Marketing

Las claves para crear un departamento de contenidos

Written by Berta Hernandez | junio 1 2015

Seguro que habrás escuchado más de una vez aquello de que, en el mundo del marketing, el contenido es el rey; una afirmación que ha cobrado más sentido que nunca en los últimos años. ¿El motivo? Los sucesivos cambios en el algoritmo de Google para primar la calidad de los contenidos a la hora de mostrar a los usuarios sus resultados de búsqueda en Internet. 

De todos modos, existen otras razones que explicarían la importancia del content marketing o marketing de contenidos en cualquier estrategia online: por un lado, las posibilidades de branding que ofrece al permitir posicionar a la empresa como experta en su sector; y, por otro, su capacidad para atraer clientes potenciales. Esta última es, precisamente, la piedra angular del inbound marketing: conseguir visitas al sitio web de la empresa por parte de su público objetivo para así obtener sus datos, persuadirlo poco a poco de los beneficios de los productos y servicios que ofrece la empresa, convencerlo para que acabe adquiriéndolos y, por último, fidelizarlo.

De ahí la importancia de crear contenido valioso y de calidad para la audiencia que la empresa necesita. Y para ello, nada mejor que poner marcha un departamento de contenidos propio. A pesar de que lo ideal es que la empresa asuma la creación de estos contenidos a nivel interno, no hay que perder de vista que desplegar y mantener este equipo de trabajo supone unos costes fijos que no todas las empresas pueden permitirse.

Cuando eso ocurre, cabe plantearse la oportunidad de adoptar fórmulas que combinen la presencia de profesionales en plantilla y el trabajo de freelancers. Aunque es evidente que no existe una solución universal para que este proyecto funcione a la perfección desde el primer momento, sí pueden adoptarse unas pautas que ayudarán a priorizar la contratación de los especialistas realmente imprescindibles.

Los perfiles indispensables: ¿en qué orden contratarlos?

A pesar de la flexibilidad que puede llegar a brindarnos la contratación de profesionales externos, existe una figura fundamental a la hora de articular el nuevo departamento y que, por lo tanto, debe entrar a formar parte de la estructura de la empresa: se trata del digital marketing manager o mánager de marketing digital, que es quien deberá dirigir el nuevo departamento.

Si bien es cierto que este perfil todavía escasea en algunos países, se debe optar por alguien con una dilatada experiencia en marketing de contenidos o inbound marketing. Este aspecto es fundamental, ya que será el encargado de dirigir un equipo de trabajo multidisciplinar y de definir sus estrategias. Además, debe de ser capaz de detectar las necesidades informativas del público objetivo de la empresa y de coordinar la generación y viralización de contenidos de calidad. Este es, por lo tanto, el único perfil que nunca debería externalizarse.

Tras el digital marketing manager, encontramos otros tres perfiles estratégicos que se deberían incorporar a la plantilla lo antes posible. Te los enumeramos por orden de prioridad. 

1) Social media manager. Se trata del mánager de redes sociales, quien asumirá la responsabilidad de relaciones públicas a través de Internet. Esta figura es fundamental por sus amplios conocimientos en redes sociales y sus habilidades para dar la máxima difusión a los contenidos publicados. Además, también debe tener una buena relación con bloggers, influencers, gurús y especialistas que conozcan a fondo el nicho de mercado de la empresa, ya que su público también será el suyo.

2) Diseñador gráfico y/o front-end developer. Este profesional es quien se encarga de la parte visual de los artículos y contenidos generados, es decir, la fotografía, el vídeo y la creación de infografías; y de su maquetación, para ser publicados online o bien enviados por correo electrónico a los contactos de la empresa. Deido a la creciente importancia de este tipo de contenidos, los cuales, según un estudio reciente, generan un 37% más de interacciones que las publicaciones que sólo incluyen texto, contar con los servicios de un diseñador es una obligación para el nuevo departamento. Del mismo modo, no hay que obviar que, junto con el social media manager, forma un tándem clave para el departamento, ya que el diseñador proporcionará a éste contenidos más virales para ser compartidos en las comunidades online.

3) Redactor. Este perfil, otra de las piedras angulares del departamento, corresponde a personas con formación en periodismo, comunicación audiovisual o filología, capaces de redactar textos que sean interesantes, valiosos y atractivos para el público potencial de la empresa. Aunque existen numerosos redactores que ofrecen sus servicios como freelancers, es aconsejable incorporar a uno de estos profesionales en plantilla cuando el departamento de contenidos comience a funcionar. Por otro lado, y para que el resultado de las tareas asignadas sea óptimo, los redactores deberían trabajar codo con codo con los expertos de la empresa, ya que estos, por regla general, disponen de mayores conocimientos que el periodista. La labor de este último consistirá en presentar los contenidos que le proporcionen los especialistas de la forma más atractiva posible.

Otros colaboradores 

Finalmente, existen otros tres profesionales que pueden ofrecer sus servicios por cuenta propia (de hecho, esta es la alternativa que te recomendamos desde InboundCycle). Los mencionamos por orden de relevancia:

1) Editor. Se encarga de las correcciones y de las revisiones ortotipográficas de los artículos, ebooks e infografías, así como de establecer y unificar los criterios de redacción de la empresa a través de un manual o guía de estilo. Idealmente, esta responsabilidad debería ser asumida por un profesional con estudios en filología o corrección.

2) Programador. Además de editar el sitio web de la empresa, este perfil también se encarga de la creación de aplicaciones y contenidos interactivos, como calculadoras o tests.

3) Experto en SEO y SEM. Ambos perfiles son necesarios para garantizar un buen posicionamiento del site de la empresa en buscadores, ya sea mediante acciones de pago (SEM) o a través de la puesta en marcha de técnicas que ayuden a los contenidos web a posicionarse en los mejores lugares de los resultados de búsqueda. Al tratarse de perfiles muy codiciados y por tanto, con tarifas por hora bastante elevadas, para muchas empresas la mejor opción será conseguir sus servicios de manera puntual y como freelancers.

Este es el formato que nos ha funcionado a nosotros ¿Qué te ha parecido? ¿Echas en falta otros perfiles que pueden ayudar a la creación de contenidos? Si es así, no dudes en compartir tu experiencia con nosotros.