Marketing

Cómo escribir un guión de video [paso a paso]

Written by Ana Isabel Sordo | septiembre 21 2017

Los productores de películas y los profesionales del inbound marketing no somos tan distintos cuando se trata de crear y editar contenido en video.

Ambos contamos una historia y, con independencia de si esa narración gira en torno a un protagonista o a un producto, los dos intentamos cautivar al público y hacer que crea en nuestra historia.

Sin embargo, el final de la historia es un poco diferente.

<< Crea videos increíbles y promociónalos con algo de publicidad en redes sociales con esta guía gratis >>

Mientras los directores de cine intentan que, al final de la película, los espectadores sientan o piensen de una manera determinada, los profesionales del inbound marketing quieren que las personas terminen de ver el video y lleven a cabo una acción específica (ya sea suscribirse a un blog, completar un formulario de oportunidad de venta o registrarse en una prueba de producto).

La mayoría de los profesionales del marketing realiza muchas tareas al mismo tiempo, pero, a decir verdad, la de producción de videos no suele ser su preferida. Esto se debe a que crear videos puede ser un proceso abrumador, sobre todo si eres nuevo en esta práctica. 

Además, si te identificas más con la redacción publicitaria (como yo) que con la elaboración de videos, podrías ignorar la importancia que tiene la etapa de planificación del proceso de producción, que es la parte en la que realmente refuerzas el concepto, los objetivos y el guión de tu video. A diferencia de lo que solía pensar, no se trata simplemente de reescribir una publicación del blog, sino que verdaderamente existe una manera específica de redactar un guión para crear un video eficaz.

Y eso es exactamente lo que abordaremos en este artículo: cómo redactar un guión de video eficaz para garantizar que logres el mejor producto posible con tu software de edición, y que puedas colocarlo en cualquier plataforma de publicación.

Cómo escribir un guión de video

1) Comienza con un resumen o brief

Aunque podrías verte tentado a omitir este paso, no lo hagas.

Al comenzar con un resumen, podrás documentar las respuestas a las preguntas más importantes del proyecto para que todos los participantes en la creación del video estén en sintonía. Si te encuentras a mitad del proceso de edición y tu jefe o un colega quieren rehacer por completo una parte del video, podrías verte en un gran problema.

Cuando surja alguna situación compleja similar que dificulte el progreso del trabajo, simplemente podrías consultar el resumen que contiene los objetivos y el plan del proyecto que desarrollaste junto a tu equipo y demostrar con pruebas lo que habían acordado al principio. 

De esa manera, podrás seguir avanzando.

Cuando elabores el resumen, céntrate en tus objetivos, el tema y los puntos clave

El resumen no necesita ser sofisticado ni respetar una fórmula específica, pero sí debería incluir algunas preguntas fundamentales para elaborar un guión de video eficaz. 

  • ¿Cuál es el objetivo de este video? ¿Por qué realizamos el video en primer lugar?

  • ¿Cuál es la audiencia de este video?

  • ¿Cuál es el tema de nuestro video? Cuanto más específico seas aquí, mejor. Por ejemplo, si te dedicas a pintar casas, podrías elegir como tema: “cómo comprar la brocha correcta”.

  • ¿Cuáles son los puntos clave del video? ¿Qué deberían aprender los espectadores del video?

  • ¿Cuál es nuestra llamada a la acción? ¿Qué queremos que hagan los espectadores cuando terminen de mirar el video?

Puedes crear fácilmente un resumen en Documentos de Google que funcione como una plantilla real y dinámica que puedes revisar con el tiempo (y en la que tu equipo puede colaborar).

2) Redacta el guión

Una vez que hayas elegido el tema, es hora de escribir el guión.

Al igual que el resumen, el guión del video no necesita ser sofisticado. La intención de tu guión no es ganar un premio a la excelencia, sino que es estrictamente funcional. Un buen guión hace que quienes tengan que representarlo frente a una cámara puedan transmitir el mensaje con eficacia y naturalidad.

Escribe en un tono conversacional

Redactar un guión no es lo mismo que elaborar un ensayo universitario ni un informe de investigación de marketing. Tienes que escribir el guión de la manera en que quieres que los protagonistas hablen en el video. Una frase como “crearé un video cuando termine de leer este artículo” se transmitirá mucho mejor en cámara que “crearé un video tras finalizar la lectura de este artículo”. Asegúrate de usar oraciones cortas y concisas; si es posible, evita las oraciones compuestas.

Sé preciso

Un guión no solo incluye diálogos. Si el video requiere varias tomas, personajes o escenas, incluye toda esa información. Asegúrate de agregar los detalles necesarios sobre el set o las acciones de los protagonistas, como, por ejemplo, un cambio de vestuario.

