Marketing

Adiós a las adivinanzas, hola A/B testing

Written by Fernando Calderón | marzo 10 2015

Los marketers actuales tenemos un gran reto en la publicidad digital: necesitamos menos suposiciones y más datos cuantitativos. ¿Qué quiere decir esto? Que hoy en día, con todas las herramientas que existen para medir los alcances de una campaña, ya no debemos “adivinar” por qué una idea tuvo o no tuvo éxito; más bien debemos conocer y entender qué variable fue la que convenció a un cliente para comprar nuestro producto. Esto, desde hace años, es posible.

Mensajes distintos, resultados distintos, una sola inversión: A/B testing

En el año 2000, Google comenzó a utilizar los A/B test para observar cómo se comportaban los usuarios. En los resultados de búsqueda a algunas personas les mostraba 20 páginas para dar clic, a otras 25 y a unas más 30. Con esto fue evaluando múltiples criterios en tiempo real para después modificar su sitio.

En el Inbound Marketing podemos medir dos o más ideas de publicidad en emails, landing pages, etcétera, con una sola inversión y con el fin de responder a preguntas subjetivas: ¿qué mensaje funcionará mejor en la campaña, éste o éste?, ¿debemos inclinarnos por algo racional o emocional?, ¿qué imagen será más efectiva para que den clic, ésta o ésta?, ¿el texto es el ideal o mejor éste otro?

Al comparar dos proyectos similares con cifras –pero también distintos en algún punto– tenemos la información para corroborar o desmentir lo que intuíamos y saber por qué algo está funcionando –o no– en la estrategia de marketing que realizamos. ¡Adiós conjeturas, hola argumentos justificados!

¿Qué necesitamos para hacer A/B testing y cómo lo hacemos?

Uno de los pilares del marketing de OCCMundial es el correo electrónico. A través de él llegamos a millones de usuarios para comunicar ofertas y productos. Como es lógico, al confeccionar nuestras campañas publicitarias tenemos más de un mensaje que nos parece efectivo, diferentes propuestas de diseño que creemos convenientes y la duda de qué Call To Action (llamado a la acción) tendrá mejores resultados en los usuarios.

Teniendo tal disyuntiva, y ya realizados los esfuerzos, sería impensable dejar algo que nos parece valioso fuera de nuestra inversión; pero tampoco podemos invertir el doble de nuestro presupuesto. Así que con la ayuda de HubSpot lo hacemos posible:

Supongamos que queremos enviar un email a 10.000 personas y contamos con dos ideas que nos parecen muy convenientes. En una se maneja una promoción increíble y un diseño muy ágil para llegar al call to action; en la otra hay un mensaje emocional fuerte, diversos beneficios y un diseño menos urgente para llegar al llamado a la acción. ¿Cuál tendrá mejor desempeño?

Lo que hacemos es pedirle a HubSpot que del total de la base de datos que hemos seleccionado elija un 10 % para la opción de correo #1 y un 10 % para la opción #2 (las cifras son sólo ejemplos).

Establecemos un tiempo determinado (podría ser una hora) y, para finalizar, le solicitamos que después de ese intervalo de minutos evalué cuál de las dos propuestas tuvo mejor apertura, más clics o más leads para, entonces sí, enviar al 80 % restante nuestra campaña de publicidad.

Sí, lo que necesitamos es tecnología, y tú también la tienes a tu alcance.

Encuentra la variable perfecta en tu marketing (consejos)

Hacer A/B testing te ayudará a investigar en tiempo real cómo se comporta el público con pequeños cambios que realices en tu publicidad digital, sin comprometer tus inversiones. Es ideal para dejar de “adivinar” y más bien llegar a la fórmula perfecta para atraer a más clientes potenciales.

Para lograr óptimos resultados es necesario tener muy bien definido el público al que te diriges (buena segmentación en las bases de datos) y que sepas identificar con claridad las variables que quieres medir. Se trata de experimentar, comparar, analizar y definir tus estrategias con números y pruebas sólidas. Se trata de ser un marketero del futuro.