Por lo regular, creemos que nos conocemos bien y que no es necesario poner en papel nuestros puntos fuertes y débiles. No obstante, es probable que necesites un poco más de análisis para planificar los objetivos de tu carrera, analizar con claridad tus intereses, entenderte y conocerte mejor. Así tendrás la estructura adecuada para cumplir tus objetivos.

Plantillas Gratis

Realiza un análisis de tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas con estas plantillas visuales.

Cuéntanos un poco de ti para acceder a las plantillas

Las empresas utilizan los análisis FODA para evaluarse frente a sus competidores y formular estrategias para desarrollar su negocio. Así, un FODA personal te será útil, sobre todo si estás buscando una promoción, un nuevo trabajo o llevar tu carrera al siguiente nivel.

¿Cuál es el objetivo de un FODA personal? 

El objetivo del análisis FODA es evaluar el presente y el futuro de tu carrera. Te brinda una nueva perspectiva de lo que haces bien, mientras te permite identificar tus retos y el camino a seguir, de acuerdo con los datos que hallaste.

También te brinda ideas clave basadas en tus propias fortalezas y debilidades. De esta manera, tendrás información precisa para tomar decisiones. En general, obtendrás conocimiento que podrás utilizar para incrementar tu productividad, mejorar tu imagen personal y profesional.

Los elementos de un FODA personal

1. Fortalezas (internas)

Visualízate como una marca para entender tus fortalezas. Una fortaleza personal es una característica positiva que puedes utilizar para diferenciarte de los demás al momento de una entrevista o al buscar una promoción en tu trabajo.

Ejemplo de fortalezas en una persona 

Las fortalezas que puede tener una persona variarán conforme a su personalidad, la profesión que ejerza y el lugar donde se desarrolle. Por lo tanto, son un elemento completamente individual. Algunos ejemplos pueden ser: capacidad de liderazgo, inteligencia emocional, resiliencia, confianza, facilidad de palabra, entre muchas más. 

2. Debilidades (internas)

Una debilidad personal es un área de oportunidad para tu propio crecimiento. Estas son las características que puedes mejorar para aumentar tus oportunidades laborales; por ejemplo, si eres desorganizado, impuntual o te cuesta adaptarte a los cambios, puedes trabajar sobre esos puntos para transformarlos en tu favor.

Ejemplo de debilidades en una persona

Algunas debilidades que una persona puede tener son inseguridad, soberbia, apatía, impaciencia, poca tolerancia a la frustración, baja capacidad para trabajar en equipo, entre otras. 

3. Oportunidades (externas)

Observa los factores externos de los que puedes apoyarte para conseguir tus objetivos laborales, encontrar trabajo o incluso determinar el curso de tu carrera. Algunas oportunidades generales pueden ser: avances tecnológicos e innovaciones que impliquen cambios en las formas en las que funcionan las empresas (software, aplicaciones, maquinaria), aumento de interés por un servicio (programación, idiomas, marketing, edición de video, diseño), capacitaciones disponibles (talleres, cursos, diplomados, maestrías), la apertura de nuevas empresas en tu localidad, etc.

Ejemplo de oportunidades en una persona

Este elemento variará en función del lugar y las actividades que realice la persona. Pero consideremos que eres diseñador gráfico, las oportunidades o los mercados pueden llevarte a estudiar o interesarte por la ilustración, animación 3D, fotografía, paisajismo o diseño de interiores. 

4. Amenazas (externas)

Aquí consideramos los desafíos que pueden perjudicar el alcance de tus objetivos. Algunas amenazas que podrían limitar a una persona son: bajos salarios en la zona donde radica, falta de oportunidades de trabajo, empleos sin prestaciones, crisis sanitarias, caída de la economía, etc. 

Ejemplo de amenazas en una persona

Volviendo al diseñador gráfico, las amenazas que enfrenta son una alta competencia, el aumento en los precios de su equipo, costosas licencias de software y bancos de imágenes, el uso de aplicaciones de diseño y plantillas que facilitan la creación de diseños, entre otros.

A continuación, conoce los pasos para hacer tu FODA personal.

