión abarca más que solo una exageración. Con el ejemplo anterior del título provisional, también deberás confirmar que todos los ejemplos son realmente de empresas B2B. O incluso que todas son empresas en lugar de, por ejemplo, bloggers individuales que se dirigen a audiencias B2B. ¿Entiendes a lo que me refiero?

3) Hazlo atractivo.

Que tengas que ser preciso no significa que no puedas hallar maneras de lograr que tu título se destaque. Hay muchas maneras de añadir sex-appeal a los títulos. 

Desde luego, todo esto depende de tu comprensión del perfil de consumidor principal. Debes hallar un lenguaje que resuene en tu audiencia, y conocer aquello que esta considere valioso. ¿Todavía no creaste o perfeccionaste tus perfiles de consumidor? Descarga esta plantilla gratuita para crear tus propios buyer personas para tu empresa.

Cuando hayas definido el estilo que prefiere tu perfil de consumidor, trata de seguir algunos de estos consejos para mejorar el atractivo de tus encabezados:

  • Diviértete un poco con las aliteraciones. Por ejemplo, el título y el encabezado en esta publicación de blog juegan con la aliteración: “fórmula infalible”. Es un recurso literario que embellece la lectura de un texto, y puede tener un impacto sutil pero eficaz en el lector.
  • Usa lenguaje enérgico. Frases enérgicas (y, francamente, a menudo negativas), tales como “cosas que las personas odian” o “brillante”, tienen un gran impacto. Sin embargo, se deben usar con moderación. Como suele decir uno de mis colegas: “si todo es atrevido, nada es atrevido”.
  • Deja en claro su valor. Como mencionamos antes, presentar el formato o los contenidos a un lector ayuda a mejorar el atractivo de dicho contenido. Según lo que investigamos, las plantillas tienden a ser sumamente eficaces para la tasa de clickthrough: descubrimos que al agregarle la palabra “[plantilla]” a nuestros títulos, obteníamos el mejor promedio de vistas de todos los términos entre paréntesis.
  • Haz que sea visual. ¿Tienes la oportunidad de incluir imágenes en tu publicación? Déjalo en claro en el título. Nuestra investigación reveló que los encabezados que incluían la palabra “foto(s)” tenían un desempeño un 37% superior que los que no la tenían. 
  • Céntrate en el “que”; no en el “por qué”. ¿Quieres intrigar a tu audiencia? Céntrate en el “que”: los encabezados que incluían el pronombre relativo “que” generaron una tasa de clickthrough un 22% más alta que los que no lo incluían.

Probemos con un ejemplo: Imagina que estás escribiendo una publicación titulada “Nuestras 15 marcas favoritas en Snapchat”. ¿Cómo podríamos mejorar el impacto de este título preciso pero aburrido? Te damos algunas opciones:

  • 15 marcas brillantes que tienen dominado Snapchat
  • Éxito en Snapchat: 15 marcas inspiradoras que saben lo que hacen
  • 15 marcas que alcanzaron el éxito en Snapchat y no puedes dejar de seguir

4) Sé breve.

No hay una única respuesta para todo cuando se trata de la longitud de los títulos. Depende de tus objetivos y de dónde aparecerá el encabezado.

¿Quieres que esta publicación del blog tenga una buena ubicación en las búsquedas? Céntrate en redactar un título con menos de 70 caracteres para que no aparezca cortado en los resultados de los motores de búsqueda. ¿Estás tratando de optimizar el título para las redes sociales? No te pierdas esta guía práctica sobre recuento de caracteres para Twitter, Facebook, LinkedIn y Pinterest

Sin embargo, de acuerdo con el análisis que realizamos aquí en HubSpot, los encabezados con entre 8 y 12 palabras se compartieron más veces en Twitter, en promedio. En cuanto a Facebook, los encabezados con entre 12 y 14 palabras, recibieron la mayor cantidad de “me gusta”.

Asimismo, los encabezados de ocho palabras tuvieron una tasa de clickthrough 21% más alta que el título promedio, según nuestros colegas de Outbrain

¿Qué deducimos de todo esto? Siempre es buena idea realizar algunas pruebas para ver qué funciona mejor para tu audiencia en particular. 