Básicamente, debes lograr que el guión sea lo suficientemente preciso como para que lo entiendan todas las personas que participen en la grabación.

Escribe para la audiencia y la plataforma

¿Tu público está compuesto por adolescentes, profesionales jóvenes o jubilados? ¿Publicarás tu video en Instagram, YouTube o en tu sitio web? Asegúrate de mantener un tono conversacional acorde a las personas con las que intentas interactuar (y modifica el humor, el tono y el estilo según corresponda). Además, si la idea es publicar un video de formato corto en Facebook, es preferible redactar un guión breve con fragmentos de oraciones. Por otro lado, si buscas producir un video explicativo extenso para tu sitio web, asegúrate de que sea lo más detallado posible.

Distingue la narración principal de las narraciones secundarias, la superposición de texto y las voces en off usando distintos formatos de texto o notas

Por ejemplo, si quieres que en tu video primero aparezca el protagonista desarrollando la narración principal y luego se realice una transición hacia una toma en primer plano de tu producto con una superposición de texto, deberías escribir todos estos detalles en el guión. De este modo, cualquier persona que lo lea sabrá exactamente lo que se debe decir frente a la cámara y qué fragmentos corresponden al proceso de edición.

Observa a continuación cómo lo hacen nuestros amigos de Wistia en su guión del video Wistia's scripting tips. La superposición de texto se marca con la palabra “TEXTO” en mayúscula y negrita; las marcas de audio aparecen en mayúscula: “SONIDO DE REBOBINADO”; y las narraciones secundarias o información adicional aparecen en cursiva y entre paréntesis: “(con anteojos)”.

Nota: podría ser útil mirar el video primero para que este fragmento del guión tenga sentido.

Fuente: Wistia

Incluye todas las palabras en el guión

Es comprensible que pienses en anotar solo los puntos principales de un guión y luego simplemente improvisar frente a la cámara (en especial si conoces el tema). Este enfoque dificulta la tarea de comunicar un mensaje de la manera más clara y concisa posible (que es lo que deberías intentar hacer en todos los videos que elabores), y, por lo general, hará que tengas que repetir el trabajo varias veces.

Es por eso que recomendamos escribir hasta la última palabra. Créeme, si sigues esta recomendación, lograrás mantener la organización durante el rodaje y ahorrarás mucho tiempo.

Elabora un guión corto

Cuando se trata del marketing, los videos cortos tienen un mejor desempeño que los largos, pero para crear un video breve, primero necesitamos un guión breve. Intenta que tu guión no supere las 2 páginas. Y si puedes escribirlo en una sola, mucho mejor. Vale la pena realizar 2 o 3 rondas de edición con el único objetivo de eliminar todo lo que está de más en tu redacción. También podría ser útil leerlo en voz alta para detectar oportunidades de lograr un tono más conversacional, o de acortar las oraciones.

El resultado será un video breve, interesante y que permite un proceso de edición simple.

Utiliza esta plantilla de guión

Escribir un guión desde cero es mucho más difícil que hacerlo a partir de un ejemplo. Para comenzar, puedes descargar la plantilla de guión en formato de Word que utilizamos para crear este video con Wistia:

¿Ya tienes listo tu guión? ¡Excelente! Hemos llegado al último paso.

3) Haz una prueba

Ahora que ya sabes cómo elaborar un guión, es momento de realizar un ensayo general (es decir, una primera lectura del guión frente a la cámara).

¿Por qué es necesario ensayar? Porque algunas palabras lucen bien en un papel, pero cuando las dices en voz alta, no suenan de la misma manera. El ensayo general es el momento de ajustar el tono y eliminar todo lo que suena demasiado formal, extraño, robótico o de alguna otra manera inapropiado para el mensaje que intentas transmitir.

Échale un vistazo al video a continuación sobre cómo llevar a cabo un ensayo general:

Un último consejo...

A la hora de grabar, usa un equipo portátil y una silla como teleprónter

De la misma manera en que no necesitas un guión rebuscado, tampoco te hace falta un teleprónter sofisticado para recordar las líneas. Aunque sí necesitas ayuda para recordar el texto. Simplemente puedes usar dos elementos con los que ya cuentas (una silla y un equipo portátil) para tener el texto a mano mientras estás grabando.

Si quieres obtener más consejos sobre cómo usar las herramientas que tienes a tu disposición para crear un video de marketing fabuloso, echa un vistazo a esta guía para grabar videos con un iPhone.

¿Tienes otros consejos para ayudar a los profesionales del marketing a producir un guión de video excelente? Comparte tus comentarios a continuación.

Nota del editor: este artículo se publicó originalmente en noviembre de 2013 y se actualizó con fines de precisión y exhaustividad.