¿Cómo hacer un análisis FODA personal?

  1. Determina tus fortalezas
  2. Encuentra tus debilidades
  3. Distingue tus oportunidades
  4. Reconoce las amenazas
  5. Evalúa tus resultados y actúa en consecuencia

1. Determina tus fortalezas

Todos tenemos talentos y dones, pero requieres un autoconocimiento profundo para identificarlos correctamente y desarrollarlos de la mejor manera posible.

Realza esas áreas en donde te distingues: tus cualidades y habilidades. Puedes comenzar por responder estas preguntas:

  • ¿Cuáles son mis talentos innatos?
  • ¿En qué actividades sobresalgo?
  • ¿En qué destaco frente a mi equipo?
  • ¿Qué ventajas tengo? (grado de estudios, certificaciones, premios, contactos...)
  • ¿Qué actividades disfruto más?
  • ¿Con qué recursos cuento?

2. Encuentra tus debilidades

Esta es la parte donde tienes que observarte con un ojo crítico. No te preocupes, pues ¡nadie es perfecto! La buena noticia es que siempre puedes mejorar y la única manera de hacerlo es identificando primero tus deficiencias o fallos.

Examínalas al preguntarte:

  • ¿Cuáles son mis rasgos de personalidad negativos?
  • ¿Cuáles son los hábitos que quiero erradicar?
  • ¿Cuáles considero mis principales defectos?
  • ¿Cuáles son las debilidades que me señalan mis compañeros de trabajo o jefes?
  • ¿En qué áreas puedo mejorar? (educación, capacitación, habilidades, carácter)
  • ¿Qué tareas evito hacer por no sentirme confiado o porque no me agrada realizarlas?

3. Distingue tus oportunidades

Las oportunidades siempre existen para las personas dispuestas a evolucionar y crecer. Conoce los factores externos y las tendencias en crecimiento para utilizarlas en tu favor.

Las preguntas siguientes pueden ayudarte a reconocer tus oportunidades:

  • ¿Qué carreras, campos e industrias relacionadas conmigo están en crecimiento?
  • ¿Qué nueva tecnología e innovación puede beneficiar mi carrera?
  • ¿Mi industria crece actualmente o tengo mayor oportunidad en otra?
  • ¿Hay algún vacío en el mercado que puedo llenar?
  • ¿Qué contactos me beneficiaría tener?
<< Analiza las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu empresa  [Plantillas gratis] >> 

4. Reconoce las amenazas

Las amenazas son los elementos externos que no podemos controlar, por ejemplo: una caída financiera debido a una recesión económica o algún desastre natural.

Aun así puedes anticipar algunas al evaluar la situación actual y tomar decisiones proactivas. El punto crucial es reconocer los principales desafíos y manejarlos con eficiencia y calma. Pregúntate:

  • ¿Qué obstaculiza mi progreso laboral o mis objetivos?
  • ¿Qué factores afectan la economía en la actualidad?
  • ¿Qué elementos intervienen en la economía de mi país o localidad?
  • ¿Los cambios tecnológicos perjudican mi situación actual?
  • ¿Cuál es el perfil de los colegas que compiten por el mismo puesto que yo?

5. Evalúa tus resultados y actúa en consecuencia

Puedes comparar varias categorías para determinar tu curso de acción. Hacer un balance entre tus debilidades y tus amenazas expone las áreas en las que debes trabajar para mejorar o incluso las situaciones que debes evitar. Te señalan dónde debes ser más precavido, dónde ser más agresivo y dónde actuar con mayor celeridad.

Otra manera de evaluar tus resultados es al planificar la transformación de tus rasgos negativos en positivos; es decir, transformar tus debilidades en fortalezas. Esto puedes lograrlo si aumentas tus habilidades por medio de la educación, la práctica y la determinación de salir de tu zona de confort.

A continuación puedes ver una infografía que resume los puntos mencionados anteriormente:

Una vez que tu análisis FODA esté completo, debes emprender las ideas clave descubiertas. Aquí te mostramos un ejemplo de cómo debería verse:

Ahora mira estos consejos para que lo consigas.