Supongamos que me encontraba escribiendo esta publicación de blog: “¿Crees que las redes sociales son solo para niños? Aquí tienes 10 estadísticas que demuestran que estás equivocado”. En pocas palabras, simplemente trataría de parafrasearlo y eliminar las palabras que sobran. Por ejemplo, podría hacer algo como lo siguiente:

  • Antes: “¿Crees que las redes sociales son solo para niños? Aquí tienes 10 estadísticas que demuestran que estás equivocado”.
  • Después: 10 estadísticas que demuestran que las redes sociales no son solo para niños.

¿Lo ves? Es así de fácil. Prueba imaginar el sonido del título en tu cabeza para asegurarte de que tus lectores lo asimilarán con facilidad. Cuanto más simples sean tus títulos, mejor.

5) Trata de optimizar los títulos para las búsquedas y las redes sociales.

Digo “trata” porque, en ocasiones, cuando te esfuerzas demasiado por optimizar los títulos para esos medios, acaban sonando extraño. Recuerda: optimizas el título para tu audiencia por encima de todo, pero si puedes optimizarlo también para las búsquedas y para las redes sociales, tanto mejor.

¿Cuál es el secreto para pensar en estos tres aspectos a la vez? Céntrate en las palabras claves que sepas que tu audiencia está buscando y luego investiga el volumen de búsqueda de dichas palabras. 

Cuando tengas una palabra clave en mente, deberás asegurarte de posicionarla lo antes posible en el encabezado para captar la atención del lector. Una vez más, redacta un encabezado de menos de 70 caracteres para que no aparezca cortado en los resultados de los motores de búsqueda.

Otro punto importante que debes tener en cuenta: asegúrate de que tus encabezados puedan tweetearse: “El intervalo de 120-130 caracteres es el ideal para obtener una tasa de clickthrough alta, según un análisis de 200.000 tweets con enlaces. Esto deja suficiente espacio para que las personas incluyan un breve comentario si optan por retweetear tu mensaje manualmente”, explica mi colega Lindsay Kolowich.

Aquí tienes un ejemplo. Imaginemos que estoy escribiendo una publicación titulada “X empresas B2B que usan Facebook con inteligencia”. Parece que hay algo de espacio para optimizar el título sin comprometer la claridad, ¿no es cierto?

Si el objetivo es lograr una buena clasificación con el término “marketing en Facebook”, te recomendaría algo como lo siguiente:

“¿Nuevo en el marketing en Facebook? Mira estas 10 empresas B2B que están triunfando”.

Este nuevo título es eficaz por unas cuantas razones:

  • Tiene 70 caracteres. Esto significa que no aparecerá cortado en los motores de búsqueda y que es lo suficientemente corto como para retweetearse.
  • La palabra clave está al comienzo. Al desplazar la frase “marketing en Facebook” al comienzo del título, aumentamos las posibilidades de captar la atención de nuestra audiencia.
  • Es humano. No bromeaba cuando dije que deberías centrarte en optimizar el título para tu audiencia antes de nada. El título presenta un problema y una solución a la vez.

6) Haz una lista con otra persona.

Cuando hayas pulido tu título siguiendo los consejos anteriores, es momento de salir al mundo real y conectarse con otro ser humano. La creación de listas de títulos es una parte fundamental del proceso.

Aquí en HubSpot, dedicamos una buena cantidad de tiempo e intelecto a pensar en nuestros títulos. El último paso antes de programar la publicación del blog es involucrar a otro miembro de nuestro equipo en una discusión sobre el título en una sala de chat. Uno de los dos deberá publicar el título que recomienda en la ventana del panel de chat. La otra persona deberá mejorar el título un poco más o sugerir otras opciones. Luego de varias idas y vueltas, ambos deberán elegir un título que sea preciso, sexy, conciso y apto para el SEO.

Solo programaremos la publicación del post cuando ambas personas decidan el título definitivo, tarea que puede llevar desde cinco segundos hasta 10 minutos o más. Aunque esto parezca demasiado tiempo, es fundamental tratar de causar la mejor impresión posible con cada publicación.

Espero que este artículo sobre redacción de títulos te haya resultado útil. ¡Comparte tu opinión con nosotros en los comentarios!

Nota del editor: este post se publicó originalmente en octubre de 2013 y se actualizó para que tenga frescura, sea más preciso y abarque más información.