Por lo regular, creemos que nos conocemos bien y que no es necesario poner en papel nuestros puntos fuertes y débiles. No obstante, es probable que necesites un poco más de análisis para planificar los objetivos de tu carrera, analizar con claridad tus intereses, entenderte y conocerte mejor. ¡Así tendrás la estructura adecuada para cumplir tus objetivos!

Las empresas utilizan los análisis FODA para evaluarse frente a sus competidores y formular estrategias para desarrollar su negocio. Así, un FODA personal te será útil, sobre todo si estás buscando una promoción, un nuevo trabajo o llevar tu carrera al siguiente nivel.

<< Analiza tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas [Plantillas  gratis] >> 

¿Cuál es el objetivo de un FODA personal? 

El objetivo del análisis FODA es evaluar el presente y el futuro de tu carrera. Te brinda una nueva perspectiva de lo que haces bien, al mismo tiempo que te permite identificar tus retos y el camino a seguir, de acuerdo con los datos que hallaste.

También te brinda ideas clave basadas en tus propias fortalezas y debilidades. De esta manera, tendrás información precisa para hacer tus decisiones.

En general, obtendrás el autoconocimiento que verás reflejado en el incremento de tu productividad, así como en la mejora de tu imagen laboral y profesional.

Los elementos de un FODA personal 

Análisis Foda Personal

1. Fortalezas (internas)

Visualízate como un producto competitivo en el mercado para entender tus fortalezas. Una fortaleza personal es un activo que puedes utilizar para diferenciarte de otros en el momento de una entrevista, o al buscar una promoción en tu trabajo.

2. Debilidades (internas)

Una debilidad personal es un área de oportunidad para tu propio crecimiento. Estas son las características que puedes mejorar para aumentar tus oportunidades laborales; por ejemplo, si eres desorganizado, impuntual, o si tienes problemas para hablar en público.

3. Oportunidades (externas)

Observa los factores externos de los que puedes ayudarte para conseguir tus objetivos laborales, encontrar trabajo o incluso determinar el curso de tu carrera.

4. Amenazas (externas)

Esta parte reporta los factores externos que pudieran perjudicar el alcance de tus objetivos. 

A continuación, conoce los pasos para hacer tu FODA personal.

Cómo hacer foda personal

1. Determina tus fortalezas

Todos tenemos talentos y dones, pero requieres un autoconocimiento profundo para identificarlos correctamente y desarrollarlos de la mejor manera posible.

Realza esas áreas en donde te distingues: tus cualidades y habilidades. Puedes comenzar por responder estas preguntas:

  • ¿Cuáles son las cosas que hago mejor? 
  • ¿En qué destaco frente a mi equipo?
  • ¿Cuáles son mis talentos innatos?
  • ¿Qué ventajas tengo? (grado de estudios, certificaciones, premios, contactos...)
  • ¿Qué actividades disfruto más?
  • ¿Con qué recursos cuento?
  • ¿En qué actividades sobresalgo?

2. Encuentra tus debilidades

Esta es la parte donde tienes que observarte con un ojo crítico. No te preocupes, pues ¡nadie es perfecto! La buena noticia es que siempre puedes mejorar y la única manera de hacerlo es identificando primero tus debilidades.

Examínalas al preguntarte:

  • ¿En qué fallo más que el resto de mi equipo?
  • ¿Cuáles son los hábitos que quiero erradicar?
  • ¿Cuáles son mis rasgos de personalidad negativos?
  • ¿En qué áreas puedo mejorar? (educación, entrenamiento, habilidades y conocimiento).
  • ¿Cuáles son las debilidades que señalan mis compañeros de trabajo o jefes?
  • ¿Qué tareas evito hacer por no sentirme confiado o porque no me agrada realizarlas?

3. Distingue tus oportunidades

Las oportunidades siempre existen para las personas dispuestas a evolucionar y crecer. Conoce los factores externos y las tendencias en crecimiento para utilizarlas en tu favor.

Las preguntas siguientes pueden ayudarte a reconocer tus oportunidades:

  • ¿Qué carreras, campos e industrias relacionadas conmigo están en crecimiento acelerado?
  • ¿Qué nueva tecnología e innovación puede beneficiar mi carrera?
  • ¿Mi industria crece actualmente o tengo mayor oportunidad en otra industria?
  • ¿Hay algún vacío en el mercado que puedo llenar?
  • ¿Qué contactos me beneficiaría tener?

4. Reconoce las amenazas

Las amenazas son los elementos externos que no podemos controlar, por ejemplo: una caída financiera debido a una recesión económica o algún desastre natural.

Aun así puedes anticipar algunas amenazas al evaluar la situación actual y realizar decisiones proactivas. El punto crucial es reconocer las amenazas y manejarlas con eficiencia y calma. Pregúntate:

  • ¿Qué obstaculiza mi progreso laboral?
  • ¿Qué factores externos afectan mis objetivos?
  • ¿Los cambios tecnológicos perjudican mi situación actual?
  • ¿Cuál es el perfil de los colegas que compiten por el mismo puesto que yo?