4 acciones para mejorar las perspectivas de tu FODA personal 

1. Lleva tus fortalezas al máximo

Formalizar tus fortalezas es una buena idea. Por ejemplo, si tienes una inteligencia emocional alta y eres un líder sobresaliente, podrías cursar una certificación en gestión de equipos. Así, no solo llegarás frente a un empleador mencionando estas habilidades, sino que podrás acreditarlas y tendrás mejores posibilidades de ascender o entrar a la empresa que quieres.

2. Gestiona tus debilidades

Si no eres bueno hablando en público, no quiere decir que debas tomar un taller para mejorar tu desempeño. Analiza si tus debilidades son relevantes en tu empleo actual o en lo que deseas realizar en el futuro. Quizá si trabajas de manera remota o con equipos pequeños no utilices de forma frecuente ese rasgo específico; pero si quieres dar conferencias, es absolutamente necesario que mejores. 

Piensa en cada una de tus debilidades y determina una acción individual a corto, mediano y largo plazo. Por ejemplo, pensemos en nuestro diseñador gráfico, que registra estas debilidades y les asigna un estatus:

  • Hábitos de aplazamiento: es urgente resolverlos, pues crean una imagen contraproducente entre el resto del equipo y le impiden un desarrollo eficiente. Comenzará a utilizar herramientas de gestión del tiempo hoy mismo.
  • Tendencia al egoísmo: es importante resolverlo, pues afecta la capacidad de entender al resto del equipo y disminuye su posibilidad de crecimiento. La forma de mejorar este aspecto es escuchar y valorar las opiniones de los demás y trabajar en conjunto para que las ideas fluyan mejor.
  • Conocimientos tecnológicos obsoletos: utiliza plataformas antiguas. La empresa donde trabaja está implementando innovaciones tecnológicas y están creando un plan crecimiento a 2 años. Dispone de máximo 1 año para mejorar sus conocimientos técnicos y tecnológicos.

Si haces un ejercicio parecido, tendrás una ruta para crecer de manera personal y profesional.

3. Da seguimiento a tus oportunidades

Anticiparte a las oportunidades te ayudará a tener más seguridad profesional. No esperes hasta que llegue un momento crítico para realizar algún plan. Podrías, por ejemplo, pedir más responsabilidades (y un ascenso económico), o redefinir la trayectoria de tu carrera, en vez de esperar a que te asciendan (o te despidan), ocurra una crisis o tu empresa sea absorbida por otra.

Ahora que sabes qué te hace valioso, tendrás más confianza para controlar tu futuro. Ten en cuenta las condiciones de tu empresa actual y de tu entorno para decidir de manera adecuada y hablar de manera asertiva con tus jefes.

4. Protégete ante las amenazas

A casi todo mundo le aterra la inseguridad financiera, y una de las acciones más prudentes es diversificar tus ingresos. A partir del análisis de las amenazas que disminuyen tu crecimiento profesional, crea un plan B que te ayude a no quedarte sin opciones.

En consecuencia, suscríbete a un blog relacionado con tu sector, capacítate de forma continua y utiliza la información como un aliado. 

Ejemplos de FODA personal

Mira estos ejemplos de FODA personal para que te inspires y te animes a elaborar el tuyo.

1. FODA personal de un profesional

2. FODA personal de un estudiante universitario

3. FODA personal de un emprendedor 

Ejemplo de dafo personal de un emprendedor

4. FODA personal de un gerente 

Ejemplo de dafo personal de un gerente

Si necesitas impulsar tu carrera, con este análisis potenciarás tus fortalezas, mejorarás tus debilidades, identificarás tus oportunidades y neutralizarás o superarás las amenazas.

A propósito:

«Solo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puedes mejorar, y esa parte eres tú». –Aldous Huxley

Crea un balance en tu carrera profesional y logra tus objetivos gradualmente, conociéndote a profundidad, con un análisis FODA.

Cómo realizar un análisis FODA con plantillas visuales

 Plantillas FODA

Publicado originalmente el 25 de noviembre de 2021, actualizado el 25 de noviembre de 2021

Topics:

Desarrollo Profesional