Marketing

7 claves para elaborar un calendario para tu blog

Written by Rita Soler | octubre 14 2014

Tener un blog propio es una de las mejores maneras de atraer visitantes a tu web y convertir leads. Por tanto, si sigues esta serie de consejos para sacarle el máximo provecho, el blog de ​​tu empresa puede llegar a ser una herramienta crítica en tu estrategia general de marketing digital. Sin embargo, mantenerlo se te puede hacer muy difícil si no planificas un calendario editorial. Aquí te damos algunas sugerencias que te pueden ayudar.

1) Identifica el perfil de tus usuarios ideales (buyer persona)

El primer paso para poder organizar un blog es definir el perfil de tus usuarios IDEALES. Este paso es fundamental: si no sabes a quién quieres atraer, difícilmente podrás escribir textos que llamen su atención.

En fases iniciales del negocio, se recomienda centrarse en un máximo de 3 perfiles: para describirlos, piensa en datos como edad, sexo, nacionalidad, etc. pero también en sus objetivos y en las dudas o dificultades con las que podrías ayudarles.

2) Establece un horario

Haz cálculos sobre cuántas entradas a la semana podrás hacer, ya sea por cuestión de tiempo o de presupuesto. Sé realista: es mejor publicar dos veces al mes que empezar publicando un artículo cada día durante una semana y luego no publicar ninguno durante tres meses. La regularidad es clave.

Cuando tu blog tenga un poco de historia, analiza los informes estadísticos para comprobar cuál es el mejor día, e incluso la mejor hora, para publicar.

3) Determina las categorías de los posts

Las categorías de un blog no deberían elegirse según el tema del post, sino al revés. Toma papel y lápiz y piensa en categorías basadas en tus usuarios ideales: intenta encontrar de 5 a 10 categorías que podrían interesar a los lectores y que estén relacionadas con tu negocio.

Por ejemplo, si haces catering para bodas, las categorías de tu blog podrían ser salones de boda, fotografía de boda, viajes de boda, estilismo para bodas y menús de boda. Se trata de categorías generales pero que son específicas a las necesidades de tus lectores y de tu negocio.

4) Haz un brainstorming sobre temas para redactar

Una vez que tengas claro para quién escribes, comienza a anotar ideas sobre posibles artículos que puedan interesar a tus perfiles. No te censures, simplemente ve apuntando a medida que vayan saliendo ideas y después descarta las que se repitan o no cuadren con tu plan de marketing de contenidos general.

  • Trata de repartir las ideas entre las categorías que has creado.
  • Los artículos de tu blog no deben ser sobre tu empresa o lo que vende. Deben proporcionar información útil, de esta manera atraerás usuarios de forma orgánica. Por ejemplo, una novia que esté buscando alguno de estos temas, llegará a tu blog, descubrirá toda la información valiosa que compartes y volverá otro día a buscar más.
  • Los posts no tienen que ser necesariamente largos. Una imagen o un vídeo puede ser una buena entrada. De hecho, ofrecer formatos variados como eBooks, infografías o whitepapers es una manera excelente de atraer usuarios hacia tu blog (con este tipo de contenido premium, además, tienes la posibilidad de crear una base de datos con leads).

5) Completa un calendario editorial

Teniendo las bases bien preparadas, el blog de ​​tu empresa no debería sufrir por falta de organización. En Internet hay una gran cantidad de plantillas para hacer el calendario editorial de tu blog, pero un simple calendario de pared con notas de color puede servir.

Puedes hacer un calendario editorial de un trimestre, un semestre o de todo un año, pero lo importante es que te ayude a:

  • Tener organizados los temas y los redactores del blog: de esta manera no solaparás entradas.
  • Controlar el uso de palabras clave y calls-to-action.
  • Asegurarte de que el contenido es apropiado y regular.

6) Sé flexible

Recuerda que el calendario editorial de tu blog no es inamovible, así que no te preocupes demasiado si tenías pensado publicar un tema mañana y resulta que hay una noticia de última hora y la aprovechas.

7) Redacta el blog con cariño

Por último, ya sabes que para escribir un blog de ​​empresa debes utilizar técnicas SEO, pero lo que a veces no es tan evidente es que se debe escribir con mucho afecto. El logaritmo de Google se está volviendo escalofriantemente sofisticado y cada vez es más bueno detectando posts hechos para las spiders en vez de para los usuarios.