5. Evalúa tus resultados y actúa en consecuencia

Puedes emparejar varias categorías para determinar el curso de acción. Por ejemplo, equiparar tus fortalezas con tus oportunidades te mostrará dónde puedes ser más agresivo y actuar cuanto antes. Además, comparar tus debilidades con tus amenazas expone las áreas en las que debes trabajar para mejorar o incluso las situaciones que debes evitar. Te señalan dónde debes ser más precavido.

Otra manera de evaluar tus resultados es al planificar la transformación de tus rasgos negativos en positivos; es decir, evolucionar tus debilidades en fortalezas. Esto puedes lograrlo si acrecientas tus habilidades por medio de la educación, la práctica y la determinación de salir de tu zona de confort.

Una vez que tu análisis FODA esté completo, debes emprender las ideas clave descubiertas. Aquí te mostramos un ejemplo de cómo debería verse:

ejemplos de fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas en en foda personal

¡Ahora mira estos consejos para que lo consigas!

4 acciones para mejorar las perspectivas de tu DAFO personal 

1. Lleva tus fortalezas al máximo

Una buena forma de comenzar es al formalizar lo que representa tus fortalezas. Por ejemplo, si tienes una inteligencia emocional alta y eres un líder sobresaliente, podrías iniciar una certificación en gestión de equipos. Así, no solo llegarás frente a un empleador mencionando estas habilidades, sino que podrás acreditarlas y tendrás mejores posibilidades de ascender o entrar a tu empresa soñada.

2. Gestiona tus debilidades

Si no tienes un buen desempeño al hablar frente a una multitud, no quiere decir que forzosamente deberías buscar un curso para paliar ese aspecto. Analiza si tus debilidades son relevantes en lo que haces ahora o en lo que deseas realizar en el futuro. Quizá si trabajas con equipos pequeños no debas hacer un esfuerzo extra en ese rasgo específico, pero si quieres dar conferencias, es absolutamente necesario que mejores. 

Piensa en cada una de tus debilidades y determina un curso de acción individual a corto, mediano y largo plazo. Por ejemplo, pensemos en Martín N., un líder de equipo de marketing, que registra estas debilidades y les asigna un estatus:

  • Hábitos de aplazamiento: es urgente resolverlos, pues crean una imagen contraproducente para los subordinados e impiden un liderazgo eficiente. Comenzará a utilizar herramientas de gestión del tiempo hoy mismo.
  • Tendencia al egoísmo: es importante resolverlo, pues afecta la capacidad de entender al resto del equipo y disminuye su posibilidad de crecimiento. La forma de mejorar este aspecto es integrar a un coach de trabajo en equipo en este año.
  • Conocimientos tecnológicos obsoletos: conoce plataformas de marketing antiguas. La empresa donde trabaja está creando un plan de renovación y crecimiento a 5 años. Dispone de máximo 2 años para obtener conocimientos técnicos y tecnológicos apropiados.

Si haces un ejercicio parecido, tendrás una ruta para crecer de manera personal y profesional.

3. Da seguimiento a tus oportunidades

Anticipar el curso de tus oportunidades te ayudará a tener más seguridad profesional. No esperes hasta que llegue un momento crítico para realizar algún plan. Podrías, por ejemplo, pedir un ascenso antes de lo previsto, o definir el curso que quieres que lleve tu carrera, en vez de dejar que otros decidan por ti.

Ahora que sabes qué te hace valioso, tendrás más confianza para llevar el control de tu futuro. Solo ten en cuenta las condiciones de tu empresa actual y de tu entorno para decidir de manera adecuada, y decir las palabras correctas a tus jefes.

4. Protégete ante las amenazas

A casi todo mundo le aterra la inseguridad financiera, y una de las acciones más prudentes es diversificar tus ingresos. Analiza todas las amenazas que pueden ocurrir y que disminuirían tu crecimiento profesional, y crea un plan B que te ayude a no quedarte sin opciones.

En consecuencia, suscríbete a un blog relacionado con tu sector, capacítate de forma continua y logra que la información sea tu aliada. 

Ejemplos de FODA personal

Mira estos ejemplos de FODA personal para que te animes a desarrollar el tuyo.

FODA personal de un profesional

Ejemplo de FODA personal un profesional

FODA personal de un universitario

Ejemplo de dafo personal de un universitario

 

Ahora ya sabes que si necesitas darle un impulso a tu carrera, con el análisis FODA potenciarás tus fortalezas, mejorarás tus debilidades, identificarás tus oportunidades y neutralizarás o superarás las amenazas.

A propósito:

«Solo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puedes mejorar, y esa parte eres tú». –Aldous Huxley

Crea el balance en tu carrera profesional gracias a conocerte a ti mismo y, gradualmente, logra tus objetivos.

FODA

 Plantillas FODA

Publicado originalmente en febrero 19 2021, actualizado febrero 19 2021

Topics:

Desarrollo Profesional