<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1577323492557160&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

3 razones por las que las agencias deberían invertir en el diseño web iterativo

iterative-web-design.png

No hay ninguna constante en el mundo digital. Los clientes exigen cambios, modificaciones de las estrategias de marketing y el lanzamiento de nuevos productos más rápido que nunca. Sin embargo, muchas agencias se aferran a un modelo tradicional de desarrollo web que tarda entre 6 y 12 meses para lanzar un sitio web final y «perfecto».

Esa no es una buena manera de construir un sitio web que impulse el crecimiento continuo, la retención de clientes y el retorno de la inversión (ROI). Solo después de esos largos meses de diseño y desarrollo es que empiezas a recibir comentarios reales de los clientes y a entender mejor cómo los usuarios usan en realidad el sitio.

En vez de construir el sitio hasta que esté «listo» (un objetivo en constante cambio), las agencias deberían adoptar un proceso de diseño iterativo para crear un sitio web que ofrezca valores reales a los clientes. A continuación te diré por qué.

1) Lanzar productos útiles más rápido.

En primer lugar, echemos un vistazo al modelo de cascada tradicional de desarrollo web. Un gerente de proyecto se reúne con el cliente y luego con un diseñador. El diseñador dibuja algunas variaciones y finalmente diseña la opción ganadora para pasarla al área de desarrollo. Mientras tanto, el mercado del cliente cambia y el diseño que deseaba meses atrás ya no bastará. Por lo tanto, se realizan pedidos de cambios y el ciclo se repite hasta que, finalmente, el sitio está listo para su lanzamiento.

Este proceso de varios meses a menudo hace que nuestros clientes pierdan la oportunidad de conectarse con sus propios clientes. Además, los competidores podrían adelantarse, los clientes podrían perder el interés o la empresa podría perder su impulso. Eso sí, al final hay un sitio web en funcionamiento, pero eso no beneficia al cliente ni a la agencia.

Un proceso iterativo reúne a los diseñadores, desarrolladores y profesionales del marketing en un solo equipo interdisciplinario para que se concentren en un único proyecto. En lugar de esperar que el equipo construya cada una de las características que desea el cliente, este transforma la visión del cliente en una plataforma central completamente funcional y con un gran diseño: un producto viable mínimo (MVP) que ofrece suficientes características para conectarse con los usuarios reales y ofrecer un aprendizaje en tiempo real.

Adoptar la iteración reduce al mínimo la posibilidad de que las agencias sigan las hipótesis de diseño incorrectas o elaboren funciones que no aportan ningún valor al producto. El lanzamiento de características y funcionalidades nuevas cada pocas semanas (en lugar de cada seis meses) crea un flujo continuo de información para ayudar a validar nuestras ideas y construir mejores plataformas digitales.

2) Tomar decisiones respaldadas por los datos de clientes reales.

La mayoría de nuestras decisiones de diseño y desarrollo son simplemente suposiciones hasta que un sitio web se lanza al mercado. Es cierto que las pruebas de usuarios y las distintas investigaciones pueden orientar el desarrollo, pero no tienen el mismo poder que poner el producto en manos de clientes reales. Lo que las personas dicen que harán y lo que realmente hacen suelen ser dos cosas muy diferentes. 

En esencia, un MVP es simplemente una plataforma para aprender y mejorar, y no hay mejor fuente de datos prácticos que los clientes reales. Ya que contará con comentarios constantes de los usuarios, tu agencia puede ofrecer nuevas funciones y una experiencia de usuario mejorada con cada nuevo lanzamiento. En lugar de lanzar un sitio web después de varios meses de desarrollo y descubrir que se ha construido el sitio equivocado, el desarrollo iterativo hace que sea mucho más rápido (y mucho más económico) cambiar de dirección o seguir una línea prometedora de desarrollo.

3) Producir mejores resultados para los clientes.

Cuando el diseño web iterativo trabaja con el cliente adecuado, este ofrece un gran libertad a los equipos web de la agencia. Sin embargo, encontrar un cliente que sea lo suficientemente flexible para adaptarse a un ritmo de cambio rápido y continuo puede ser complejo. La mayoría de las empresas tradicionales se limitan a sus planes de cinco años y su estrategia de marketing trimestral; si los planes cambian constantemente debido a los comentarios de los usuarios, algunos clientes podrían no participar.

Dicho esto, el diseño web iterativo ofrece resultados superiores tanto para el cliente como para la agencia. Los clientes reciben sitios web o productos de software como un servicio (SaaS) que se encuentran en un estado de mejora continua, y así ofrecen experiencias superiores a sus clientes. En lugar de rediseñar un sitio por completo cada cinco años, los clientes pueden concentrarse en mejorar gradualmente su experiencia de usuario guiados por un flujo de datos constante.

Cuando mi agencia, 352 Inc., pasó por la transición hacia un proceso de desarrollo iterativo hace tres años, vimos un aumento inmediato en la satisfacción del cliente, la producción y la moral de los empleados. Desde ese momento, casi el 80 % de nuestro trabajo proviene de los clientes recurrentes que buscan la iteración o que quieren que trabajemos en productos totalmente nuevos. Al centrarse directamente en los usuarios y construir solo características que piden los clientes, casi todos los tipos de organizaciones pueden aplicar prácticas iterativas para lograr resultados positivos.

Asesoría Inbound gratis

 

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.